Critica historias de miedo para contar en la oscuridad

Critica historias de miedo para contar en la oscuridad

El borde del pacífico

Esta espeluznante adición a los populares libros de Alvin Schwartz sobre el folclore americano está llena de historias de espeluznante horror y oscura venganza que le harán saltar de miedo.Hay una historia para todos: esqueletos con la carne desgarrada y enmarañada que vagan por la tierra; un fantasma que se venga de su asesino; y una casa encantada en la que cada noche una cabeza ensangrentada cae por la chimenea

Esta espeluznante adición a los populares libros de Alvin Schwartz sobre el folclore americano está llena de cuentos de horror espeluznante y oscura venganza que te harán saltar de miedo.Hay una historia aquí para todos: esqueletos con carne desgarrada y enredada que vagan por la tierra; un fantasma que se venga de su asesino; y una casa encantada donde cada noche una cabeza ensangrentada cae por la chimenea. Los espléndidos y espeluznantes dibujos de Stephen Gammell captan a la perfección el ambiente de más de dos docenas de historias de miedo -e incluso de canciones de miedo-, perfectas para leerlas a solas o contarlas en voz alta en la oscuridad.

El libro fue escrito por el folclorista Alvin Schwartz. Dependiendo de la adición que leas, el arte es de Stephen Gammell (el arte espeluznante original) o de …másEl libro fue escrito por el folclorista Alvin Schwartz. Dependiendo de la adición que lea el arte es Stephen Gammell (el arte original espeluznante) o la reedición de 2010 con el artista Brett Helquist.(menos)

El laberinto del fauno

Otro día, otra antología de terror para Halloween, todavía hecha para niños pero con un tono un poco más adulto que algo como GOOSEBUMPS. De hecho, se parece mucho a TRICK ‘R’ TREAT, pero no está ni de lejos al nivel de esa película, y gran parte del tiempo tuve la sensación de estar viendo un imitador deliberado de STRANGER THINGS. Aquí se recogen cinco historias, y todas ellas son totalmente predecibles, con jóvenes o niños amenazados por diversos bichos de CGI. Las arañas asesinas, los espantapájaros y la locura están a la orden del día, siendo lo más destacado las escenas en las que la pandilla es acosada por un espeluznante monstruo cadáver contorsionado que tiene un aspecto estupendo. El resto está simplemente bien; he visto cosas mucho mejores y mucho peores, y esto se sitúa en un punto intermedio.

Es Halloween, 1968, en la ciudad de Mill Valley, Pennsylvania. Stella Nicholls sale con sus amigos Auggie Hilderbrandt y Chuck Steinberg. Son perseguidos por el matón Tommy Milner después de que los amigos le gasten una broma. Encuentran refugio en el coche de Ramón Morales en el autocine. Stella lleva al grupo a una casa encantada. Escapan de cosas terroríficas, incluida la venganza de Tommy. Stella toma un viejo libro de la casa abandonada. No lee el libro tanto como el libro la lee a ella. El libro pertenece a Sarah Bellows, quien vivió una vida trágica y murió horriblemente. Me gustan todos los personajes. Me gustan los actores adolescentes. Me gustan las historias espeluznantes y ligeramente terroríficas. Me gusta la idea del libro y los horrores corporales. El zombi tiene buena pinta y no esperaba menos de una producción de Guillermo del Toro. No es del todo un terror para adultos, pero es un buen paso adelante con respecto a una historia de campamento para niños.

La colección mortuoria

La única excepción a la regla de que algo da más miedo en tu imaginación que cuando se le da forma física es la infame colección de cuentos de terror, Scary Stories to Tell in the Dark. Las ilustraciones del libro, realizadas por Stephen Gammell, son uniformemente aterradoras, superando de alguna manera las peores imágenes que podrías conjurar por ti mismo.

Es igual de petrificante en movimiento, hasta el punto de que me preocupaba tener pesadillas. (Por desgracia, el resto de la película no está a la altura de ese susto, pero sigue siendo un logro que alguien pueda acercarse a capturar el horror profundo de estas ilustraciones.

Las historias cortas están, con mediana eficacia, unidas como historias que comienza a escribir el fantasma vengativo de Sarah Bellows (Kathleen Pollard) para despachar a los habitantes de Mill Valley poco después del Halloween de 1968. El embrujo comienza cuando la aficionada al terror Stella (Zoe Colletti) y sus amigos, el bromista Chuck (Austin Zajur), el pedante Auggie (Gabriel Rush) y el soñador recién llegado Ramón (Michael Garza), se encuentran en una casa encantada.

Historias de miedo para contar en la oscuridad common sense media

Scary Stories to Tell in the Dark se estrenó en cines el 7 de agosto de 2019 en Estados Unidos por Lionsgate. La película recibió críticas generalmente positivas de los críticos con elogios por sus representaciones de las características de terror de su material de origen. La película llegó a recaudar un total de 106 millones de dólares en todo el mundo contra un presupuesto de alrededor de 28 millones de dólares.

En Halloween de 1968, en el pequeño pueblo de Mill Valley, Pennsylvania, tres amigos adolescentes, Stella, Auggie y Chuck, gastan una broma al matón Tommy Milner. Cuando Tommy y su pandilla los persiguen en represalia, el trío huye a un autocine, donde un joven vagabundo llamado Ramón Morales los esconde en su coche. Invitan a Ramón a explorar una «casa encantada» local que en su día perteneció a la adinerada familia Bellows, que ayudó a fundar Mill Valley. En el interior, encuentran un libro de historias de terror escrito por Sarah Bellows, la joven hija de los Bellows que fue acusada de brujería cuando los niños del pueblo empezaron a morir misteriosamente y supuestamente se suicidó.