Diarrea con moco en perros

Diarrea con moco en perros

caca de perro cubierta de mucosidad y vómitos

Desde la antigüedad, los médicos han recurrido a las muestras de heces como punto de referencia para la salud de sus pacientes. En el caso de los perros, la referencia a las muestras de heces es una opción más viable que nunca debido al aumento de los costes de la atención veterinaria.

La diarrea se define como heces sueltas o sin forma que se producen en cantidades mayores de lo habitual, con más frecuencia de lo habitual, o ambas cosas. Si su perro tiene diarrea, notará algunos cambios evidentes en sus hábitos de baño. Por ejemplo, querrá salir más al exterior. También es posible que tenga «accidentes» en el baño con más frecuencia de lo normal.

Si cree que su cachorro tiene diarrea, puede que tenga que revisar sus heces para inspeccionar la consistencia. A menudo puede ser difícil saber si los cachorros tienen diarrea porque, para empezar, suelen tener unas heces blandas. Sin embargo, si la diarrea es casi líquida, es una señal de que algo va mal.

Incluso si está bastante seguro de que su perro tiene diarrea, querrá hablar con su veterinario. Una rápida llamada telefónica a su veterinario puede ser todo lo que necesita para empezar a tratar la diarrea, especialmente si la diarrea es leve y su perro parece estar bien. También puedes llevar a tu perro al veterinario para que le haga un diagnóstico oficial. El veterinario realizará un examen físico, un examen fecal y posiblemente otras pruebas de diagnóstico para averiguar la causa de la diarrea y cómo tratarla.

sangre y mucosidad en las heces del perro, pero su comportamiento es normal

La diarrea es una de las razones más comunes por las que los padres de mascotas buscan atención veterinaria para sus compañeros caninos. Aunque puede ser desencadenada por algo tan simple como un cambio en la comida o las golosinas, la diarrea canina también puede ser señal de una enfermedad subyacente grave.

La diarrea canina es un signo de un problema de salud; no es una enfermedad en sí misma. El mecanismo más común por el que se produce la diarrea canina es cuando los nutrientes no absorbidos retienen agua o atraen agua a los intestinos. En estos casos, el volumen de líquido supera la capacidad del revestimiento intestinal para absorber agua y nutrientes. Los perros con este tipo de diarrea expulsan grandes cantidades de líquido o heces blandas.

Otro mecanismo común de la diarrea en los perros es el resultado del aumento de la permeabilidad del revestimiento intestinal. La inflamación asociada a una enfermedad o a sustancias irritantes puede provocar un aumento del movimiento de fluidos y electrolitos hacia los intestinos y una alteración de la absorción.

Los perros desarrollan diarrea por muchas razones diferentes. Las heces anormales pueden producirse en cualquier momento en que se altere o interrumpa el movimiento de agua o nutrientes a través del revestimiento de los intestinos. Por ejemplo, cuando su compañero canino come algo que no forma parte de su dieta normal, las bacterias normales presentes en los intestinos pueden verse alteradas, lo que puede provocar una diarrea aguda.

diarrea del perro mayor con mucosidad

La caca de perro ideal es firme, ligeramente húmeda y fácil de recoger. Si observa mucosidad en las cacas del perro (o si las cacas de su perro están envueltas en una cubierta brillante parecida a la mucosidad), su perro tiene algún tipo de inflamación intestinal. La presencia de mucosidad en las cacas de los perros es habitual en los que padecen una enfermedad inflamatoria intestinal (EII) o como señal de alerta temprana de otras enfermedades.

La EII es un síndrome, no una enfermedad, y está causada por una reacción específica a la irritación crónica del tracto intestinal. La mayoría de los perros con EII tienen un historial de vómitos o diarrea recurrentes o crónicos y pueden tener poco apetito. Además de la mucosidad en las heces, hay otros signos de EII en los perros:

La mucosidad en las cacas del perro también puede ser causada por parvovirus, parásitos, tumores y/o pólipos, sobrecarga de toxinas por estreñimiento, trastornos autoinmunes o incluso cáncer. La ingestión de basura también puede causar infecciones bacterianas en el tracto digestivo que pueden provocar heces con sangre o mucosidad en las cacas del perro.

No debe preocuparse por ver una pequeña cantidad de moco en la caca del perro. Las heces del perro suelen contener algo de mucosidad, que los intestinos producen para mantener el revestimiento del colon lubricado.

remedios caseros para la mucosidad en las heces del perro

La mayoría de los propietarios tienen una idea del aspecto normal de las heces de su perro y cualquier aspecto anormal puede causarles cierta preocupación o confusión. Aunque la mucosidad en las heces de un perro es un hallazgo bastante común y no siempre es preocupante, a veces puede significar que hay un problema que necesita ser tratado.

La mucosidad puede aparecer en las heces de un perro de forma natural debido a la lubricación de los intestinos. Una pequeña cantidad de moco de vez en cuando es completamente normal, ya que permite que las heces se deslicen por el colon. Sin embargo, si se observa más mucosidad en las heces de forma regular, puede indicar un problema.

El colon es la última parte del tracto intestinal que recorren las heces antes de salir del cuerpo del perro. Cuando el colon se inflama, se produce una colitis y un exceso de mucosidad puede recubrir las heces de su perro.

Las razones de esta inflamación del colon incluyen diversos parásitos intestinales, como los tricocéfalos y la Giardia, el estrés, las infecciones bacterianas, como la E. coli y la Salmonella, la ingestión de alimentos en mal estado o contaminados, la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), las alergias y los traumatismos.