Como organizar una fiesta infantil

Lugares para fiestas de cumpleaños infantiles

A todos los niños les encanta celebrar sus cumpleaños, especialmente cuando son los invitados de honor y el centro de atención de todos, soplando velas y recibiendo regalos. Aunque siempre es una experiencia preciosa y memorable para usted y su hijo, planificar y organizar una fiesta de cumpleaños puede ser estresante. Si te encuentras buscando consejo sobre dónde y cómo empezar, sigue nuestros consejos.

Empieza investigando los locales para fiestas de tu zona y llámales para conocer los precios exactos y la disponibilidad para el día de tu fiesta. Cuando tengas unas cuantas opciones generales, te resultará más fácil comparar lo que se adapta mejor a tu presupuesto y a tu temática. Si tienes una idea general de cuánto quieres gastar, ten en cuenta la cantidad que gastaste el año pasado. Recuerda que no tienes que pasarte de la raya para impresionar a los padres, sólo asegúrate de que los niños se lo pasen en grande.

Es el cumpleaños de tu hijo, así que deja que elija el tema que quiera. Sugiéreles algunas ideas para saber qué es lo que más les entusiasma, ya sea un tema de princesas, piratas o personajes. Dependiendo de la edad de tu hijo, la regla general es esperar que la fiesta dure alrededor de 2 a 3 horas, así que asegúrate de avisar a los padres de cuándo pueden recoger a sus hijos. A continuación, pasa a la decoración, la ropa y las invitaciones.

Wikipedia

En Anges De Sucre, tenemos todo cubierto. No sólo nos dedicamos a los glaseados y las virutas, o a los polvos de hornear y las galletas (aunque, sinceramente, estas son algunas de nuestras cosas favoritas). Lo nuestro son las celebraciones y el buen hacer.

Hemos reunido algunos consejos para asegurarnos de que el cumpleaños de tu hijo sea un sueño (en lugar de una pesadilla… a menos que sea de temática de Halloween, por supuesto) y nuestro útil calendario de fiestas te mantendrá al día.

Disfrutar de un día lleno de diversión es una prioridad, así que asegúrate de planificar exactamente cuánto quieres gastar y saber cuánto costarán todos esos extras. Si controla bien el presupuesto, evitará que los costes se descontrolen y que el estrés por el dinero arruine el gran evento.

¿Invitará a todos los compañeros de clase de su hijo o será más feliz entre seis o diez de sus amigos más cercanos? Si elabora una lista de invitados con antelación, podrá hacerse una idea de dónde celebrar la fiesta, cuánto costará y si habrá o no catering para adultos. También puedes planificar las actividades y los juegos en consecuencia.

Cómo organizar una fiesta de cumpleaños para adultos

Las fiestas de los niños pueden ser más divertidas que las de los adultos: no tienes que ser tan serio y puedes dejar salir a tu niño interior con ellos. Además, al final del día, cuando toda la energía de los niños se ha agotado y se han dormido, ¡tú también estás ahí, tumbado a su lado, echándote una pequeña siesta!

Resumen del artículoXYa sea que tu hijo cumpla 3 o 13 años, comienza a planearlo eligiendo un tema que les entusiasme, como los piratas, las princesas o los superhéroes. Envía las invitaciones con la hora de inicio, la hora de finalización y la dirección de la fiesta. A continuación, compra o haz la decoración, ¡y no te preocupes si no eres mañoso! Todo lo que necesitas son manteles de colores y globos para animar el espacio. Elige algunas actividades, como capturar la bandera o una búsqueda del tesoro, y haz o encarga una tarta de cumpleaños. Para obtener más ayuda sobre cómo hacer recuerdos creativos para la fiesta y el final de la misma, ¡sigue leyendo!

Cómo organizar una fiesta de 7º cumpleaños para una niña

El cumpleaños de tu hija es algo que hay que celebrar. Sin embargo, aunque te apetezca organizar una fiesta y comprarle un regalo especial, no te sientas presionada a exagerar.  Las fiestas infantiles pueden ser más divertidas que las de los adultos, ya que no tienes que ser tan serio, puedes dejar salir a tu niño interior con ellos e involucrarte también en los temas. Además, al final del día, cuando toda la energía de los niños se ha agotado y se han dormido, ¡tú también estás a su lado echando una siestecita!