Contrato de compraventa de caballos

contrato de compraventa de caballos con cláusula de devolución

Por lo general, el contrato de compraventa se utiliza para las grandes compras de bienes cuando la transacción presenta cierto grado de complejidad. La complejidad puede referirse a varios aspectos, como la entrega de los bienes o las condiciones de pago. El contrato de compraventa lo firman tanto el vendedor como el comprador antes de que se entreguen los bienes y antes de que se realice cualquier pago. Una vez firmado por ambas partes, se convierte en un contrato vinculante. Aunque no es lo mismo que una orden de compra, que es simplemente una oferta de compra de bienes, un acuerdo de compra también puede recibir otros nombres, como contrato de venta, contrato de compra o acuerdo de compraventa.

En términos de un acuerdo de compra, el término “bienes” se aplica a varios tipos de activos tangibles y no se aplica a los servicios. Las transacciones inmobiliarias también pueden utilizar un contrato de compraventa, pero los bienes inmuebles son una categoría de propiedad distinta de los bienes.

Las transacciones más sencillas pueden utilizar documentos menos complicados, como un recibo o una factura de venta, que suelen entregarse junto con la transferencia de los bienes y el pago. Por ejemplo, si su empresa compra un ordenador, un simple recibo puede ser suficiente. O, si está comprando un coche que debe registrarse en el gobierno de su estado, podría utilizarse una factura de venta. Sin embargo, si su empresa está comprando numerosos ordenadores o una flota de camiones y los bienes van a ser entregados y pagados a lo largo de un periodo de tiempo, es más apropiado un contrato de compraventa.

contrato de venta de caballos con derecho de tanteo

La compra de un caballo es un asunto arriesgado. El comprador confía en la exactitud e integridad de la publicidad y de la información transmitida por el vendedor durante la consulta. Si el vendedor no se dedica a la venta de caballos, se trata de una situación de “comprador precavido”, por lo que el comprador necesita un contrato para protegerse, ya que no se aplica la legislación en materia de consumo.

Este contrato aborda: el momento en que la propiedad del caballo pasa al comprador; quién es responsable de los daños causados al caballo antes de que el comprador tome posesión de él; la revelación por parte del vendedor de cualquier hábito, comportamiento o vicio molesto; la idoneidad del caballo para el propósito del comprador, junto con otras cuestiones.

La versión en papel de este contrato contiene dos contratos, uno para el comprador y otro para el vendedor, de modo que cada uno conserve un original firmado. La información sobre las partes y el caballo se incluye en el anexo. Existe una edición para cada Estado y Territorio de Australia. Seleccione la edición del lugar donde reside, no la del lugar donde se encuentra el caballo.

Este contrato ofrece al vendedor la máxima protección. El comprador otorga reconocimientos en los que puede basarse para refutar cualquier reclamación de que el caballo no era de una calidad aceptable o no era apto para su uso en el momento de la venta.    Algunos de estos reconocimientos están relacionados con la incertidumbre asociada a la compra de potros o caballos jóvenes. Si adquiere la versión de este contrato por correo electrónico, le pondremos su logotipo y los datos de su empresa sin coste adicional.

depósito para la compra de un caballo

Este es un modelo de contrato que puedes utilizar si has encontrado un caballo que te gusta.    Dado que su objetivo principal es establecer el historial del caballo, la veracidad de las declaraciones hechas por el vendedor, y no hace responsable al vendedor de nada de lo que ocurra una vez que usted compre, ningún vendedor honesto debería dudar en firmarlo. Puedes descargarlo y modificarlo para adaptarlo a tu situación o utilizarlo tal cual.    ¿Te ayudará en un juicio si resulta que el vendedor te mintió después de todo?    Puede que sí o puede que no.    Aun así, si el vendedor no quiere firmarlo, deberías considerarlo una señal de alarma.    Por lo menos, tendrás la documentación de las mentiras de tu vendedor.

Este contrato no incluye cómo manejar un depósito hecho para retener un caballo (por ejemplo, para organizar un examen de precompra por un veterinario).    Tampoco aborda el riesgo de pérdida.    ¿En qué momento el vendedor renuncia a la responsabilidad por la salud del animal, los daños que pueda causar o su cuidado?    El comprador y el vendedor deben decidir si el riesgo de pérdida se produce cuando se firma el contrato o cuando el comprador toma posesión del animal, y esto debe incluirse en el contrato.

contrato de venta de caballos gratuito

Además de los requisitos de la norma 5H-26.004, comentados en un anterior asesoramiento del GT sobre la norma de venta de Florida, los compradores y vendedores de equinos deben considerar la inclusión de varias disposiciones en sus contratos de compraventa de equinos.

Dependiendo de la jurisdicción, es posible que el vendedor tenga que hacer declaraciones adicionales sobre la salud del caballo, incluso si ha incluido una cláusula de renuncia a la garantía o tal cual. El hecho de no incluir estas declaraciones puede constituir una práctica comercial engañosa o desleal, que expone al vendedor a una responsabilidad considerable.

En Florida, por ejemplo, FLA. ADMIN. CODE ANN. R. 5H-26.003(10)(a) establece que el vendedor del caballo debe revelar si el caballo ha sido sometido a cualquiera de una lista de tratamientos dentro de los siete (7) días anteriores a la venta. El incumplimiento de esta obligación constituye una violación per se de la Ley de Prácticas Comerciales Desleales y Engañosas de Florida (FDUTPA), lo que da lugar a sus recursos. FLA. ADMIN. CODE ANN. R. 26.003(13) (“La violación de cualquier disposición del capítulo 5H-26, F.A.C., que dé lugar a daños reales a una persona, se considerará una práctica comercial desleal y engañosa de conformidad con el capítulo 501, parte II, F.S.”). Estos tratamientos incluyen actualmente:

Leer más  Bolsos para perros pequeños