Posturas para que no te duela la regla

Posturas para que no te duela la regla

Posiciones para aliviar los calambres menstruales en la cama

Este artículo fue escrito por Caitlin Downey. Caitlin Downey es una profesora de yoga registrada en Yoga Therapy en Burlington, Vermont. Tiene más de 200 horas de experiencia como instructora de yoga certificada desde 2014, y tiene más de 600 horas de formación como terapeuta de yoga certificada por Phoenix Rising.

El yoga es un método eficaz y natural para aliviar el dolor causado por los cólicos menstruales. Posicionar el cuerpo de ciertas maneras a través del yoga puede ayudar a aliviar las molestias que se experimentan durante el periodo[1].

Este artículo ha sido redactado por Caitlin Downey. Caitlin Downey es una profesora de yoga registrada en Yoga Therapy en Burlington, Vermont. Tiene más de 200 horas de experiencia como instructora de yoga certificada desde 2014, y tiene más de 600 horas de formación como terapeuta de yoga certificada por Phoenix Rising. Este artículo ha sido visto 18,197 veces.

Cómo aliviar los calambres menstruales rápidamente

A muchas mujeres les resulta más difícil dormir durante la menstruación. En este artículo te explico cómo diferentes posiciones para dormir pueden aliviarte los calambres y ayudarte a dormir mejor durante el periodo.

Dormir en posición fetal puede ayudar a aliviar los calambres y el dolor de la regla, al reducir la presión sobre los músculos abdominales. Dormir boca arriba o de lado, como en la posición de recuperación, también puede ser útil. Sin embargo, no se recomienda dormir boca abajo. Las mejores posturas para dormir para aliviar el dolor menstrual

Echemos un vistazo a algunas de las mejores posiciones para dormir para el dolor del período, incluyendo cómo y por qué pueden ayudar a darle el alivio tan necesario para que pueda dormir profundamente durante su período. 1. La posición fetal

El razonamiento que subyace a esta postura parece ser que al acostarse de lado se reduce la presión sobre los músculos abdominales. Cualquier presión innecesaria sobre los músculos de la barriga podría causar más dolor y calambres durante el periodo.

Sin embargo, en la práctica, a menudo compruebo que cuando alguien se siente hinchado y con calambres durante la menstruación, tirar de las rodillas hacia el cuerpo no siempre ayuda. En ese caso, pueden ser mejores otras posturas laterales.

La mejor posición para dormir cuando se tiene la regla

Lisa Lindley declaró a la revista Glamour : «Dormir en posición fetal quita presión a los músculos abdominales». Esto significa que los músculos que rodean esa zona pueden relajarse, y una menor tensión significa menos calambres, lo cual es una excelente noticia. En la medida de lo posible, hay que evitar dormir boca abajo, ya que se aprieta el útero. Esto puede aumentar las posibilidades de que tengas pérdidas durante la noche.

Pero, como todas las mujeres saben, lo más importante en ese momento del mes es estar cómoda, así que si te funciona, sigue así. También hay muchas otras cosas que puedes hacer antes de irte a la cama y que pueden ayudarte. Prueba a darte un baño o una ducha caliente, ya que te puede ayudar a relajarte y a aliviar el dolor.

Estiramientos para el dolor de espalda menstrual

En primer lugar, piense en las zonas de su cuerpo que suelen sufrir dolor por los calambres: el vientre, la pelvis, las caderas y la parte baja de la espalda. Estas zonas pueden ser objeto de alivio del dolor a través de ciertas posturas de yoga.

Existen varias escuelas de yoga, e innumerables posturas y adaptaciones. Puede ser un poco abrumador empezar desde cero. Ya sea que tengas una cantidad significativa de experiencia en yoga o ninguna, queremos que seas capaz de usar el yoga para tratar tus cólicos menstruales.

La postura del niño es una de las posturas de yoga más conocidas, incluso para los practicantes menos experimentados o aquellos que son bastante nuevos en la práctica del yoga. Esta postura trata el dolor menstrual que se encuentra principalmente en la espalda.

Para la postura del niño, empieza con las rodillas en el suelo. La llamamos postura del niño «adaptada» porque es posible que quieras separar las rodillas más de lo normal para ayudar a aliviar el dolor.

Inclínate hacia delante, extiende los brazos y agáchate hasta donde puedas llegar cómodamente. Si es posible, apoya la frente en la esterilla que tienes delante durante cinco respiraciones lentas y diafragmáticas, o sea, utilizando el vientre en lugar del pecho. También puedes girar la cabeza de un lado a otro, lentamente, contando cinco respiraciones antes de girar al otro lado.