Que hacer cuando descubres una mentira

Que hacer cuando descubres una mentira

cuando alguien miente sobre ti a los demás

¿Se han peleado alguna vez tu pareja y tú porque te ha mentido? ¿Crees que las mentiras de tu pareja son un problema en vuestra relación? En este artículo descubrirás la verdad sobre las mentiras y conocerás tres factores que influyen en que tu pareja mienta o te diga la verdad. En primer lugar, aclaremos qué entendemos por «mentir». En este artículo, «mentir» significa engañar intencionadamente a alguien u omitir información. Las parejas a veces se acusan mutuamente de «mentir» cuando simplemente tienen diferentes interpretaciones u opiniones sobre las cosas, pero para nuestros propósitos, mentir es algo que una persona hace a propósito y por una razón.

1. Tu reacción a la verdad. Piensa en la última vez que tu pareja te mintió. ¿Cómo habrías reaccionado si te hubiera dicho la verdad? Intenta ser absolutamente sincero contigo mismo. ¿Habrías reaccionado con rabia, tal vez incluso gritando o iniciando una pelea? Supongamos que tu pareja quiere decir la verdad pero sabe, por tus reacciones anteriores, que probablemente lo harás:

cómo salir de una mentira sin decir la verdad

¿Crees que podrías detectar a un mentiroso si lo intentaras? Lo más probable es que no puedas: Por término medio, la capacidad de una persona para detectar una mentira no es mejor que el azar, según la Asociación Americana de Psicología (APA). Afortunadamente, si te preguntas por qué tu pareja no está actuando bien o qué pasa con tu mejor amigo que parece estar ocultándote algo, hay ciencia detrás de cómo saber si alguien está mintiendo. De hecho, el campo de la investigación está en constante evolución, gracias a la tecnología (léase: la llegada de herramientas de mapeo cerebral e inteligencia artificial para la detección de mentiras). Para detectar una mentira, primero hay que establecer una línea de base sobre cómo actúa alguien cuando dice la verdad, señala el doctor Maurice Schweitzer, investigador del engaño y profesor de la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania. Así que si tu pareja siempre es habladora, lo más probable es que la divagación sea normal, mientras que el silencio podría ser un poco impreciso.

Este contenido es creado y mantenido por un tercero, e importado a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este contenido y otros similares en piano.io

qué hacer cuando alguien dice mentiras sobre ti

Si sientes que dar vueltas a la información, negar un error, embellecer los datos o exagerar una contribución te ha salido el tiro por la culata, puede que tu reputación esté ahora en entredicho. A continuación te explicamos cómo puedes recuperar parte de tu credibilidad.  En primer lugar, reflexiona sobre por qué has mentido.  Bajo nuestras mentiras hay necesidades insatisfechas que creemos que la mentira podría satisfacer. Identificar estas necesidades es el primer paso para encontrar formas más saludables de satisfacerlas. A continuación, evalúa la diferencia entre la reputación que quieres y la que tienes. Una vez que tengas claro esto, podrás evaluar con mayor precisión el grado de duda que hayas podido generar. Por último, ahora que ha identificado las conclusiones que la gente ha sacado sobre usted, practique la demostración de honestidad de forma que las refute.

La gente miente, por término medio, una o dos veces al día. Aunque el porcentaje de mentiras que dice una persona, las condiciones en las que mentimos y el grado en que se estira la verdad varían, las investigaciones coinciden en que todos lo hacemos a veces. Dada la prevalencia de la mentira, parece inevitable que, en algún momento, nos pillen.

cuando pillas a alguien en una mentira y te echa la culpa

Barbara Taeger Photography via Getty ImagesLas investigaciones han demostrado que no somos muy hábiles para detectar cuándo alguien dice la verdad y cuándo miente. Nos gusta pensar que nosotros mismos y los demás somos personas generalmente honestas. Pero la verdad es que mentimos mucho más de lo que cabría esperar. Un estudio realizado por el psicólogo Robert S. Feldman, de la Universidad de Massachusetts, descubrió que el 60% de las personas mintió al menos una vez durante una conversación de 10 minutos, diciendo una media de dos a tres mentiras. Los participantes mentían más cuando se les pedía que parecieran simpáticos y competentes. Publicidad

Los estudios han demostrado que sólo acertamos un poco más de la mitad de las veces. Eso es sólo un poco mejor que las probabilidades de que adivines. ¿Y a qué se debe esto? Las «señales» que nos han enseñado a buscar -como la inquietud o evitar el contacto visual- no son en realidad indicadores sólidos y basados en pruebas. «Los indicios en los que la gente suele confiar se basan en cuentos de viejas o estereotipos sociales: que los mentirosos tienden a evitar tu mirada, o que tienden a actuar de forma nerviosa o que cuentan historias muy abstractas con pocos detalles», explicó a Vice el profesor de comunicación de la Universidad de Texas en Austin, Matthew McGlone, que ha impartido cursos sobre el engaño. En realidad, la detección de la mentira es «enormemente compleja», dijo Meyer. «No hay signos singulares, independientemente de lo que otros puedan sugerir. No se puede mirar a alguien y decir: ‘Está dando golpecitos con el pie, sé que está mintiendo’. No es un truco de salón», dijo. «Dicho esto, hay formas de acercarse a un posible mentiroso para obtener la verdad, y hay formas de pensar en la mentira que informarán de su opinión».