Mi gato me muerde la cara

¿por qué mi gato me muerde sin ser provocado?

Cualquier amante de los gatos sabe que éstos, al igual que los perros, pueden tener algunos comportamientos interesantes. Morder la barbilla es sin duda uno de ellos. Sin embargo, la mayoría de los mordiscos en la barbilla pueden describirse más exactamente como mordiscos, ya que rara vez rompen la piel.

Aunque algunos gatos pueden mordisquear la barbilla de sus dueños como señal de juego o afecto, a veces también puede ser una señal de que están estresados o necesitan espacio. Observar las sutilezas del lenguaje corporal y los comportamientos de su gato puede ayudarle a entender si es algo de lo que debe preocuparse.

La agresión inducida por las caricias es un comportamiento interesante en el que un gato, que aparentemente está disfrutando de sus mascotas, de repente arremete con un manotazo o un mordisco. A menudo, aunque parezca que este manotazo o mordisco surge de la nada, en realidad hay señales sutiles de que su gato está llegando a su límite de caricias que usted podría no haber detectado.

Los gatos se acicalan unos a otros en señal de afecto. Se trata de un comportamiento conocido como allogrooming y puede incluir lamidos y mordiscos. Si su gato empieza a mordisquearle la barbilla, especialmente si va precedido de algunos lametones, podría tratarse de un episodio de allogrooming.

Por qué mi gato me muerde la barbilla

¡Ay! Las mordeduras de gato pueden ser muy desagradables y siempre es mejor evitarlas. Como hábiles depredadores naturales, los gatos tienen dientes afilados y una mordida firme. Una pregunta habitual de los propietarios de mascotas es por qué su gato se entrega a este comportamiento hacia su dueño… ¡y cómo pueden evitarlo! Los mordiscos de los gatos no son infrecuentes, pero curiosamente no suelen ser un signo de verdadera agresión.

Empecemos hablando de algunas de las principales situaciones en las que los propietarios de gatos son mordidos y de cómo evitar las trampas conocidas. La mayoría de los propietarios describen el comportamiento de su gato como “no provocado”. Pero a menudo hay señales a las que hay que prestar atención, una vez que se aprende el sutil lenguaje de los gatos.

Jugar a morder es muy importante en el desarrollo de los gatitos. Además de aprender a comunicarse y jugar con sus compañeros de camada y otros gatos, también están adquiriendo habilidades vitales para la caza. El dolor de la dentición también es importante. Esto significa que hay un triple motivo para que prueben sus dientes en cualquier objeto desprevenido… ¡incluido usted!

Sin embargo, eso no significa que tengas que dejarle morder. Nunca juegues con tu gatito a perseguirle y morderle los dedos de las manos y de los pies. Esto es muy común y, aunque puede ser bonito y divertido cuando tu gatito de 10 semanas se abalanza y te mordisquea los dedos de los pies en la cama. No es tan divertido con un gato adulto cuando le salen los dientes.

Por qué mi gatita me muerde la nariz

Mi gata es muy muy mansa, se socializó bien con los gatitos, en cuanto tuvo edad suficiente la cogí y es una gata feliz o eso parece. La he domesticado muy a fondo, por lo que puedo sostenerla boca abajo, o incluso inclinarla hacia arriba, o lanzarla hacia arriba y atraparla, parece totalmente cómoda con cualquier cosa que haga.

Pero cuando está en un estado de ánimo mimoso y le estoy dando una caricia digna de la realeza, ella estará acostada en mis brazos en alguna posición de aspecto cómodo ronroneando, pareciendo el gato más feliz de la tierra, y me detengo y estoy mirando su cara, y ella realmente se tensa rápidamente y muerde mi cara, a menudo huyendo como si supiera que hizo algo malo. Inmediatamente tomo represalias, con fuerza, como lo haría otro gato, para que se lo piense dos veces antes de hacerlo. No muerde tan fuerte como para hacerme sangrar, pero es un golpe innecesario en un momento muy extraño.

A veces me lame la cara para despertarme, y supongo que piensa que mi cara necesita ser limpiada a las 6 de la mañana, y me despierto, la acaricio un poco, me lame más la cara y luego arremete al azar y me muerde la cara, antes de recibir una buena paliza a cambio. En realidad no, pero me aseguro de hacerle tanto daño como ella a mí. Eso parece algo que seguramente entenderá como represalia por su agresión hacia mí.

Por qué mi gato me muerde la cara cuando nos abrazamos

Mi gata es muy muy mansa, se socializó bien con los gatitos, en cuanto tuvo edad suficiente la cogí y es una gata feliz o eso parece. La he domesticado muy a fondo, por lo que puedo sujetarla boca abajo, o incluso inclinarla hacia arriba, o lanzarla hacia arriba y cogerla, parece totalmente cómoda con cualquier cosa que haga.

Pero cuando está en un estado de ánimo mimoso y le estoy dando una caricia digna de la realeza, ella estará acostada en mis brazos en alguna posición de aspecto cómodo ronroneando, pareciendo el gato más feliz de la tierra, y me detengo y estoy mirando su cara, y ella realmente se tensa rápidamente y muerde mi cara, a menudo huyendo como si supiera que hizo algo malo. Inmediatamente tomo represalias, con fuerza, como lo haría otro gato, para que se lo piense dos veces antes de hacerlo. No muerde tan fuerte como para hacerme sangrar, pero es un golpe innecesario en un momento muy extraño.

A veces me lame la cara para despertarme, y supongo que piensa que mi cara necesita ser limpiada a las 6 de la mañana, y me despierto, la acaricio un poco, me lame más la cara y luego arremete al azar y me muerde la cara, antes de recibir una buena paliza a cambio. En realidad no, pero me aseguro de hacerle tanto daño como ella a mí. Eso parece algo que seguramente entenderá como represalia por su agresión hacia mí.