Los gatos pueden comer manzana

Los gatos pueden comer manzana

¿pueden los gatos comer zanahorias?

Las manzanas son saludables para los humanos y ya sabemos que los perros pueden comer rodajas de manzana de vez en cuando, pero ¿los gatos también pueden comer manzanas? Siempre queremos asegurarnos de que damos a nuestros amigos felinos los alimentos más sanos y nutritivos, así que ¿las manzanas son uno de ellos?

Consejo profesional: Según las investigaciones, más de siete millones de perros y gatos han enfermado tras ingerir algo tóxico. Recuerde que tener un seguro para mascotas es la mejor manera de protegerlas contra las enfermedades relacionadas con el veneno, sin que suponga una carga importante para su cartera.

Además de ser una gran fuente de minerales y vitaminas (especialmente vitamina C, A y K), las manzanas también son ricas en fibra dietética y antioxidantes que pueden ayudar a reducir el colesterol e inhibir el crecimiento de las células cancerosas en los seres humanos. Sin embargo, el sistema digestivo de los gatos es diferente al de los humanos, por lo que su dieta también debe ser diferente a la nuestra.

Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que dependen de los nutrientes que se encuentran en los productos animales. Por ello, la mejor manera de satisfacer sus necesidades de nutrientes es proporcionarles alimentos especialmente formulados para gatos. Mientras su mascota obtenga todos los nutrientes necesarios de su dieta habitual, las verduras y las frutas no son necesarias.

¿pueden los gatos comer fresas?

Son muchos los beneficios de incluir la fruta en una dieta humana saludable, pero como padre de una mascota, tal vez se pregunte: ¿pueden mis mascotas comer fruta? Si tiene la tentación de alimentar a su amigo peludo con estas sabrosas golosinas, le alegrará saber que puede incluir la fruta en la rutina de aperitivos de su mascota, siempre que se limite a aquellas frutas que son seguras.

Algunas frutas pueden ser tóxicas para tu mascota, por lo que es muy importante que consultes con tu veterinario antes de compartir la macedonia. Además, recuerde que es muy importante tener en cuenta la dieta general de su mascota. Si su perro o gato ya lleva una dieta equilibrada, asegúrese de no exagerar con la alimentación de fruta, aunque sea una golosina nutritiva.

La moderación es la clave para incorporar la fruta a las comidas de su perro. La ingesta excesiva de fruta (incluso de la que es segura) puede causar irritación intestinal, diarrea o hinchazón. Se recomienda que cualquier alimento que no forme parte de la alimentación principal de su perro represente menos del 10% de su ingesta total de calorías. Todos los alimentos que se mencionan a continuación deben ser consultados con su veterinario antes de dárselos a su perro.

¿pueden los gatos comer manzanas y canela?

Siempre se ha sabido que una manzana al día mantiene alejado al médico. Las manzanas están llenas de nutrientes y beneficios para la salud de los humanos, como antioxidantes, flavonoides y fibra. Las manzanas pueden incluso ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer, hipertensión, diabetes y enfermedades cardíacas. Así que son estupendas para nosotros, pero ¿qué pasa con nuestros gatos? Siempre queremos asegurarnos de que damos a nuestras mascotas las opciones más saludables y nutritivas que existen, y parece que las manzanas estarían en esa lista. Entonces, ¿las manzanas son adecuadas para que las coman los gatos?

Las manzanas son seguras para su gato. Sin embargo, tenga en cuenta que las manzanas deben prepararse adecuadamente antes de que los gatos puedan comerlas con seguridad. La ASPCA clasifica las manzanas como tóxicas para los gatos, y esto se debe a los tallos, las hojas y, sobre todo, las semillas del interior de la manzana.

Hay que asegurarse de retirar todas las semillas, hojas y tallos antes de dejar que el gato coma cualquier manzana. Las semillas de la manzana contienen un veneno muy peligroso llamado cianuro, que podría inducir importantes problemas de salud a su gato. No se asuste. Las semillas de manzana sólo contienen una pequeña cantidad de cianuro, pero sigue siendo vital que no permita que su gato coma ninguna.

Melón cantalupo

Antes de compartir una o dos bayas, no olvides que los gatos son carnívoros, es decir, que dependen de la carne y no tanto de otros alimentos que los humanos consumimos a diario. Si quieres introducir las frutas en la dieta de tu gatito, aprende cuáles son adecuadas para los felinos y cuáles debes evitar.

¿Pueden los gatos comer frutas? | Manzana | Albaricoque | Plátano | Cantaloupe | Cereza | Durian | Uva | Frutas cítricas | Mango | Nectarina | Papaya | Melocotón | Pera | Piña | Ciruela | Granada | Fresa | Zarzamora | Frambuesa | Aguacate | Kiwi | Arándano | Verduras que en realidad son frutas | Tomate | Guisantes | Pepino | Judías | Calabacín | Calabaza | Aceituna | Pimiento | Maíz

Un hecho interesante es que los gatos no tienen receptores de sabor dulce. Eso significa que es poco probable que su gato se interese por el sabor de la mayoría de las frutas. Además, las frutas y las bayas no son tan densas desde el punto de vista nutricional en comparación con las verduras y, sobre todo, con la carne. Sin embargo, están llenas de agua, una parte esencial de la dieta de un felino.

Antes de ofrecerle a su gato una manzana o una naranja, asegúrese de entender cómo afectan las frutas a su salud. En la mayoría de los casos, el dulzor de las frutas y bayas procede de la sacarosa y la fructosa, dos azúcares simples que suponen un mayor trabajo para el páncreas de su gatito. Dado que los felinos dependen principalmente de las carnes magras, el azúcar suele ser un aditivo no deseado, que debe omitirse siempre que sea posible.