Hongos en la planta del pie sintomas

Hongos en la planta del pie sintomas

Tratamiento de hongos en los pies

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocida como la Comisión Americana de Acreditación Sanitaria (www.urac.org). El programa de acreditación de la URAC es el primero de su clase, que exige el cumplimiento de 53 normas de calidad y responsabilidad, verificadas por una auditoría independiente. A.D.A.M. es uno de los primeros en conseguir esta importante distinción para la información y los servicios sanitarios en línea. Más información sobre el proceso editorial de A.D.A.M. A.D.A.M. es también miembro fundador de Hi-Ethics (www.hiethics.com) y suscribe los principios de la Health on the Net Foundation (www.hon.ch).

Causas del pie de atleta

Merck and Co., Inc. con sede en Kenilworth, NJ, EE.UU. (conocida como MSD fuera de EE.UU. y Canadá) es un líder mundial de la salud que trabaja para ayudar al mundo a estar bien. Desde el desarrollo de nuevas terapias que tratan y previenen enfermedades hasta la ayuda a las personas necesitadas, estamos comprometidos con la mejora de la salud y el bienestar en todo el mundo.    El Manual se publicó por primera vez como Manual Merck en 1899 como un servicio a la comunidad. El legado de este gran recurso continúa como el Manual MSD fuera de Norteamérica. Conozca más sobre nuestro compromiso con el conocimiento médico global.

El pie de atleta no responde al tratamiento

El pie de atleta, conocido médicamente como tinea pedis, es una infección común de la piel de los pies causada por hongos[2]. Los signos y síntomas suelen incluir picor, descamación, agrietamiento y enrojecimiento[3]. [El hongo del pie de atleta puede infectar cualquier parte del pie, pero lo más frecuente es que crezca entre los dedos[3] La siguiente zona más común es la planta del pie[6] El mismo hongo también puede afectar a las uñas o a las manos[4] Es un miembro del grupo de enfermedades conocido como tiña[7].

El pie de atleta está causado por diferentes hongos,[3] entre los que se incluyen especies de Trichophyton, Epidermophyton y Microsporum.[4] La afección se adquiere normalmente al entrar en contacto con la piel infectada o con hongos del entorno.[3] Los lugares más comunes en los que pueden sobrevivir los hongos son los alrededores de las piscinas y los vestuarios.[8] También pueden contagiarse a través de otros animales.[5] Normalmente el diagnóstico se realiza basándose en los signos y síntomas; sin embargo, se puede confirmar mediante un cultivo o viendo las hifas con un microscopio.[4]

Tipos de hongos en los pies

El propósito de la Biblioteca Médica de Southern Cross es proporcionar información de carácter general para ayudarle a entender mejor ciertas condiciones médicas. Busque siempre el consejo médico específico para el tratamiento apropiado para usted. Esta información no pretende relacionarse específicamente con el seguro o los servicios de asistencia sanitaria proporcionados por Southern Cross. Para ver más artículos, vaya a la página del índice de la Biblioteca Médica.

El pie de atleta es más frecuente en las personas que practican deportes porque suelen llevar calzado cerrado, sudan mucho y sus pies están expuestos a las superficies de las zonas comunes, como las duchas y los vestuarios, que pueden ser utilizadas por otras personas con pie de atleta.

El pie de atleta no tratado puede dar lugar a una infección cutánea bacteriana potencialmente grave (celulitis). Debe acudir a un médico de cabecera si su pie está rojo, caliente y dolorido, si tiene diabetes o si su sistema inmunitario está debilitado (por ejemplo, por haber recibido quimioterapia).

El médico o el podólogo suelen diagnosticar el pie de atleta observando la zona afectada. En algunos casos, se pueden tomar raspados de la piel de la zona infectada y enviar la muestra a un laboratorio para analizar el hongo del pie de atleta.