El masaje perineal puede adelantar el parto

Cuándo empezar el masaje perineal

Principio de la página Resumen del temaEn las mujeres, el perineo es el músculo y el tejido que se encuentra entre el ano y la vulva. Durante el parto, el perineo se estira y a veces se desgarra. Una forma de ayudar a prevenir los desgarros es estirar y masajear el perineo durante unas semanas antes de la fecha del parto. Los estudios demuestran que las mujeres que se hacen masajes perineales con regularidad declaran tener menos dolor perineal en las semanas posteriores al parto. Las mujeres que dan a luz por primera vez por vía vaginal también presentan un menor índice de episiotomía.nota 1 Cómo realizar el masaje perineal A partir de la semana 34 de embarazo, dedica unos 5 minutos a masajear el perineo, de tres a cuatro veces por semana. El objetivo es que el músculo y el tejido se acostumbren a estirarse. Al principio, puede arder y resultar incómodo. Pero esto mejorará después de unas cuantas sesiones de masaje. Información relacionadaReferencias

Vigente a partir de: 11 de febrero de 2020Autor: Personal de HealthwiseRevisión médica:Dra. Kathleen Romito – Medicina de Familia & Dr. Thomas M. Bailey – Medicina de Familia & Dr. Adam Husney – Medicina de Familia & Dr. Kirtly Jones – Obstetricia y GinecologíaBeckmann MM, Stock OM (2013). Masaje perineal prenatal para la reducción del trauma perineal. Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas (4).

Vídeo de masaje perineal durante el embarazo

Los partos vaginales son físicamente exigentes e implican muchas partes del cuerpo. Entre ellas se encuentran las zonas que rodean el canal del parto, como el perineo y la pelvis. Conocer el papel del periné y la pelvis durante el parto -y las complicaciones que puedan surgir- puede ayudar a mejorar la recuperación de la madre tras el parto.

El periné es la zona de piel situada entre la abertura de la vagina y el ano. Suele medir entre 2 y 5 centímetros. El periné se conecta con los músculos de la parte inferior de la pelvis (denominados músculos del suelo pélvico). Durante el parto, el periné se estira para hacer sitio al bebé.

Los músculos del suelo pélvico sostienen los órganos de la pelvis, que incluyen la vejiga, el útero y el intestino. La pelvis de la mujer tiene huesos y ligamentos que se mueven o estiran cuando el bebé se desplaza hacia el canal de parto para prepararse para el nacimiento. Los músculos del suelo pélvico ayudan a controlar la vejiga y el intestino. Si los músculos del suelo pélvico son débiles o se dañan durante el embarazo y el parto, pueden producirse pérdidas involuntarias de orina (lo que se denomina incontinencia urinaria) o de heces (lo que se denomina incontinencia fecal), que a veces pueden persistir después del embarazo.

Masaje perineal nhs

El masaje perineal ayuda a preparar los músculos del suelo pélvico (en la zona entre la vagina y el ano) para que se estiren durante un parto vaginal. El masaje perineal regular puede reducir el riesgo de desgarros y puntos de sutura, cicatrices, episiotomía, incontinencia urinaria o fecal posparto y dolor perineal posparto. El masaje perineal es fácil de aprender y requiere menos de 10 minutos, una o dos veces por semana durante el último mes de embarazo.

El masaje perineal es un método para preparar los tejidos del perineo -la zona entre la vagina y el ano- para el parto vaginal. Masajear esta zona del suelo pélvico en las semanas previas al nacimiento del bebé puede ayudar a suavizar los tejidos que se estiran cuando nace el bebé. Puedes hacer el masaje perineal tú misma o pedirle a tu pareja que lo haga por ti.

Hay investigaciones que se remontan a varias décadas atrás sobre las ventajas del masaje perineal. Sin embargo, a pesar de sus beneficios demostrados, los médicos y las matronas no lo recomiendan habitualmente. Es posible que tu profesional sanitario no lo mencione, así que si estás interesada en el masaje perineal, pregúntalo.

Aceite de coco para el masaje perineal

Se recomienda iniciar el masaje perineal prenatal a partir de las 35 semanas de embarazo. El beneficio se observa cuando se practica una o dos veces por semana. Realizar el masaje perineal con más frecuencia que esta recomendación puede disminuir el efecto protector.1,2

Si tu pareja te ayuda o realiza el masaje por ti, debe utilizar las manos limpias y uno o dos dedos índices dentro de la parte inferior de la vagina. Es importante indicar a tu pareja cuánta presión debe aplicar sin causar dolor.

Los ejercicios del suelo pélvico deben practicarse a diario durante todo el embarazo. Esta práctica te ayudará a ser capaz de relajar conscientemente los músculos del suelo pélvico, que es exactamente lo que harás para ayudar al nacimiento de tu bebé. También se ha demostrado que realizar ejercicios del suelo pélvico durante el embarazo reduce la duración del parto y los riesgos de desgarros perineales graves. Los ejercicios del suelo pélvico después del parto te ayudarán a volver a tonificar los músculos y tejidos estirados.

Para obtener más información sanitaria traducida, puede visitar healthtranslations.vic.gov.au/, apoyado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Victoria, que ofrece una serie de información para pacientes en varios idiomas.