Mi gato vomita el pienso

Tipos de vómitos de los gatos

Los propietarios de gatos a veces culpan a un nuevo alimento para gatos cuando su gato lo vomita inmediatamente después de comer. La conexión parece lógica, pero otros factores podrían apuntar a una causa diferente arraigada en el comportamiento.

La regurgitación, o la expulsión por la boca de la comida ingerida, puede producirse si a su gato le gusta mucho un alimento nuevo o si compite con otras mascotas de su casa a la hora de comer.Esto es lo que ocurre: un gato come tan rápido que traga la comida sin masticar y además ingiere mucho aire. Es probable que los trozos grandes de comida y el aire en el estómago vuelvan a salir. Si su gato vomita una croqueta entera poco después de comer, es probable que la regurgitación sea la culpable.

La transición a un nuevo alimento para gatos demasiado rápido también puede provocar que su gato vomite. Mezcle cantidades crecientes del nuevo alimento con cantidades decrecientes del antiguo a lo largo de siete días para evitar el malestar.

Mi gato sigue vomitando pero parece estar bien

Todos conocemos el sonido. Las náuseas, las arcadas y el reguero final. Sí, el gato ha vuelto a vomitar. ¿Pero por qué? Hay muchas razones para que un gato vomite, y no es anormal que nuestros amigos felinos lo hagan de vez en cuando. Por supuesto, los vómitos excesivos pueden ser preocupantes. He aquí una lista de las posibles causas de los vómitos:

1) Hábitos alimenticios – mi gato es conocido por comer demasiado rápido y eso puede hacer que vomite lo que acaba de comer (asqueroso). Algunos gatos tienen tendencia a comer en exceso, lo que por supuesto su cuerpo no tolera.    Estos problemas son más comunes en los hogares con varios gatos, donde los gatos sienten que tienen que competir por su comida. Otra posible razón relacionada con los hábitos alimentarios podría ser un cambio brusco en su dieta. Si decide cambiar su alimentación, hágalo gradualmente para que el intestino tenga tiempo de adaptarse.

2) El consumo de sustancias indigestas: plantas de interior, hierba, papel higiénico, parte de un juguete, la cuerda de un globo, su propio pelo… cuando un gato come algo que no está destinado a ser comido, el cuerpo rechaza el material y lo vomita. Para más información sobre las bolas de pelo, véase más abajo.

Tabla de colores de vómitos de gatos

Si tienes gatos, seguramente habrás visto a alguno de ellos vomitar alguna vez. Es habitual que los gatos vomiten, pero nunca es normal que lo hagan. Dicho esto, tampoco es siempre algo que deba tratarse, ni es necesario llevar al gato al veterinario cada vez que vomita. En este recurso, obtendrá la primicia sobre cuándo llevar a un gato que vomita al veterinario, por qué los gatos vomitan y qué tratamientos están disponibles para ayudar a los felinos a sentirse mejor.

Los vómitos pueden dividirse en dos grandes categorías: vómitos crónicos y agudos. Los vómitos crónicos son aquellos que se producen con cierta regularidad (al menos mensualmente, pero pueden ser diarios) durante un largo periodo de tiempo. El gato suele vomitar sólo una o dos veces en cada ocasión. Cuando un gato que normalmente no vomita empieza a hacerlo, es del tipo agudo. Por lo general, esto es una preocupación para usted y su veterinario sólo si el gato vomita varias veces. El diagnóstico y el tratamiento de los vómitos agudos y crónicos pueden diferir, al igual que la urgencia de llevar al gato al veterinario.

Fotos de vómitos de gatos

Los propietarios de gatos a veces culpan a un nuevo alimento para gatos cuando su gato lo vomita inmediatamente después de comer. La conexión parece lógica, pero otros factores podrían apuntar a una causa diferente arraigada en el comportamiento.

La regurgitación, o la expulsión por la boca de la comida ingerida, puede ocurrir si a su gato le gusta mucho el nuevo alimento o si compite con otras mascotas en su casa a la hora de comer.Esto es lo que ocurre: un gato come tan rápido que traga la comida sin masticar y también ingiere mucho aire. Es probable que los trozos grandes de comida y el aire en el estómago vuelvan a salir. Si su gato vomita una croqueta entera poco después de comer, es probable que la regurgitación sea la culpable.

La transición a un nuevo alimento para gatos demasiado rápido también puede provocar que su gato vomite. Mezcle cantidades crecientes del nuevo alimento con cantidades decrecientes del antiguo a lo largo de siete días para evitar el malestar.