Retencion de liquidos en el embarazo

Retencion de liquidos en el embarazo

Cuándo empieza la hinchazón durante el embarazo

La retención de agua o de líquidos puede ser un molesto e incómodo síntoma del embarazo. Desde tobillos hinchados hasta piernas pesadas y picazón en los pies, el exceso de agua puede encontrar muchas maneras de hacer que el embarazo sea aún más difícil, pero afortunadamente hay algunas cosas que puedes hacer para aliviar las molestias. ¿Lista para acabar con la retención de líquidos en el embarazo? Sigue leyendo.

Hemos hablado con la destacada dermatóloga, la Dra. Lian Mack, para saber más sobre por qué la retención de líquidos causa tantos problemas a las mamás y qué tratamientos o cambios en el estilo de vida pueden ayudarte a prevenirla o controlarla.

Todos reconocemos la retención de líquidos cuando la vemos, ya sean los dedos hinchados, la aparición de los temidos «cankles» o la piel hinchada que se siente incómodamente tensa, pero ¿qué es exactamente la retención de líquidos y por qué la sufrimos durante el embarazo?

Es este aumento del riego sanguíneo, combinado con el habitual aumento de las hormonas del embarazo y la creciente presión del útero en expansión, lo que puede provocar la hinchazón y esa sensación de tirantez en la piel. Como explica el Dr. Mack, «el flujo sanguíneo de retorno de las piernas al corazón disminuye, lo que puede provocar problemas como piernas y tobillos hinchados o venas inflamadas.»

Cómo reducir la hinchazón durante el embarazo

La depresión posparto es un sentimiento de extrema tristeza y alteraciones psicológicas relacionadas con ella después del parto. Aunque es habitual sentirse triste o desdichada a los tres días del parto (baby blues), estos sentimientos suelen desaparecer en dos semanas. La depresión posparto es un cambio de humor más grave. ¿En cuál de los siguientes grupos hay un mayor riesgo de padecer esta enfermedad?

La depresión posparto es un sentimiento de tristeza extrema y los trastornos psicológicos relacionados con ella después del parto. Aunque es habitual sentirse triste o desdichado a los tres días del parto (baby blues), estos sentimientos suelen desaparecer en dos semanas. La depresión posparto es un cambio de humor más grave. ¿En cuál de los siguientes grupos hay un mayor riesgo de padecer esta enfermedad?

Merck and Co., Inc. con sede en Kenilworth, NJ, EE.UU. (conocida como MSD fuera de EE.UU. y Canadá) es un líder mundial de la salud que trabaja para ayudar al mundo a estar bien. Desde el desarrollo de nuevas terapias que tratan y previenen enfermedades hasta la ayuda a las personas necesitadas, estamos comprometidos con la mejora de la salud y el bienestar en todo el mundo.    El Manual se publicó por primera vez como Manual Merck en 1899 como un servicio a la comunidad. El legado de este gran recurso continúa como el Manual MSD fuera de Norteamérica. Conozca más sobre nuestro compromiso con el conocimiento médico global.

Cómo reducir la retención de líquidos en el embarazo

Si nunca has oído hablar del término «cankles», es muy probable que lo conozcas en tu tercer trimestre. La hinchazón (también conocida como «edema») de los pies, los tobillos y las manos a lo largo del embarazo y, especialmente, a medida que éste se acerca a su fin, es muy común y normal.

Durante el embarazo, tu cuerpo produce un 50% más de sangre y fluidos corporales, la mayoría de los cuales se crean para satisfacer las necesidades del bebé. Este exceso de líquidos también se acumula en los tejidos corporales y en las articulaciones, lo cual es necesario para permitir que su cuerpo se ablande con el fin de expandirse a lo largo del embarazo, así como para prepararse para el parto.

La hinchazón normal durante el embarazo se experimenta con mayor frecuencia durante el tercer trimestre, cuando se está de pie o activo durante largos períodos de tiempo, en el calor/verano, o cuando se consume un exceso de sodio o cafeína.

Los ejemplos anteriores de hinchazón se consideran normales en el embarazo. También puede producirse una hinchazón anormal en el embarazo, que podría ser un signo de una enfermedad subyacente grave. Cuando la hinchazón está fuera de lo normal o va acompañada de otros síntomas, es fundamental que llame a su obstetra o comadrona de inmediato. Estos son los síntomas de hinchazón anormal que debes tener en cuenta:

Agua caliente o fría para los pies hinchados durante el embarazo

A la mayoría de las mujeres se les hinchan los tobillos y los pies durante el embarazo. Es natural que te preocupe la hinchazón, ya que puede ser incómoda, hacer que tus zapatos te aprieten y posiblemente hacerte sentir avergonzada. Saber qué hay que tener en cuenta y cuál es la mejor manera de controlarlo puede ayudarte a estar lo más cómoda posible.

Es probable que los pies y los tobillos se hinchen al final del día. Esto se debe principalmente a la gravedad: cualquier líquido extra en el cuerpo se hundirá en los pies y los tobillos, especialmente si pasas mucho tiempo de pie.

Estas son señales de advertencia de la preeclampsia, que es la presión arterial alta causada por el embarazo. Se trata de una enfermedad muy grave tanto para ti como para tu bebé, así que llama a tu médico o matrona lo antes posible. No esperes a tu próxima cita.

La mayor parte de la hinchazón es una parte normal del embarazo y suele desaparecer después del parto. Sin embargo, si te preocupa algo, por pequeño o aparentemente insignificante que sea, habla con tu médico o matrona.