Mi perro cojea de la pata delantera

Mi perro cojea de la pata delantera

Mi perro cojea pero no muestra signos de dolor

Mi perro cojea de la pata delantera. Eso es exactamente lo que le dije al médico de urgencias cuando llevé a mi perro al hospital el fin de semana del Día del Trabajo. Mi perro se rompió los dos ligamentos cruzados anteriores (LCA) en el pasado, y ambas patas requirieron cirugía. Sin embargo, esos desgarros se produjeron en sus patas traseras. Esta vez, mi Cocker Spaniel mostró cojera en su pata delantera izquierda, así que ¿ahora qué?

Ha llegado a este artículo porque probablemente su perro cojea de una o ambas patas delanteras, su pata delantera se mantiene en el aire cuando camina o muestra algún signo externo de cojera delantera.

Algunas cosas que causan la cojera de la pata delantera en un perro incluyen algo pegado a la almohadilla de la pata, una uña del pie rota, un corte en la pata, una lesión en el codo, un daño en los ligamentos, artritis o incluso una lesión en los tejidos blandos por correr, jugar o asustarse. La cojera de mi perro fue el resultado de los fuegos artificiales.

Mi Cocker Spaniel estaba durmiendo la siesta el Día del Trabajo cuando se produjo una explosión inesperada de fuegos artificiales en el exterior. En ese momento, estaba acurrucado en su sillón favorito y estábamos viendo la televisión. Tenía las patas delanteras debajo del pecho, así que cuando saltó del sillón, aterrizó en el suelo en una posición incómoda. Se levantó y salió del salón con una cojera pronunciada en la pata delantera izquierda. Uf.

El perro cojea después de jugar

¿Su perro cojea? Al igual que los humanos, los perros pueden sufrir lesiones o desarrollar enfermedades que les hagan cojear. La cojera significa que el perro camina de forma anormal con una o más extremidades. Esto puede deberse al dolor, a la pérdida de funcionalidad o a ambas cosas. En algunos casos, el perro puede apoyar el peso en todas las extremidades pero se observa una cojera o una marcha anormal. Esta cojera puede ser evidente o sutil. A veces, el perro sostiene la extremidad afectada y no carga peso sobre ella. El perro puede incluso arrastrar la extremidad afectada. La cojera puede ser intermitente o constante, dependiendo de la situación.

La cojera en los perros es común pero no normal. Cualquier tipo de cojera es un signo de que existe una enfermedad o una lesión. Si su perro cojea, es importante actuar. La rapidez de la actuación depende de la gravedad de la cojera.

La cojera no suele ser una situación de emergencia. En muchos casos, un perro que cojea debe ser visto por un veterinario pronto, pero no inmediatamente. Si nota que su perro cojea, evalúe primero la situación. ¿Puede su perro ponerse de pie o caminar? ¿Hay hemorragia o hinchazón?  ¿Necesita administrarle algún tipo de primeros auxilios? ¿Le duele mucho a su perro? ¿Hay otros signos de enfermedad?

Perro que cojea de la pata delantera después de dormir

¿Su perro cojea? Al igual que los humanos, los perros pueden sufrir lesiones o desarrollar enfermedades que les hagan cojear. La cojera significa que el perro camina de forma anormal con una o más extremidades. Esto puede deberse al dolor, a la pérdida de funcionalidad o a ambas cosas. En algunos casos, el perro puede apoyar el peso en todas las extremidades pero se observa una cojera o una marcha anormal. Esta cojera puede ser evidente o sutil. A veces, el perro sostiene la extremidad afectada y no carga peso sobre ella. El perro puede incluso arrastrar la extremidad afectada. La cojera puede ser intermitente o constante, dependiendo de la situación.

La cojera en los perros es común pero no normal. Cualquier tipo de cojera es un signo de que existe una enfermedad o una lesión. Si su perro cojea, es importante actuar. La rapidez de la actuación depende de la gravedad de la cojera.

La cojera no suele ser una situación de emergencia. En muchos casos, un perro que cojea debe ser visto por un veterinario pronto, pero no inmediatamente. Si nota que su perro cojea, evalúe primero la situación. ¿Puede su perro ponerse de pie o caminar? ¿Hay hemorragia o hinchazón?  ¿Necesita administrarle algún tipo de primeros auxilios? ¿Le duele el perro? ¿Hay otros signos de enfermedad?

Cómo tratar la cojera del perro en la pata trasera

Su recurso más valioso para determinar la causa de la cojera de su perro es su veterinario. Sin embargo, antes de llamar para concertar una cita, la mayoría de nosotros queremos saber un poco sobre las causas comunes de la cojera en los perros, qué esperar de una visita al veterinario y cuándo la cojera es una emergencia veterinaria.

Existen dos tipos de cojeras: las de aparición gradual y las de aparición repentina. Las cojeras de aparición gradual se producen lentamente a lo largo del tiempo. Las cojeras repentinas se producen rápidamente, como su nombre indica, normalmente tras una lesión o traumatismo. Saber si la cojera de su perro es repentina o gradual puede ayudar a su veterinario a acotar las posibles causas de la cojera de su perro, y puede ayudarle a determinar si la cojera de su perro es una urgencia veterinaria.

En general, las cojeras de aparición gradual están causadas por una enfermedad subyacente, crónica o degenerativa, como la artrosis o la displasia. En cambio, las cojeras de aparición repentina suelen estar causadas por una lesión o un traumatismo.

El hecho de que su perro cojee gradualmente no significa que deba posponer una cita. Algunas causas de la cojera gradual, como el cáncer de huesos o la displasia de cadera, pueden tratarse con mayor eficacia si se detectan cuanto antes.