Como saber si mi bebe es intolerante ala lactosa

Como saber si mi bebe es intolerante ala lactosa

intolerancia a la proteína de la leche de vaca bebé

Normalmente, la lactosa se descompone en el intestino mediante una enzima llamada lactasa. Sin embargo, algunas personas (incluidos los bebés) no tienen suficiente cantidad de esta enzima. Sin la lactasa para descomponerla, la lactosa permanece en el intestino y las bacterias se la «comen». Esto produce grandes cantidades de gases, que a su vez producen los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

Si tu bebé presenta alguno de estos síntomas o crees que tiene problemas para digerir un alimento, debes consultar a tu médico o profesional de la salud. Ellos podrán aconsejarle sobre la mejor manera de abordar la afección.

Dependiendo de la causa, tu bebé puede recuperarse completamente o ser capaz de tolerar más lactosa en el futuro. En algunas personas, la afección dura toda la vida. Tu médico hablará contigo sobre cuándo y cómo debes reintroducir la lactosa para ver si la intolerancia ha desaparecido.

síntomas de la alergia a los lácteos en los bebés alimentados con leche materna

Los bebés con intolerancia a la lactosa no pueden digerir la lactosa correctamente y ésta permanece indigesta en el intestino. La acumulación de lactosa atrae el agua, lo que produce heces acuosas (caca) que provocan diarrea.

Los bebés muy pequeños a menudo no producen suficiente enzima (lactasa) que ayuda a digerir la lactosa. Tu bebé puede tener intolerancia a la lactosa sin haber tenido nunca una diarrea infecciosa, pero la enzima aumentará con la edad, por lo que no es necesario interrumpir la lactancia a menos que la intolerancia a la lactosa sea grave y provoque deshidratación o un mal crecimiento.

Es preferible que sigas dando el pecho si puedes, pero si el médico te aconseja que dejes de dar el pecho suele ser por muy poco tiempo, por lo que tendrás que tomar medidas para mantener la producción de leche.

Si tu bebé tiene edad suficiente para comer sólidos, es importante que no coma alimentos con alto contenido en leche, como el yogur, el queso blando y las natillas. El queso cheddar y otros quesos duros están bien. El bebé no debe tomar zumos, cordiales ni otras bebidas azucaradas.

caca de bebé intolerante a la lactosa

Aunque es relativamente infrecuente, los bebés pueden ser intolerantes a la lactosa. Sigue leyendo para saber cómo detectar los síntomas y lo que significa para la dieta de tu bebé, así como para su salud y desarrollo futuros.

La lactosa es un azúcar que se encuentra de forma natural en la leche y en la mayoría de los productos lácteos. Para descomponerla, de modo que sea más fácil de digerir, el cuerpo utiliza la lactasa, una enzima digestiva producida en el intestino1. La intolerancia se produce cuando el organismo es incapaz de producir suficiente lactasa para digerir la lactosa.

Aunque los síntomas pueden ser muy similares, es importante recordar que la intolerancia a la lactosa no es lo mismo que tener una alergia a la leche.  En el caso de la alergia a la leche, el sistema inmunitario está implicado, mientras que en la intolerancia no lo está.

Primaria: es cuando la producción natural de lactasa del organismo disminuye en torno al 10-30%. Esto puede deberse a la edad o a la reducción de la cantidad de productos lácteos que se consumen. La intolerancia primaria a la lactosa no suele producirse antes de la edad adulta y, en la mayoría de los casos, se asocia a grupos culturales en los que los productos lácteos no forman parte de la dieta de los adultos5.

intolerancia a la lactosa en bebés alimentados con fórmula

Los bebés con intolerancia a la lactosa no pueden digerir la lactosa correctamente y ésta permanece indigesta en el intestino. La acumulación de lactosa atrae el agua, lo que produce heces acuosas (caca) que provocan diarrea.

Los bebés muy pequeños a menudo no producen suficiente enzima (lactasa) que ayuda a digerir la lactosa. Tu bebé puede tener intolerancia a la lactosa sin haber tenido nunca una diarrea infecciosa, pero la enzima aumentará con la edad, por lo que no es necesario interrumpir la lactancia a menos que la intolerancia a la lactosa sea grave y provoque deshidratación o un mal crecimiento.

Es preferible que sigas dando el pecho si puedes, pero si el médico te aconseja que dejes de dar el pecho suele ser por muy poco tiempo, por lo que tendrás que tomar medidas para mantener la producción de leche.

Si tu bebé tiene edad suficiente para comer sólidos, es importante que no coma alimentos con alto contenido en leche, como el yogur, el queso blando y las natillas. El queso cheddar y otros quesos duros están bien. El bebé no debe tomar zumos, cordiales ni otras bebidas azucaradas.