Enfermedades que transmiten los gatos

enfermedades contagiosas de los gatos

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Aunque los gatos son generalmente seguros, el contacto con ellos, incluidas las mordeduras y los arañazos, puede causar infecciones en los seres humanos. Si está expuesto a un gato, es importante que conozca las posibles infecciones y cómo mantenerse a salvo.

Los gatos pueden contraer la tiña (dermatofisis), que es un hongo (no un gusano). En los gatos, esta infección hace que aparezcan manchas escamosas en la piel, pero las manchas pueden no ser obvias si están cubiertas de pelo. En los seres humanos, la tiña causa manchas escamosas, rojas y en forma de anillo en la piel.

Los gatos transmiten la tiña con más frecuencia que los perros. Esta infección fúngica es más probable que afecte a los gatitos, a los gatos de edad avanzada o a los que están enfermos. Los gatos de pelo largo o los que conviven con otros gatos también corren un mayor riesgo.

enfermedades causadas por el pelo de los gatos

Cuidar de las mascotas es una gran experiencia de aprendizaje para los niños, ya que les enseña responsabilidad, delicadeza y respeto por otros seres vivos. Al igual que los adultos, los niños pueden beneficiarse de la compañía, el afecto y las relaciones que comparten con sus mascotas.

Pero los animales y las mascotas pueden transmitir infecciones a los humanos, especialmente a los niños. Por eso, si estás pensando en comprar una mascota o ya tienes una, es importante que sepas cómo proteger a tu familia de las infecciones.

Pero las mascotas también son portadoras de ciertas bacterias, virus, parásitos y hongos que pueden causar enfermedades si se transmiten a los humanos. Los humanos contraen estas enfermedades transmitidas por los animales cuando son mordidos o arañados o tienen contacto con los desechos, la saliva o la caspa de un animal.

Estas enfermedades pueden afectar a los humanos de muchas maneras. Son más preocupantes para los niños pequeños, los bebés, las mujeres embarazadas y las personas cuyo sistema inmunitario se ha visto comprometido por una enfermedad. Los bebés y los niños menores de 5 años están en riesgo porque sus sistemas inmunitarios aún se están desarrollando, y algunas infecciones que podrían enfermar levemente a un adulto pueden ser más graves para ellos.

¿pueden los gatos causar enfermedades autoinmunes en los humanos?

Las investigaciones han demostrado que los gatos pueden proporcionar apoyo emocional, mejorar el estado de ánimo y contribuir a la moral general de sus dueños. También se atribuye a los gatos el fomento de la socialización entre las personas mayores y los discapacitados físicos o mentales. Casi 40 millones de hogares en Estados Unidos tienen gatos como mascotas.

Aunque los gatos son grandes compañeros, los propietarios de gatos deben ser conscientes de que a veces los gatos pueden ser portadores de gérmenes nocivos que pueden causar una variedad de enfermedades en las personas, que van desde pequeñas infecciones de la piel a enfermedades graves. Una de las mejores formas de protegerse de las enfermedades es lavarse bien las manos después de manipular, limpiar o dar de comer a los gatos.

Cómo se contagia: Las personas contraen la infección por Campylobacter al entrar en contacto con las heces (caca) de animales infectados, incluidos los gatos, o al consumir alimentos o agua contaminados. Normalmente, el Campylobacter se transmite cuando la gente no se lava las manos después de tocar a los animales o su comida, caca, juguetes o camas, pero a veces también puede infectar a través de una herida abierta. Los gatos suelen infectarse al comer carne cruda contaminada y eliminar la bacteria en sus cacas.

tratamiento de la infección por hongos del gato al ser humano

Una zoonosis felina es una infección vírica, bacteriana, fúngica, de protozoos, de nematodos o de artrópodos que puede ser transmitida a los humanos por el gato doméstico, Felis catus. Algunas de estas enfermedades son infecciones o infestaciones reemergentes y emergentes causadas por patógenos zoonóticos transmitidos por los gatos. En algunos casos, el gato puede mostrar síntomas de infección (que pueden diferir de los síntomas en los humanos) y a veces el gato permanece asintomático. En las personas que se infectan puede haber enfermedades graves y manifestaciones clínicas. Esto depende del estado inmunitario y de la edad de la persona. Los que viven en estrecha relación con los gatos son más propensos a estas infecciones. Pero los que no tienen gatos como mascotas también pueden adquirir estas infecciones, ya que la transmisión puede ser por las heces de los gatos y los parásitos que salen de sus cuerpos[1].

Las personas pueden adquirir infecciones asociadas a los gatos a través de mordeduras, arañazos u otro tipo de contacto directo de la piel o las mucosas con el gato. Esto incluye “besar” o dejar que el animal se lama la boca o la nariz. Las membranas mucosas se infectan fácilmente cuando el patógeno está en la boca del gato. Los patógenos también pueden infectar a las personas cuando hay contacto con la saliva, la orina y otros fluidos o secreciones corporales del animal, Cuando se ingiere material fecal de forma no intencionada, puede producirse la infección. Una persona puede contraer una zooinosis felina por inhalación de aerosoles o gotitas expulsadas por el gato[2][3].