An elephant sitting still

An elephant sitting still netflix

A este artículo le falta información sobre la producción de la película y los estrenos en cines y en casa. Por favor, amplíe el artículo para incluir esta información. Pueden existir más detalles en la página de discusión. (Abril 2020)

La película inauguró el 12º Festival Internacional de Cine de Xining a finales de julio de 2018[8][9] Se estrenó en el Reino Unido el 14 de diciembre de 2018 y en Estados Unidos el 8 de marzo de 2019. Las críticas fueron muy positivas.

En Shijiazhuang, el miembro de la banda Yu Cheng monologa con una mujer en su cama sobre un elefante sentado en un circo de Manzhouli que podría ser azotado y golpeado pero que permanece quieto. Más tarde, un hombre discute con ella; él es el amigo íntimo de Cheng y ella su esposa. El amigo se suicida más tarde fuera de la pantalla. Más tarde, Cheng se encuentra con su novia, que rechazó sus insinuaciones sexuales, y le echa la culpa del suicidio. Le dice que planea ver al elefante en Manzhouli.

Al mismo tiempo, Wei Bu se despierta y su padre le reprende por la suciedad de su habitación. Cuando se va a la escuela, ve cómo el anciano Wang Jin se marcha con su perro de compañía. Sale hacia la escuela para reunirse con su amigo Li Kai y discutir cómo se enfrentarán al matón de la escuela, Yu Shuai, ya que Li fue acusado de robar su teléfono móvil. Finalmente se encuentran con Shuai, que les dice que se reúnan con su pandilla en la escalera después de la escuela. Wei ve al vicedecano de la escuela, que le dice que la escuela acabará cerrando y que él se trasladará a otra escuela mejor, mientras que los alumnos de Wei irán a una escuela peor y no tendrán futuro. Wei se encuentra brevemente con su vecino y amigo Huang Ling. Más tarde, ese mismo día, él y Li se enfrentan a Shuai, que se burla del padre de Wei por haber sido despedido por aceptar sobornos. Wei empuja a Shuai y éste se cae por unas escaleras. Cuando Wei vuelve a casa con su padre, se da cuenta de que no está seguro en su casa.

Para chicas de color

A este artículo le falta información sobre la producción de la película y los estrenos en cines y en el hogar. Por favor, amplíe el artículo para incluir esta información. Pueden existir más detalles en la página de discusión. (Abril 2020)

La película inauguró el 12º Festival Internacional de Cine de Xining a finales de julio de 2018[8][9] Se estrenó en el Reino Unido el 14 de diciembre de 2018 y en Estados Unidos el 8 de marzo de 2019. Las críticas fueron muy positivas.

En Shijiazhuang, el miembro de la banda Yu Cheng monologa con una mujer en su cama sobre un elefante sentado en un circo de Manzhouli que podría ser azotado y golpeado pero que permanece quieto. Más tarde, un hombre discute con ella; él es el amigo íntimo de Cheng y ella su esposa. El amigo se suicida más tarde fuera de la pantalla. Más tarde, Cheng se encuentra con su novia, que rechazó sus insinuaciones sexuales, y le echa la culpa del suicidio. Le dice que planea ver al elefante en Manzhouli.

Al mismo tiempo, Wei Bu se despierta y su padre le reprende por la suciedad de su habitación. Cuando se va a la escuela, ve cómo el anciano Wang Jin se marcha con su perro de compañía. Sale hacia la escuela para reunirse con su amigo Li Kai y discutir cómo se enfrentarán al matón de la escuela, Yu Shuai, ya que Li fue acusado de robar su teléfono móvil. Finalmente se encuentran con Shuai, que les dice que se reúnan con su pandilla en la escalera después de la escuela. Wei ve al vicedecano de la escuela, que le dice que la escuela acabará cerrando y que él se trasladará a otra escuela mejor, mientras que los alumnos de Wei irán a una escuela peor y no tendrán futuro. Wei se encuentra brevemente con su vecino y amigo Huang Ling. Más tarde, ese mismo día, él y Li se enfrentan a Shuai, que se burla del padre de Wei por haber sido despedido por aceptar sobornos. Wei empuja a Shuai y éste se cae por unas escaleras. Cuando Wei vuelve a casa con su padre, se da cuenta de que no está seguro en su casa.

Naturaleza muerta

Un elefante nunca se arrepiente Hace poco, al reseñar La Flor, de 14 horas de duración, sugerí que la mayoría de las películas que son muy, muy largas, logran su gran longitud en parte tratando de hacerse deliberadamente desagradables y difíciles de ver. Aquí tenemos un caso perfecto: An Elephant Sitting Still dura tres horas y 54 minutos (así que llamémosla simplemente cuatro horas, de aquí en adelante), y algo así como tres horas y 47 minutos de ellas son agónicamente desagradables. Los siete minutos restantes -la mitad de ese tiempo la ocupan los créditos finales- se encuentran al final, por lo que la única cosa buena que hace la película es terminar con su única expresión de esperanza, y de hecho la lucha por encontrar y preservar ese hilo de esperanza en medio de la desesperación es en gran medida el objetivo de todo el largometraje. Es, de hecho, una película optimista, creo, aunque cuyo optimismo se esconde en la cola de, literalmente, horas de revolcarse en la depresión.

La duración es una de las dos cosas que todo crítico está obligado a señalar desde el principio. La otra es que An Elephant Sitting Still fue el primer largometraje dirigido por Hu Bo, y será el último: el joven de 29 años se suicidó poco después de terminar su corte de la película a finales de 2017, y antes de que se estrenara en el Festival Internacional de Cine de Berlín 2018. Y aunque creo que es barato, insípido y reductor decir que esto “se siente como” una película hecha por alguien que era propenso a los pensamientos suicidas, esto es innegablemente cierto: An Elephant Sitting Still trata de la depresión crónica como pocas películas tratan de algo. Todo lo que ocurre en su narración, la forma en que está rodada, la forma en que está cortada y, sí, la forma en que dura cuatro horas, apuntan exactamente en la misma dirección: crear una experiencia cinematográfica que reproduzca, estéticamente, la sensación subjetiva de la depresión. Es decisión de cada espectador si esto le parece algo a lo que podría estar interesado en someterse, pero lo menos que puedo decir es que es una versión totalmente exitosa de lo que quiere ser.

Ladrones

En la ciudad de Manzhouli, al norte de China, dicen que hay un elefante que simplemente se sienta e ignora el mundo. Manzhouli se convierte en una obsesión para los protagonistas de esta película, un anhelado escape de la espiral descendente en la que se encuentran.

Peng Yuchang Wang Yuwen Zhang Yu Congxi Li Zhenghui Ling Xiaolong Zhang Li Danyi Kong Wei Kong Yixin Chaobei Wang Wang Xueyang Zhu Yan Man Zi Zhao Yanguozhang Li Suyun Huang Ximan Li Qing He Miaomiao Li Binyuan Shunzi Guo Jing Xiang Rong Dong Zhang Shuai Zhou Yinglong Zhao Weimin Hao Shimin Chang Wukui Liu Xiaohui Zhu Jianliang Zhang Jinzhong