Palmeras en la nieve argumento

Palmeras en la nieve argumento

Reparto de palmeras en la nieve

Palmeras en la nieve es una película española de drama romántico de 2015 dirigida por Fernando González Molina. El guion está basado en la novela homónima Palmeras en la nieve, de Luz Gabás[1].

El resumen de la trama de este artículo puede ser demasiado largo o excesivamente detallado. Por favor, ayuda a mejorarlo eliminando detalles innecesarios y haciéndolo más conciso. (Abril 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Kilian es un joven de las montañas de Huesca que, en 1954, regresa a la isla de Fernando Pó (actual Bioko), donde nació. Se reúne con su padre Antón y su hermano Jacobo. Son una de las muchas familias españolas que cosechan cacao en la Guinea española.

La película comienza en 1968 con Kilian y Bisila haciendo el amor. Poco después, Kilian se marcha, dejando una foto medio rota y su sombrero como recuerdo para Bisila. En 2003, en Pasolobino (España), Clarence asiste al funeral de su padre Jacobo, del que está separada. Después del funeral, Clarence y su prima Daniela discuten la posibilidad de vender las tierras de la familia. También hablan del padre de Daniela, Kilian, que sufre demencia. Mientras está en el despacho de Kilian, Clarence encuentra un diario, una foto medio rota y una nota desgarrada en la que se indica que se ha enviado dinero a una mujer no identificada. Clarence pregunta a Julia, una vieja amiga de la familia, sobre la nota. Julia admite que su difunto marido Manuel escribió la nota, pero no sabe quién es la mujer. Clarence le dice a Julia que viajará a Bioko, en Guinea Ecuatorial, para averiguar más sobre la vida de su padre. Clarence también decide que si hay familiares en Bioko los traerá a España. Julia le dice a Clarence que busque a un hombre llamado Simón, que era el criado y amigo de Kilian.

Palmeras en la nieve – tráiler

Es un aceite vegetal comestible que procede del fruto de las palmeras aceiteras, cuyo nombre científico es Elaeis guineensis. Se pueden producir dos tipos de aceite: el aceite de palma crudo, que se obtiene al exprimir el fruto carnoso, y el aceite de palmiste, que se obtiene al triturar la almendra o el hueso del centro del fruto. La palma aceitera es originaria de África, pero se introdujo en el sudeste asiático hace poco más de 100 años como cultivo ornamental. Ahora, Indonesia y Malasia representan más del 85% del suministro mundial, pero hay otros 42 países que también producen aceite de palma.

El aceite de palma está en casi todo: está en casi el 50% de los productos envasados que encontramos en los supermercados, desde la pizza, los donuts y el chocolate, hasta el desodorante, el champú, la pasta de dientes y la barra de labios. También se utiliza en la alimentación animal y como biocombustible en muchas partes del mundo (aunque no en el Reino Unido).

El aceite de palma es un aceite extremadamente versátil que tiene muchas propiedades y funciones diferentes que lo hacen tan útil y tan ampliamente utilizado. Es semisólido a temperatura ambiente, por lo que puede mantener las cremas para untar; es resistente a la oxidación, por lo que puede prolongar la vida útil de los productos; es estable a altas temperaturas, por lo que ayuda a dar a los productos fritos una textura crujiente; y también es inodoro e incoloro, por lo que no altera el aspecto ni el olor de los productos alimenticios. En los países asiáticos y africanos, el aceite de palma se utiliza ampliamente como aceite de cocina, al igual que el aceite de girasol o de oliva en el Reino Unido.

Palmeras en la nieve racista

Estoy a favor de las teorías sobre el cambio climático, y no discutiría ni por un momento la sabiduría o las buenas intenciones de la gran mayoría de los científicos. Pero también soy empírico; y observo que parece que algo pasa con nuestro clima invernal, y llamarlo «calentamiento» es obviamente forzar el lenguaje. Veo en la página web de la BBC que hay científicos que dicen que el «calentamiento global» es efectivamente la causa de los inviernos fríos y nevados que parece que estamos teniendo. Un equipo de expertos estadounidenses y chinos ha postulado que el derretimiento del hielo del Ártico significa que todo el Atlántico Norte se está enfriando a medida que los témpanos comienzan a desprenderse, como un Martini refrigerado por cubitos de hielo. No tengo la experiencia necesaria para comentar la teoría del Martini; simplemente observo que hay al menos otros científicos de renombre que dicen que es una completa tontería, o al menos que no hay pruebas que la apoyen.

A continuación, Johnson presenta las teorías del «erudito astrofísico Piers Corbyn», que «tiene un muy buen historial de predicción del tiempo». Corbyn, que dirige un servicio de predicción meteorológica a largo plazo, sostiene que «la temperatura global no depende de las concentraciones de CO2, sino del estado de ánimo de nuestro orbe celeste» y que estamos entrando en una nueva «mini edad de hielo». Johnson se despide:

Palmeras en la nieve full movie eng sub

de Sergio G. Sánchez fue bien dirigida por Fernando González Molina, pero siendo extremadamente larga, casi tres horas. Ha realizado algunas películas de éxito como Fuga de cerebros, 3 escalones sobre el cielo, Te quiero y El guardián invisible. Y ha dirigido series de Tv tan conocidas como Los hombres de Paco, El barco, Luna el misterio de Calenda y un documental, El mejor día de mi vida. Valoración 7/10. Merece la pena verla.

El guionista sintió la necesidad de hacer una bonita historia de amor. Ahora bien, de aquí a allá hay una gran distancia. Así que hay un comienzo estereotipado con una muerte y la mujer que tiene la necesidad de ir donde el escritor ha puesto la historia de amor para ella. Un fragmento de carta. ¿Por qué un fragmento? ¿Es suficiente para gastar tanto tiempo, energía y dinero? Por supuesto, no es el escritor quien paga.Y el diálogo es tan malo como el guión: ¡Mamá, seis mil kilómetros no son nada! No estoy seguro de que los campesinos analfabetos supieran lo que es un kilómetro. En fin, a una persona en 2019 le cuesta captar algo más matizado que «6000km está lejos».Quizá sea por la mala dirección. Tal vez sea por los diálogos sin sentido, pero la actuación es de la calidad de las precuelas de Star Wars. Y todo se convierte en una mera excusa para hacer una convención de cosplay.