Remedios para el estreñimiento en niños

Remedios para el estreñimiento en niños

Tratamiento del estreñimiento pediátrico pdf

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico o de otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Jarabe laxante pediátrico

El estreñimiento en los niños se produce con mayor frecuencia durante el aprendizaje para ir al baño, con una mayor prevalencia en los varones. Jasly Koo, dietista del Departamento de Nutrición y Dietética y del Servicio de Gastroenterología, del Hospital KK de Mujeres y Niños, ofrece sencillos remedios para aliviar el estreñimiento en los niños.  Se calcula que la frecuencia media de las deposiciones en la primera semana de vida de un niño es de cuatro veces al día. Esta frecuencia se reduce a dos veces al día al año de edad. A los cuatro años, el patrón de deposiciones se asemeja al de los adultos, que es de tres veces al día a tres veces a la semana.El estreñimiento crónico puede provocar falta de apetito, disminución de la ingesta de alimentos y un mal crecimiento. En los casos más graves de estreñimiento con retención frecuente de heces, el recto puede volverse insensible a la distensión y puede producirse encopresis (incontinencia fecal). Las directrices del National Institute for Health and Care Excellence (NICE) de 2010 destacan que

las intervenciones dietéticas por sí solas no deben utilizarse como primera línea de tratamiento. «El estreñimiento debe tratarse primero con laxantes y una combinación de intervenciones conductuales adecuadas a la edad», dice Jasly Koo, dietista, del

Remedio casero indio instantáneo para el estreñimiento

Normalmente, a medida que los alimentos se mueven a través del colon, éste absorbe agua mientras produce las heces. Los movimientos musculares (contracciones) empujan las heces hacia el recto. Cuando las heces llegan al recto, la mayor parte del agua ha sido absorbida. Las heces son ahora sólidas.

Una vez que el niño está estreñido, el problema puede empeorar rápidamente. Las heces duras y secas pueden ser dolorosas de expulsar. Así que el niño puede dejar de ir al baño porque le duele. Con el tiempo, el colon no será capaz de percibir que las heces están ahí.

El profesional sanitario le preguntará por los síntomas y el historial médico de su hijo. Le hará un examen físico. Dependiendo de la edad de su hijo, es posible que le haga preguntas como:

También es conveniente que su hijo coma con regularidad. Comer una comida suele provocar la defecación en un plazo de 30 a 60 minutos. Sirva el desayuno temprano. De este modo, su hijo tendrá tiempo de defecar en casa antes de salir corriendo al colegio.

Hacer que su hijo haga más ejercicio también puede ayudar con el estreñimiento. El ejercicio ayuda a la digestión. Ayuda a los movimientos normales que hacen los intestinos para empujar los alimentos hacia delante mientras se digieren. Las personas que no se mueven mucho suelen estar estreñidas. Haz que tu hijo salga a jugar al aire libre en lugar de ver la televisión o hacer otras actividades en el interior.

Recetas para niños pequeños estreñidos

Es posible que el médico de su hijo le recomiende darle un enema o un laxante para ayudarle a tratar su estreñimiento. La mayoría de los laxantes son medicamentos de venta libre que se toman por vía oral hasta que las deposiciones del niño se normalizan. El médico de su hijo puede recomendarle que deje de tomar el laxante una vez que su hijo tenga mejores hábitos alimenticios y de evacuación. No debe dar a su hijo un laxante a menos que se lo indique un médico.

Si su hijo está tomando un medicamento o suplemento de venta libre o con receta que puede provocar estreñimiento, el médico de su hijo puede recomendarle que deje de tomarlo, que cambie la dosis o que lo cambie por otro. Hable con el médico de su hijo antes de dejar de tomar cualquier medicamento.

El médico de su hijo puede tratar el prolapso rectal durante una visita al consultorio, empujando manualmente el recto hacia atrás a través del ano del niño. Ayudar al niño a evitar el estreñimiento es la mejor manera de prevenir el prolapso rectal.