Alumno protagonista de su aprendizaje

Alumno protagonista de su aprendizaje

describe tu carácter y personalidad en inglés

Hace diecinueve años, cuando mi familia se trasladó de Ohio a Massachusetts, el nuevo instituto de mi hija le entregó un manual del estudiante de 26 páginas. Después de la primera página, venían 24 páginas de derechos de los estudiantes. Al final, había una sola página de responsabilidades de los estudiantes.

Para mí, ese manual era una metáfora de la escuela. Los niños eran muy conscientes de sus derechos: el hecho de que no se les podía poner un examen sin avisar con dos días de antelación; el hecho de que los profesores no podían inspeccionar las taquillas; los límites de lo que podían decir los profesores. Pero los alumnos tenían mucho menos claras sus obligaciones.

Esta escuela, como todas las demás, enseñaba valores a los niños. En los años 70 y 80 se hablaba de una educación sin valores y se intentaba eliminar la instrucción moral de las escuelas. Sin embargo, como ilustra este ejemplo, es una profunda tontería pensar que se puede tener a los niños durante seis o siete horas al día, cinco días a la semana, 180 días al año, y no darles un sentido de lo que está bien o mal, de lo que vale la pena y de lo que no vale la pena.

protagonista (personajes)

La historia de la evaluación del carácter se remonta literalmente a miles de años atrás. El primer sistema destacado de evaluación del carácter fue creado por Benjamin Franklin a mediados del siglo XVII. La evaluación del carácter se consideraba el mejor método para mejorar el carácter. Como ocurre con muchas cosas en la educación y la psicología, la sabiduría antigua se anticipó a las ideas actuales. Veamos este sistema de evaluación y llevémoslo a la práctica actual.

Paso 1: Ajustar las expectativas. Antes de que se inventara el término, este sistema seguía la filosofía de una mentalidad de crecimiento, según la cual el carácter no es un conjunto de rasgos innatos y permanentes, sino que se compone de atributos que pueden y deben modificarse y cultivarse. Y la manera de mejorar el carácter es mediante la evaluación y la reflexión continuas.

Paso 2: Determinar los atributos del carácter que hay que evaluar y mejorar. En lugar de creer que los individuos pueden realizar fácilmente esta indagación diaria, Franklin creía en la idea de «contabilizar» literalmente o determinar cuáles eran las «cuentas» y luego crear un sistema de recuento para que no hubiera dudas sobre el estado del propio carácter al final de un periodo de tiempo determinado. Franklin identificó 13 atributos clave. Algunos, como la sinceridad, la laboriosidad, la humildad y la justicia, parecen bastante actuales; otros, como el silencio, la limpieza y la tranquilidad, reflejan más su época.

cómo describir la personalidad y el carácter en inglés

La Celebración de los Estudiantes de Carácter se celebra cada año para reconocer a los estudiantes que son líderes silenciosos, entre bastidores, y que de otro modo podrían ser pasados por alto para las becas. Sin embargo, debido a las regulaciones de permanencia establecidas por el Estado, Sourcewell tuvo que encontrar una forma alternativa de celebrar el evento.

«Sabemos lo mucho que nuestros profesores, los estudiantes que serán reconocidos, sus familias, e incluso nuestra comunidad esperan este evento cada año», dijo el Director Ejecutivo y CEO de Sourcewell, el Dr. Chad Coauette. «No había forma de que pudiéramos cancelar de plano esta importante celebración. Y, gracias a unas cuantas mentes creativas de nuestro departamento de marketing y multimedia, pudimos encontrar una forma de que todos pudiéramos seguir unidos sin dejar de estar separados.»

Cada estudiante recibió una beca gracias a la generosidad del Central Lakes College, el Minnesota State Community and Technical College, empresas de la zona y particulares. Todos los estudiantes tuvieron la oportunidad de ganar premios de entrada, también proporcionados a través de donaciones.

10 extrañas reglas que los alumnos deben seguir en mi héroe

Esta es la NUEVA EDUCACIÓN que impulsa César Bona, el único profesor de España que ha sido candidato y finalista en el Global Teacher Prize (2015). En aquella edición resultó ganadora Nancie Atwel, de Estados Unidos, una profesora que motiva a sus alumnos y les ayuda a disfrutar de la lectura. ¡Sus alumnos leen una media de 40 libros al año! Y en 2015, el 96% de sus alumnos se matriculó en la Universidad. ¿Son mejores estudiantes? ¡¡¡No!!! Tienen un profesor diferente, ¡un profesor mejor!

En el siglo XXI, los alumnos y participantes en cursos, seminarios y talleres son los verdaderos protagonistas. El profesor o formador tiene que estar a su servicio, siempre orientado a desarrollar el talento y conseguir que todos disfruten del momento mágico del aprendizaje. Cuando los alumnos se sienten protagonistas, se sienten poderosos, se sienten fuertes y se sienten capaces de aprender cualquier cosa.