Como dormir a un bebe de 4 meses

Como dormir a un bebe de 4 meses

Regresión al sueño en niños de 4 meses

Una rutina para irse a la cama puede ser la siguiente: toma de leche materna o de fórmula, baño/lavado, cambio de pañal y pijama secos, y lectura de un cuento antes de acostarse. Cuando se realiza el mismo conjunto de actividades en el mismo orden cada vez, los niños pueden predecir lo que viene a continuación, lo que aumenta su sensación de seguridad. Esto puede facilitar la transición al sueño.2. Anima al bebé a dormirse en su espacio de sueño.Una de las mejores formas de evitar que los bebés se despierten con frecuencia por la noche es ayudarles a aprender a dormirse a la hora de acostarse en las mismas condiciones que experimentarán durante el resto de la noche.

Si tu objetivo es que el bebé pase la mayor parte de la noche en su cuna, enséñale a dormirse allí. Si tiende a dormirse en tus brazos (o en otra superficie para dormir), deberás darle tiempo y oportunidad para que se adapte a dormirse en su espacio preferido.3. Dale espacio para que practique a dormirse solo.Ayudar a tu bebé a aprender a dormirse de forma independiente es probablemente el paso más importante que puedes dar para reducir el impacto de la regresión de los 4 meses. Los bebés que son capaces de dormirse sin ayuda externa (como palmaditas, mecerlos o alimentarlos para que se duerman) pueden utilizar esas mismas habilidades para enlazar los ciclos de sueño durante la noche y después de una breve siesta. Esto se traduce en periodos más largos de sueño.  4. Las cortinas opacas pueden ser uno de nuestros inventos favoritos. Dado que la exposición a la luz ayuda a indicar a nuestros relojes internos cuándo deben despertarse, un dormitorio realmente oscuro puede significar siestas más largas y despertares más tardíos, especialmente cuando hay luz en el exterior.

Cómo dormir a un bebé en 40 segundos

Los patrones de sueño de los bebés varían, pero la mayoría de ellos duermen 14 o 15 horas repartidas entre el día y la noche. La rutina de sueño de un recién nacido puede ser diferente a la de un bebé mayor. A medida que el bebé crece, dormirá durante más tiempo por la noche y tendrá 2 o 3 horas menos de sueño durante el día. Si tu bebé está contento durante los periodos de vigilia durante el día, ha dormido lo suficiente.

Los bebés muestran «señales de cansancio» cuando se están cansando y necesitan dormir, como muecas, bostezos, fruncimientos, succión, mirada fija, acurrucamiento, movimientos espasmódicos, exceso de actividad, apretar los puños, frotarse los ojos, estar inquieto o llorar. Responder pronto a estas señales de cansancio evita que tu bebé se angustie y facilita que se duerma.

Solución a la regresión del sueño a los 4 meses

A los 4 meses, la duración del sueño es similar a la de los 3 meses (entre 11 y 15 horas en 24 horas). Los bebés de 4 meses suelen hacer de tres a cuatro siestas al día, cada una de las cuales comienza unas dos horas después de haberse despertado por última vez. Sin embargo, algunos bebés duermen dos siestas un poco más largas, una por la mañana (a partir de las 9:00 o 9:30) y otra por la tarde (a partir de las 14:00 o 14:30).

Si aún no has iniciado una rutina para ir a la cama, ¡ahora es un buen momento! Procura que la hora de acostarse esté entre las 19:00 y las 20:00. Ten en cuenta que, en realidad, es más difícil conseguir que un bebé se duerma después de las 21:00. Cuanto más tarde y más cansado esté, más difícil será que se duerma. Para la rutina de dormir de tu pequeño, asegúrate de elegir actividades que os gusten a ti y a tu bebé y que sean importantes para vuestra familia. Elige tres o cuatro actividades que podáis hacer en el mismo orden cada noche. Haz que tu rutina sea breve, de unos 20 a 30 minutos. Puedes incluir un baño, un cuento, una canción, una actividad tranquila y/o una oración. Si la alimentación forma parte de la rutina, haz que sea el primer paso de la rutina en lugar del último para evitar asociar la alimentación con el sueño. Termina la rutina acostando a tu hijo despierto para ayudarle a calmarse mientras se duerme.

Señales de regresión del sueño a los 4 meses

Los nuevos despertares nocturnos, incluso cada 1 ó 2 horas, los despertares 40 minutos después de la hora de acostarse y las abundantes siestas son señales reveladoras. ¿Qué está pasando? Esto significa que el bebé es mucho más probable que se despierte entre ciclos de sueño, que empiece a echarse una siesta y que empiece a despertarse con más frecuencia por la noche. No son capaces de volver a acomodarse de un ciclo de sueño al siguiente.

La regresión del sueño a los 4 meses es en realidad un término equivocado. Aunque parezca un enorme paso atrás en el sueño, en realidad es un hito del desarrollo que marca una progresión en el desarrollo cerebral de tu bebé.

«Para ponerlo en perspectiva, si coges a tu bebé en brazos para dormirlo, tendrías que abrazarlo durante al menos 30 minutos para asegurarte de que está en un sueño profundo y luego podría despertarse 15 minutos más tarde. ¿Te resulta familiar?» Sitio web sobre el sueño del bebé

Asume que el bebé tiene hambre y simplemente dale de comer en cuanto se despierte. Si sigues haciendo esto durante uno o dos días y notas que tu bebé no quiere alimentarse a esas horas, es probable que se trate de un problema de sueño, no de hambre.