Embarazo y avion primer trimestre

Embarazo y avion primer trimestre

Volar durante la radiación del primer trimestre

El médico puede desaconsejarle viajar en avión si tiene complicaciones en el embarazo que puedan empeorar con el viaje en avión o que requieran atención de urgencia. También hay que tener en cuenta la duración del vuelo. Asimismo, el médico y muchas compañías aéreas pueden restringir los viajes después de las 36 semanas de embarazo.

Si tu médico aprueba el viaje en avión y tus planes son flexibles, el mejor momento para volar podría ser durante el segundo trimestre. Es entonces cuando los riesgos de emergencias comunes en el embarazo son menores.

La exposición a la radiación asociada a los viajes en avión a gran altura no se considera problemática para la mayoría de las personas que vuelan durante el embarazo. Sin embargo, los pilotos, los auxiliares de vuelo y otros viajeros frecuentes pueden estar expuestos a un nivel de radiación cósmica que plantea dudas durante el embarazo. Si tiene que volar con frecuencia durante el embarazo, coméntelo con su médico. Éste puede recomendarle que limite el tiempo total de vuelo durante el embarazo.

¿es seguro viajar con dos meses de embarazo?

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

De cuántas semanas de embarazo se puede volar internacionalmente

Vayas donde vayas, infórmate de qué centros sanitarios hay en tu destino por si necesitas atención médica urgente. Es una buena idea llevar su historial médico para poder facilitar a los médicos la información pertinente en caso necesario.

Asegúrese de que su seguro de viaje le cubre cualquier eventualidad, como la atención médica relacionada con el embarazo durante el parto, el nacimiento prematuro, el cuidado del bebé y el coste de cambiar la fecha de su viaje de vuelta si se pone de parto.

Algunas mujeres prefieren no viajar en el primer trimestre por las náuseas y la sensación de mucho cansancio en estas primeras etapas. Tanto si viajas como si no, el riesgo de aborto es mayor en los tres primeros meses. Aunque no hay ninguna razón por la que no puedas viajar en esta época, si tienes alguna preocupación coméntala con tu matrona o médico.

Viajar dentro de Australia en autobús, coche, tren o barco no suele ser un problema siempre que te sientas cómoda. Cuando viajes a largas distancias o al extranjero, es conveniente que consultes con tu médico, especialmente si tu embarazo se considera de alto riesgo.

Viajes de larga distancia en el primer trimestre

Número 746 (Sustituye a la Opinión del Comité número 443, octubre de 2009. Reafirmada en 2019)Comité de Práctica Obstétrica ACTUALIZACIÓN: Esta Opinión del Comité se actualiza como se ha destacado para reflejar un cambio limitado y centrado en la adición de un informe sobre la exposición profesional a la radiación ionizante.

RESUMEN: En ausencia de complicaciones obstétricas o médicas, los viajes aéreos ocasionales son seguros para las mujeres embarazadas. Las mujeres embarazadas pueden volar con seguridad, observando las mismas precauciones para los viajes aéreos que la población general. Dado que no se pueden predecir las turbulencias aéreas severas y que el riesgo subsiguiente de traumatismo es significativo en caso de que se produzcan, se debe instruir a las mujeres embarazadas para que utilicen continuamente el cinturón de seguridad mientras estén sentadas. A pesar de la falta de evidencia que asocie el edema de las extremidades inferiores y los eventos trombóticos venosos con los viajes en avión durante el embarazo, se pueden utilizar ciertas medidas preventivas para minimizar estos riesgos, incluyendo el uso de medias de soporte y el movimiento periódico de las extremidades inferiores, evitando la ropa restrictiva, la deambulación ocasional y el mantenimiento de una hidratación adecuada. Para la mayoría de los viajeros aéreos, los riesgos para el feto de la exposición a la radiación cósmica son insignificantes. Sin embargo, las tripulaciones de los aviones o los viajeros frecuentes pueden superar estos límites. La Administración Federal de Aviación y la Comisión Internacional de Protección Radiológica consideran que los tripulantes de aviones están ocupacionalmente expuestos a la radiación ionizante y recomiendan que se les informe sobre la exposición a la radiación y los riesgos para la salud.