Mastin español atigrado cachorro

Mastin español atigrado cachorro

raza de perro mastín español

El Mastín Español es un poco como un San Bernardo, con papada pesada y piel suelta y un aspecto de haber bebido demasiado brandy. Son perros inmensos, con algunos machos adultos que pesan hasta 265 libras.

El Mastín Español es muy independiente por naturaleza, como la mayoría de los perros guardianes de ganado (LGD). Si busca un perro que le adore o con el que jugar al frisbee, esta raza no es para usted. Los mastines españoles son ante todo perros de trabajo, y los que se mantienen como compañeros son distantes. Si le gusta vivir con un perro guardián noble y macizo que no dé muchos problemas, ésta podría ser la raza.

Ser propietario de un mastín español requiere tolerancia a los ronquidos, las babas y el babeo. Cuando no están roncando a su lado, necesitan un ejercicio moderado, siempre a un ritmo bastante lento. Es un perro de bajo mantenimiento, que sólo necesita ser cepillado regularmente y bañado de vez en cuando.

El Mastín Español ve a los extraños como una amenaza. Tener el control sobre su perro es esencial; a menos que usted lo detenga, seguirá adelante cuando perciba una amenaza. Por suerte, estos perros ladran profundamente como advertencia a los «intrusos» antes de actuar.

mastín del pirineo

Los objetivos y propósitos de este estándar de la raza incluyen: proporcionar directrices para los criadores que deseen mantener la calidad de su raza y mejorarla; hacer avanzar esta raza hasta un estado de similitud en todo el mundo; y actuar como guía para los jueces.

Los criadores y los jueces tienen la responsabilidad de evitar cualquier condición o exageración que sea perjudicial para la salud, el bienestar, la esencia y la solidez de esta raza, y deben asumir la responsabilidad de ver que éstas no se perpetúen.

Cualquier desviación de lo que se indica a continuación debe considerarse una falta, y la gravedad con la que debe considerarse la falta debe ser exactamente proporcional a su grado y a su efecto sobre la salud y el bienestar del perro y sobre su capacidad para realizar su trabajo tradicional.

El Mastín Español se ha utilizado durante mucho tiempo para vigilar el ganado merino cuando se traslada de un pasto a otro. En la antigüedad, a menudo los acompañaba solo, sin la guía de un pastor. Hoy en día, la raza también es útil como protector de la granja y la familia.

wikipedia

Cuidado con la displasia de cadera, los problemas cardíacos y el entropión (inversión de los párpados). También la pano-ostiosis (dolores de crecimiento), que se produce cuando son cachorros en crecimiento. Esta raza es propensa a la hinchazón. Es aconsejable alimentar al Mastín Español con varias comidas pequeñas en lugar de una grande. Los partos son difíciles en algunos Mastines Españoles y a menudo se necesitan cesáreas. Esta raza babea y babea y puede roncar con fuerza.

Cuando es completamente maduro, esta raza tiene una necesidad media de ejercicio. Como todos los perros gigantes, esta raza es muy lenta en su maduración, especialmente los machos, que siguen creciendo hasta los 2,5 a 4 años de edad y son más bien efímeros. Tienen un nivel de actividad bastante bajo y sólo necesitan una cantidad moderada de ejercicio. Lo único que necesitan son paseos diarios de aproximadamente una hora dos veces al día. Suelen ser más activos cuando son adultos jóvenes. No es una raza para personas muy activas y deportistas que quieran un perro para hacer footing, correr junto a una bicicleta o jugar a buscar o al frisbee.

«Este es Bach de Muxa, un macho de Mastín Español de pura raza con 16 meses de edad de Asturias, España. Todavía está creciendo (crecen durante dos años o más). Bach es tranquilo y calmado, pero contundente cuando un extraño intenta entrar en su propiedad. El Mastín Español ha sido una raza de guarda durante siglos en España. La raza no necesita muchos cuidados, pero a Bach le encanta que le acicalen».

aksaray malaklisi

En la época medieval, este perro acompañaba a los rebaños de ovejas que cruzaban del norte al sur de España, defendiendo al ganado del ataque de los lobos y otros depredadores. El mastín contaba con la protección de gruesos collares de metal con pinchos. Su función era principalmente protectora, a diferencia de sus congéneres de Carea, cuya función es el pastoreo, conduciendo los rebaños en respuesta a las indicaciones del pastor[1] En algunos lugares se le conoce como perro merinero cuando acompaña a las ovejas de la raza merina.

Los machos de esta raza miden entre 70 y 85 centímetros de altura a la cruz y pesan entre 50 y 70 kilos. Las hembras miden al menos 65 centímetros y pesan entre 40 y 60 kilogramos[3].

Este noble gigante es distante, digno, tranquilo e inteligente[cita requerida] Es devoto de su familia y puede aceptar cortésmente a los extraños si ha sido socializado adecuadamente, aunque será receloso con ellos. Puede ser agresivo con otros perros [cita requerida] El Mastín Español puede ser una mascota poco ideal en situaciones urbanas, donde su voz retumbante y su enorme tamaño podrían ser problemáticos. Es un magnífico protector de su hogar y de su familia.