Ojos irritados en perros

Shih tzu ojos irritados

Petcare RewardsSalud y bienestarCómo tratar las infecciones oculares en los perrosDr. Sam GilbertCompartirAl igual que las personas, los perros pueden sufrir infecciones e inflamaciones oculares. Los ojos de su perro pueden infectarse por bacterias o virus, o inflamarse por irritantes. Es importante que primero trabaje con su veterinario para determinar la causa de la infección ocular de su perro. A continuación, podrá determinar si existe otra afección subyacente que haya permitido que los ojos de su perro se infecten en primer lugar.

Los síntomas de la infección ocular del perro pueden variar en función de la causa de la infección, del tiempo que haya durado, de cualquier otra afección que afecte al ojo o a los ojos y de otros muchos factores. Es posible que aparezcan varios de los signos mencionados anteriormente, o sólo uno. Los signos pueden empeorar o incluso parecer que se resuelven a medida que la infección avanza, y puede ver los síntomas en uno o en ambos ojos.

La conjuntivitis, la inflamación de los tejidos conjuntivales que rodean y cubren muchas de las partes visibles del globo ocular (así como la parte inferior de los párpados), es una causa común de la apariencia de “ojo rojo” en los perros. Hay muchas razones por las que los perros pueden desarrollar conjuntivitis y ojos rojos, siendo las infecciones sólo una de las posibilidades.

Ojos llorosos y entrecerrados del perro

Los ojos rojos e inyectados en sangre en perros o gatos no son normales y deberían justificar una visita a su veterinario. Esto es especialmente cierto si su mascota está recibiendo gotas de esteroides para los ojos o si tiene problemas oculares continuos. El problema puede ser tan simple como una alergia o una irritación causada por el polvo o el polen, pero los ojos rojos pueden ser un signo de un problema o una enfermedad más grave que ponga en peligro la visión:

Algunas causas del enrojecimiento de los ojos son una preocupación inmediata y deben abordarse rápidamente para que su mascota tenga la mejor oportunidad de mantener la visión y estar cómoda. Su veterinario puede determinar el origen del problema y cómo solucionarlo. Los problemas oculares graves pueden requerir una intervención quirúrgica inmediata y la remisión a un especialista veterinario en atención ocular.

El ojo de cereza en los perros es un trastorno común de la glándula de la membrana nictante o tercer párpado que se encuentra en el ángulo interno del ojo del perro. El ojo de cereza es más común en los perros jóvenes. Un defecto en la fijación de la glándula lagrimal puede prolapsar y sobresalir por detrás del tercer párpado y aparecer como una masa roja y carnosa.

Conjuntivitis en perros

Los ojos de su perro son tan sensibles como los suyos, y tan susceptibles de sufrir irritaciones, alergias, lesiones y enfermedades. Uno de los primeros y más seguros signos de irritación son los ojos rojos. Si los ojos de su perro aparecen visiblemente rojos o hinchados, puede ser un signo de algo tan leve como una irritación o una alergia leve, o tan grave como una enfermedad ocular.

Los ojos de los perros tienen mucho en común con los suyos: el ojo es un órgano activo, que se ajusta constantemente a la luz y enfoca los objetos del entorno. Todas las partes del ojo trabajan juntas para producir imágenes y transmitirlas al cerebro.

Los ojos de los perros se diferencian de los de los humanos en que tienen un tercer párpado, la membrana nictitante, situado en la esquina interior del ojo. El tercer párpado se extiende para proteger el globo ocular de arañazos o en respuesta a una inflamación. Los perros también tienen más bastones en la córnea que los humanos, lo que significa que siguen la luz y el movimiento mejor que usted (pero en general su visión es menos aguda y no ven una gama de colores tan amplia).

Cómo tratar la infección ocular del perro en casa

Desde las alergias hasta las infecciones, hay muchas razones por las que su mascota puede tener picor o dolor de ojos. Afortunadamente, la mayoría de estos problemas son bastante menores y, con el tratamiento adecuado y un poco de cariño, su mascota volverá a la normalidad en poco tiempo.

Nunca espere a ver si un problema ocular mejora por sí solo: una infección puede ser un signo de algo más grave. Si no se trata, tu mascota puede desarrollar una úlcera en el ojo, que es muy dolorosa y puede afectar a la vista. En algunos casos, una úlcera no tratada puede incluso provocar la pérdida del ojo.

Las mascotas pueden desarrollar problemas oculares por varias razones. Aunque las causas pueden ser diferentes, a continuación se exponen algunos de los problemas oculares más comunes junto con consejos sobre lo que debe hacer si cree que su mascota tiene problemas en los ojos.

Al igual que nosotros, los animales domésticos pueden padecer alergias. Desgraciadamente, éstas pueden agudizarse a veces, sobre todo en los meses de verano. Esto puede afectar a su salud ocular. Puede ser difícil averiguar la causa de la alergia de su mascota, pero las causas más comunes son: