Sintomas de la depresion

Sintomas de la depresion

los síntomas de la depresión pueden ser sutiles

La depresión (trastorno depresivo mayor o depresión clínica) es un trastorno del estado de ánimo común pero grave. Provoca síntomas graves que afectan a la forma de sentir, pensar y realizar las actividades cotidianas, como dormir, comer o trabajar. Para que se le diagnostique depresión, los síntomas deben estar presentes durante al menos dos semanas.

Entre los ejemplos de otros tipos de trastornos depresivos recientemente añadidos a la clasificación diagnóstica del DSM-5 se encuentran el trastorno de desregulación del estado de ánimo (diagnosticado en niños y adolescentes) y el trastorno disfórico premenstrual (TDPM).

No todas las personas deprimidas experimentan todos los síntomas. Algunas personas experimentan sólo unos pocos síntomas, mientras que otras pueden experimentar muchos. Para diagnosticar una depresión mayor es necesario que haya varios síntomas persistentes, además de un estado de ánimo bajo, pero las personas que sólo presentan unos pocos síntomas -pero angustiosos- pueden beneficiarse del tratamiento de su depresión «subsindrómica». La gravedad y la frecuencia de los síntomas, así como su duración, varían en función del individuo y de su enfermedad concreta. Los síntomas también pueden variar en función del estadio de la enfermedad.

síntomas de la depresión parte 2 física

Todo el mundo tiene rachas de desánimo, pero la depresión es algo más que pasar unos días sintiéndose triste o infeliz. La depresión puede hacer que te sientas persistentemente triste y decaído durante semanas o meses.

Aunque algunas personas creen que la depresión es algo trivial o que no es un verdadero problema de salud, en realidad es una enfermedad real que afecta a una de cada 10 personas a lo largo de su vida. Afecta a personas de todos los géneros y edades, incluidos los niños. Los estudios demuestran que alrededor del 4% de los niños del Reino Unido de entre cinco y 16 años están deprimidos o ansiosos.

La depresión presenta una serie de síntomas diferentes y puede afectar a cada persona de forma distinta. Los síntomas incluyen sentirse muy lloroso, sentir desesperanza y tristeza, y perder el interés por las cosas que antes disfrutaba. También es frecuente que las personas con depresión tengan síntomas de ansiedad.

Si los síntomas son leves, es posible que simplemente experimentes un estado de ánimo bajo y persistente. Es habitual sentirse estresado, triste o ansioso en los momentos difíciles de la vida, y un estado de ánimo bajo puede mejorar al poco tiempo, en lugar de ser un síntoma de depresión.

signos y síntomas de la depresión clínica (y cómo se diagnostica)

La depresión (trastorno depresivo mayor) es una enfermedad médica común y grave que afecta negativamente a su forma de sentir, de pensar y de actuar. Afortunadamente, también es tratable. La depresión provoca sentimientos de tristeza y/o una pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba. Puede dar lugar a una serie de problemas emocionales y físicos y puede disminuir su capacidad para funcionar en el trabajo y en casa.

Se calcula que la depresión afecta a uno de cada 15 adultos (6,7%) en un año determinado. Y una de cada seis personas (16,6%) sufrirá depresión en algún momento de su vida. La depresión puede producirse en cualquier momento, pero por término medio aparece por primera vez entre el final de la adolescencia y la mitad de los 20 años. Las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir depresión. Algunos estudios demuestran que un tercio de las mujeres sufrirá un episodio depresivo grave a lo largo de su vida.  Existe un alto grado de heredabilidad (aproximadamente el 40%) cuando los familiares de primer grado (padres/hijos/hermanos) tienen depresión.

La muerte de un ser querido, la pérdida de un trabajo o el fin de una relación son experiencias difíciles de soportar para una persona. Es normal que se produzcan sentimientos de tristeza o dolor en respuesta a estas situaciones. Las personas que experimentan una pérdida suelen describirse a sí mismas como «deprimidas».

los síntomas de la depresión

Los dos síntomas «centrales» de la depresión son el bajo estado de ánimo y la pérdida de interés por las actividades. Además, las personas pueden experimentar cambios en el apetito, problemas para dormir, cansancio, sentimientos de culpa, problemas de concentración o pensamientos de muerte.

Los síntomas de la depresión pueden ser diferentes en cada persona. Así, mientras que a una persona le cuesta levantarse de la cama, otra puede ir al trabajo todos los días sin que sus compañeros noten nada raro.

Y a veces, los síntomas que parecen depresión no son realmente depresión. Los problemas de consumo de sustancias, los problemas médicos, los efectos secundarios de la medicación u otras condiciones de salud mental pueden producir síntomas que se parecen a la depresión.

El DSM-5 reconoce varios tipos diferentes de trastornos depresivos. Los dos tipos más comunes son la depresión clínica, también conocida como trastorno depresivo mayor (TDM), y el trastorno depresivo persistente (TDP). Las personas con TDP suelen experimentar el mismo tipo de síntomas que las que padecen TDP, pero suelen ser menos graves y duran más tiempo.