Ejercicios de equilibrio y coordinacion

Ejercicios de equilibrio y coordinacion

ejemplos de ejercicios de equilibrio y coordinación

El equilibrio es algo que la mayoría de nosotros da por sentado. No solemos pensar mucho en él a menos que experimentemos problemas, como mareos, inestabilidad o incluso caídas. Mantener la estabilidad o tener un centro de gravedad firme es fundamental para una serie de actividades cotidianas y para la seguridad física. Por ejemplo, tareas comunes como caminar, subir las escaleras e incluso poner el cuerpo en pie desde una posición sentada requieren equilibrio. Un buen equilibrio también equivale a una buena postura. Las tareas de equilibrio se deben a la propiocepción; la capacidad de percibir la posición, la ubicación y la orientación de cada parte del cuerpo en relación con otras partes.    Mantener el control del cuerpo puede resultar más difícil con la edad.    Puedes evitar el declive y mantener tu sentido del equilibrio agudo con estos ejercicios básicos.

– Manteniendo la cabeza recta, respire profundamente y levante lentamente la pierna derecha del suelo. A medida que te sientas más seguro con la posición, sube la pierna hasta que la rodilla esté lo más cerca del pecho que puedas manejar cómodamente.

ejercicios de equilibrio para adultos

En Norteamérica, las caídas son una de las principales causas de lesiones y muerte de las personas mayores. Sin embargo, usted no tiene por qué ser víctima de resbalones y caídas. Haciendo ejercicio, puede mejorar su equilibrio y su fuerza, para poder mantenerse erguido y sentirse más seguro al caminar.

Lo mejor es empezar con un sencillo ejercicio de equilibrio para personas mayores. A continuación te explicamos cómo hacerlo: ponte detrás de una silla firme y sólida (no con ruedas) y agárrate al respaldo de la misma. Levanta el pie derecho y haz equilibrio sobre el izquierdo. Mantén esa posición todo el tiempo que puedas y luego cambia de pie.

Coloca el pie derecho delante del izquierdo de forma que el talón del pie derecho toque la parte superior de los dedos del pie izquierdo. Mueve el pie izquierdo delante del derecho, apoyando el peso en el talón. A continuación, desplaza el peso hacia los dedos del pie. Repite el paso con el pie izquierdo. Camina así durante 20 pasos.

Póngase de pie con los pies separados, de modo que el espacio entre ellos sea del mismo ancho que sus caderas. Asegúrate de que ambos pies se apoyan firmemente en el suelo. Manténgase erguido, con la cabeza a la altura. A continuación, transfiera su peso al pie derecho y levante lentamente la pierna izquierda del suelo. Mantén esa posición el mayor tiempo posible (pero no más de 30 segundos).

beneficios de los ejercicios de equilibrio

Todo lo que haces -desde levantar pesas hasta dar un simple paseo- requiere equilibrio. Sin él, te tambalearías y te caerías de bruces. Aunque todos perdemos el equilibrio de vez en cuando, es posible mejorarlo, y hacerlo puede ayudarte a evitar lesiones, a fortalecerte y a mejorar tu concentración.

«El principal beneficio universal de los ejercicios de equilibrio es la prevención de lesiones», afirma Ava Fagin, entrenadora personal certificada de Nueva York. El entrenamiento del equilibrio puede ayudarte a evitar problemas como los esguinces de tobillo y las rodillas tambaleantes, ya que fortalece los músculos (especialmente el núcleo) y mejora la estabilidad de las articulaciones.

Los ejercicios de equilibrio son especialmente importantes a medida que se envejece, porque pueden ayudar a reducir la probabilidad de sufrir una caída o una fractura grave. «La diferencia entre una caída devastadora y un bamboleo intrascendente depende de lo bien que una persona pueda recuperar el equilibrio y enderezarse», dice Jennifer DeLuca, experta en Pilates y propietaria del gimnasio BodyTonic Pilates.

Pero los ejercicios de equilibrio también pueden tener un efecto positivo en la salud mental. «A través de los ejercicios de equilibrio, la gente aprende que puede manejar los cambios que se le presentan, no sólo en su cuerpo sino en su vida», dice DeLuca. Encontrar un estado de estabilidad implica concentrarse y respirar atentamente, al igual que la búsqueda del equilibrio emocional.

lista de ejercicios de equilibrio

Según el Diccionario de Cambridge, la coordinación es «la capacidad de los brazos, las piernas y otras partes del cuerpo para moverse de forma controlada». Es cuando varias partes del cuerpo trabajan juntas al mismo tiempo para completar una tarea.

Para los deportistas, la coordinación es crucial para mejorar su rendimiento en el entrenamiento y conseguir mejores resultados de forma constante. Por ejemplo, un futbolista necesita coordinación para correr de un extremo a otro del campo mientras esquiva a sus rivales y atrapa el balón. Lo mismo ocurre con una tenista que practica su revés o un boxeador que esquiva un golpe directo.

El entrenamiento de la coordinación ayuda en muchos aspectos de la salud y el bienestar de los deportistas. Mejora su técnica y su forma, aumenta su estado de ánimo y su salud mental, y combate el riesgo de lesiones en el futuro.

Atrapa y golpea un globo de un lado a otro utilizando las manos, la cabeza y otras partes del cuerpo. Como el globo flota lentamente, puedes cambiar los ángulos para que el ejercicio sea un poco imprevisible. Si trabajas con un entrenador o un compañero de ejercicio, prueba a mirar en distintas direcciones o a colocarte más separado para aumentar la dificultad.