Programa de intervencion sindrome de down

intervención temprana del síndrome de down

Los primeros años de vida son un momento crítico en el desarrollo del niño. Todos los niños pequeños experimentan los cambios más rápidos y significativos desde el punto de vista del desarrollo durante esta época. Durante estos primeros años, adquieren las habilidades físicas, cognitivas, lingüísticas, sociales y de autoayuda básicas que sientan las bases para el progreso futuro, y estas habilidades se alcanzan según patrones de desarrollo predecibles. Los niños con síndrome de Down suelen sufrir retrasos en determinadas áreas del desarrollo, por lo que la intervención temprana es muy recomendable. Puede comenzar en cualquier momento después del nacimiento, pero cuanto antes empiece, mejor.

La intervención temprana es un programa sistemático de terapia, ejercicios y actividades diseñado para abordar los retrasos en el desarrollo que pueden sufrir los niños con síndrome de Down u otras discapacidades. Estos servicios son obligatorios en virtud de una ley federal denominada Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA). La ley exige que los estados proporcionen servicios de intervención temprana a todos los niños que cumplan los requisitos, con el objetivo de mejorar el desarrollo de los bebés y niños pequeños y ayudar a las familias a comprender y satisfacer las necesidades de sus hijos. Los servicios de intervención temprana más comunes para los bebés con síndrome de Down son la fisioterapia, la terapia del habla y del lenguaje y la terapia ocupacional.

qué esperar de un niño con síndrome de down

MENU2 min – Educación Especial 3 de octubre de 2018¿Cuáles son los tratamientos y las terapias para el síndrome de Down?Aunque no hay cura para el síndrome de Down, existen terapias, tratamientos y apoyo educativo para mejorar la calidad de vida de los afectados. El tratamiento exacto dependerá de cada persona, teniendo en cuenta su edad, su estado de salud general, su entorno y sus puntos fuertes y limitaciones personales.

No es de extrañar que la intervención temprana produzca los mejores resultados. Los niños pequeños están en constante proceso de desarrollo de los hábitos motrices y del habla; actuando pronto, los padres pueden fomentar las habilidades físicas y de comportamiento adecuadas para que se conviertan en un hábito. Incluso antes de que un niño con síndrome de Down llegue a la edad escolar, varias terapias pueden ayudar.

La logopedia se ocupa de las habilidades de comunicación y lenguaje centrándose en la articulación, las habilidades cognitivas y el fortalecimiento de los músculos orales (lengua, labios). La logopedia puede emplearse en las etapas de lactante y niño pequeño. El objetivo general es mejorar la capacidad de comunicación del niño. Un aspecto al que hay que prestar especial atención es la pérdida de audición. Debido a las diferencias anatómicas de los niños con síndrome de Down, son propensos a la retención de líquido detrás del tímpano, lo que puede provocar una pérdida de audición. Aunque el líquido puede drenarse, esta afección, a veces crónica, ejemplifica cómo puede interrumpirse el aprendizaje del lenguaje auditivo del niño. El resultado es, por supuesto, dificultades de por vida en el habla y la comprensión. La comunicación adopta muchas formas, y las necesidades específicas de su hijo determinarán lo que se enfatiza durante las sesiones de terapia.

hitos del desarrollo del síndrome de down pdf

Los primeros años de vida son un momento crítico en el desarrollo del niño. Todos los niños pequeños experimentan los cambios más rápidos y significativos para su desarrollo durante esta época. Durante estos primeros años, adquieren las habilidades físicas, cognitivas, lingüísticas, sociales y de autoayuda básicas que sientan las bases para el progreso futuro, y estas habilidades se alcanzan según patrones de desarrollo predecibles. Los niños con síndrome de Down suelen sufrir retrasos en determinadas áreas del desarrollo, por lo que la intervención temprana es muy recomendable. Puede comenzar en cualquier momento después del nacimiento, pero cuanto antes se inicie, mejor.

La intervención temprana es un programa sistemático de terapia, ejercicios y actividades diseñado para abordar los retrasos en el desarrollo que pueden sufrir los niños con síndrome de Down u otras discapacidades, con el objetivo de mejorar el desarrollo de los bebés y niños pequeños y ayudar a las familias a comprender y satisfacer las necesidades de sus hijos. Los servicios de intervención temprana más comunes para los bebés con síndrome de Down son la fisioterapia, la terapia del habla y del lenguaje y la terapia ocupacional.

actividades de terapia para el síndrome de down

El Instituto Nacional de Salud Infantil Reina Sirikit es un instituto terciario de niños en Tailandia, donde desde 1990 se ofrecen programas de intervención temprana con un enfoque multidisciplinar, especialmente en niños con síndrome de Down. El objetivo del presente estudio es seguir el impacto de la intervención temprana en los resultados de los niños con síndrome de Down. Se comparó la asistencia escolar de los niños con síndrome de Down entre la intervención temprana regular y la no regular.

El presente grupo de estudio está formado por 210 niños con síndrome de Down que asistieron a programas de intervención temprana en el Queen Sirikit National Institute of Child Health entre junio de 2008 y enero de 2012. Los datos incluyen las características clínicas, la asistencia a la escuela y el cociente de desarrollo (DQ) a los 3 años de edad mediante la prueba/escala de adaptación cognitiva de Capute Scales (CAT/CLAMS). Se han registrado los hitos del desarrollo en cuanto al momento de aparición de la motricidad gruesa, la motricidad fina, el lenguaje y el desarrollo personal-social en comparación con los pacientes no intervenidos.