Funcion de la valvula mitral

Funcion de la valvula mitral

Función de la válvula pulmonar

La válvula mitral (/ˈmaɪtrəl/), también conocida como válvula bicúspide o válvula auriculoventricular izquierda, es una de las cuatro válvulas del corazón. Tiene dos cúspides o aletas y se encuentra entre la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo del corazón. Todas las válvulas del corazón son unidireccionales y permiten que la sangre fluya en una sola dirección. La válvula mitral y la válvula tricúspide se conocen como válvulas atrioventriculares porque se encuentran entre las aurículas y los ventrículos[1].

En condiciones normales, la sangre fluye a través de la válvula mitral abierta durante la diástole con la contracción de la aurícula izquierda, y la válvula mitral se cierra durante la sístole con la contracción del ventrículo izquierdo. La válvula se abre y se cierra debido a las diferencias de presión, abriéndose cuando hay mayor presión en la aurícula izquierda que en el ventrículo y cerrándose cuando hay mayor presión en el ventrículo izquierdo que en la aurícula[2].

En condiciones anormales, la sangre puede retroceder a través de la válvula (regurgitación mitral) o la válvula mitral puede estrecharse (estenosis mitral). Las cardiopatías reumáticas suelen afectar a la válvula mitral; la válvula también puede prolapsar con la edad y verse afectada por una endocarditis infecciosa. La válvula mitral recibe su nombre de la mitra de un obispo, que se asemeja a sus aletas[3][4].

Sustitución de válvulas cardíacas

El corazón consta de cuatro cámaras, dos aurículas (cámaras superiores) y dos ventrículos (cámaras inferiores). Hay una válvula por la que pasa la sangre antes de salir de cada cámara del corazón. Las válvulas impiden el retroceso de la sangre. Estas válvulas son verdaderas aletas que se encuentran en cada extremo de los dos ventrículos (cámaras inferiores del corazón). Actúan como entradas unidireccionales de sangre en un lado del ventrículo y salidas unidireccionales de sangre en el otro lado del ventrículo. Las válvulas normales tienen tres aletas, excepto la válvula mitral, que tiene dos aletas. Las cuatro válvulas del corazón son las siguientes:

A medida que el músculo cardíaco se contrae y se relaja, las válvulas se abren y se cierran, dejando que la sangre fluya hacia los ventrículos y las aurículas en momentos alternativos. A continuación se ilustra paso a paso el funcionamiento normal de las válvulas en el ventrículo izquierdo:

Las válvulas cardíacas pueden presentar ambas disfunciones al mismo tiempo (regurgitación y estenosis). Además, más de una válvula cardíaca puede estar afectada al mismo tiempo. Cuando las válvulas cardíacas no se abren y cierran correctamente, las implicaciones para el corazón pueden ser graves, ya que pueden obstaculizar la capacidad del corazón para bombear la sangre adecuadamente a través del cuerpo. Los problemas de las válvulas cardíacas son una de las causas de la insuficiencia cardíaca.

Función de la válvula tricúspide

La regurgitación funcional de la válvula mitral se produce cuando la aurícula o el ventrículo izquierdos se dilatan, lo que hace que el anillo de la válvula mitral también se dilate e impida que las valvas de la válvula mitral se coapten correctamente.

Hay muchas causas de dilatación de la aurícula izquierda y del ventrículo izquierdo, y el tratamiento de este tipo de regurgitación mitral se dirige a la causa principal. Por ejemplo, si un paciente desarrolla una insuficiencia cardíaca sistólica con un ventrículo izquierdo dilatado que da lugar a una regurgitación mitral funcional, el tratamiento se dirigirá a la mejora de la insuficiencia cardíaca.

Las causas de la regurgitación mitral son diversas, ya que el aparato valvular mitral es complejo. La regurgitación mitral puede producirse cuando el propio aparato valvular mitral está enfermo (regurgitación mitral primaria) o en ausencia de cualquier anomalía del aparato valvular mitral (regurgitación mitral secundaria). Las causas de la regurgitación mitral primaria y secundaria se enumeran en la siguiente tabla.

La regurgitación mitral primaria está causada por una enfermedad real del aparato valvular mitral. Las valvas de la válvula mitral, el anillo, los músculos papilares y las cuerdas tendinosas deben interactuar adecuadamente para que la válvula mitral funcione correctamente. Por lo tanto, la alteración de cualquiera de estas estructuras puede dar lugar a una regurgitación mitral primaria.

Válvula mitral otro nombre

La regurgitación mitral funcional (RM) es una entidad clínica común que probablemente aumentará en el futuro debido a los cambios demográficos previstos. También se asocia a una mala supervivencia a largo plazo. La estructura anatómica del aparato valvular mitral es compleja y consta de varios componentes, cada uno de los cuales puede verse afectado por diversas enfermedades que dan lugar a la IM. En la IM primaria, la incompetencia valvular está causada por componentes del aparato valvular comprometidos o estructuralmente alterados; la válvula en la IM funcional es estructuralmente normal, y la regurgitación es el resultado de un fallo en la coaptación de las valvas de la válvula mitral sin que coexistan cambios estructurales de la propia válvula. Por lo tanto, definimos la IM funcional como un flujo retrógrado sistólico desde el ventrículo izquierdo hacia la aurícula izquierda debido a la reducción y/o eliminación de la coaptación sistólica normal de las valvas de la válvula mitral. La progresión lenta de los síntomas es típica de esta valvulopatía y suele acabar en una disfunción ventricular izquierda irreversible. La fisiopatología y el tratamiento de la IM funcional son bastante complejos. Este artículo revisa y resume la literatura existente, centrándose en la fisiopatología y el tratamiento actual de la IM funcional.