Tipos de necesidades educativas especiales

Tipos de necesidades educativas especiales

Niños con necesidades especiales

La educación especial (conocida como educación de necesidades especiales, educación asistida, educación excepcional, ed. especial, SEN o SPED) es la práctica de educar a los alumnos de forma que se realicen adaptaciones que aborden sus diferencias individuales, discapacidades y necesidades especiales. Lo ideal es que este proceso implique la disposición, planificada individualmente y supervisada sistemáticamente, de procedimientos de enseñanza, equipos y materiales adaptados y entornos accesibles. Estas intervenciones están diseñadas para ayudar a las personas con necesidades especiales a alcanzar un mayor nivel de autosuficiencia personal y de éxito en la escuela y en su comunidad, que podría no estar disponible si el alumno sólo tuviera acceso a una educación típica en el aula. La educación especial está separada de un plan 504, ya que un plan 504 permite a los estudiantes con discapacidades participar en el aula de educación general y los servicios de educación especial implican un aula especial (o un aula de recursos) que tiene una clase de estudiantes sólo con discapacidades que reciben servicios de educación especial. Algunos alumnos con un IEP van a un aula especial, y algunos alumnos con un IEP pueden participar en las clases de educación general con adaptaciones y/o modificaciones.

¿qué son las necesidades educativas especiales?

Todos los niños y jóvenes pueden tener dificultades de aprendizaje en algún momento. Esto no es inusual. Para la mayoría de los niños las dificultades son temporales y se superan pronto con la ayuda y el estímulo del hogar y la escuela.

El término «necesidades educativas especiales» se utiliza para describir las dificultades de aprendizaje o las discapacidades que dificultan el aprendizaje de los niños en comparación con la mayoría de los niños de la misma edad. Los niños con Necesidades Educativas Especiales (NEE) suelen necesitar una ayuda adicional o diferente de la que reciben otros niños de su edad. Esta ayuda se conoce como prestación educativa especial.

Lo primero y más importante que hay que recordar es que todos los niños con NEE tienen derecho a recibir una educación amplia, equilibrada y adecuada que incluya el plan de estudios de la Etapa Fundamental de los Primeros Años (para niños de 3 a 5 años) o el plan de estudios nacional (para niños de 5 a 16 años).

La mayoría de los niños con NEE ven satisfechas sus necesidades en un colegio ordinario o en centros de educación infantil, aunque algunos niños con necesidades más complejas se benefician de la ayuda más especializada que se ofrece en un colegio «especial».

Tipos de envío

En el contexto de la oferta educativa, el término «necesidades educativas especiales» (NEE) se refiere a los niños a los que les resulta más difícil aprender o acceder a la educación que a la mayoría de los niños de la misma edad, debido a una dificultad de aprendizaje o a una discapacidad.

En 1978, el Informe Warnock, que se publicó para abordar el tema de las NEE en Inglaterra y Gales, estimó que hasta el 20% de los niños, durante su etapa escolar, podrían experimentar una NEE que requeriría la adopción de medidas educativas adicionales.    Varias décadas después, vemos que esta estimación -aunque algo sobrevalorada- no está muy alejada de la realidad.    Desde que se publicó el informe, en todas las escuelas, el número de niños con necesidades educativas especiales ha sido, por término medio, del 15%.    Dejando de lado las estadísticas, el hecho es que las necesidades educativas especiales son comunes en las escuelas de todo el mundo.    Como profesionales de la educación comprometidos con la educación inclusiva, en la que todos los alumnos tienen las mismas oportunidades de aprender, es obviamente importante que podamos identificar y acomodar las necesidades de nuestros alumnos.

Tipos de necesidades especiales

xv. En el caso de los niños de dos años o más, la oferta educativa especial es una oferta educativa o de formación adicional o diferente de la que se ofrece en general a otros niños o jóvenes de la misma edad en las escuelas ordinarias, las guarderías subvencionadas, los centros ordinarios para después de los 16 años o los proveedores de servicios para la primera infancia. En el caso de un niño menor de dos años, se entiende por oferta educativa especial cualquier tipo de oferta educativa.

xvi. Un niño que no ha alcanzado la edad de escolarización obligatoria tiene necesidades educativas especiales si es probable que entre en la definición del párrafo xiv. anterior cuando alcance la edad de escolarización obligatoria o lo haría si no se le proporcionara una atención educativa especial (artículo 20 de la Ley de la Infancia y las Familias de 2014).

xviii. Muchos niños y jóvenes que tienen NEE pueden tener una discapacidad en virtud de la Ley de Igualdad de 2010, es decir, «…una deficiencia física o mental que tiene un efecto adverso sustancial y a largo plazo en su capacidad para llevar a cabo las actividades normales del día a día». Esta definición proporciona un umbral relativamente bajo e incluye a más niños de lo que muchos creen: «a largo plazo» se define como «un año o más» y «sustancial» se define como «más que menor o trivial». Esta definición incluye las deficiencias sensoriales, como las que afectan a la vista o al oído, y las enfermedades de larga duración, como el asma, la diabetes, la epilepsia y el cáncer. Los niños y jóvenes con estas afecciones no tienen necesariamente NEE, pero existe un importante solapamiento entre los niños y jóvenes discapacitados y los que tienen NEE. Cuando un niño o joven discapacitado necesita una oferta educativa especial, también se le aplica la definición de NEE.