Partes de la pata de un perro

Partes de la pata de un perro

Partes del ojo del perro

La anatomía de los perros varía enormemente de una raza a otra, más que en cualquier otra especie animal, salvaje o domesticada. Sin embargo, hay características físicas que son idénticas entre todos los perros, desde el chihuahua hasta el gigantesco lobero irlandés.

Tienen los pies pequeños y apretados, caminan de puntillas; sus patas traseras son bastante rígidas y robustas; las delanteras son sueltas y flexibles, y sólo los músculos las unen al torso. Los perros tienen los huesos de los hombros desconectados (carecen de la clavícula del esqueleto humano), lo que permite una mayor longitud de zancada para correr y saltar.

Una articulación se forma cuando dos huesos se juntan y se mantienen en su sitio gracias a un tejido de soporte. Las articulaciones pueden tener rangos de movimiento, como las del hombro y la cadera, o tener muy poco movimiento, como las articulaciones entre los huesos del cráneo.

En las articulaciones sinoviales, la elasticidad del tejido cartilaginoso es importante para el movimiento normal, así como para la absorción de impactos. El ácido hialurónico proporciona lubricación a la superficie de la membrana sinovial y, junto con otra proteína, la lubricina, también lubrica el cartílago articular.

Anatomía de la pata del perro músculo

Los perros son más que nuestras mascotas; son nuestros compañeros, nuestros mejores amigos y forman parte de la familia. Constantemente intentamos mejorar su vida, al igual que ellos hacen la nuestra; y conocer mejor la fisiología del perro (en particular, la anatomía de las patas del perro) puede ayudarnos a proporcionar a nuestras fieles mascotas un mayor nivel de vida.

Entender cómo se mueven nuestros perros, qué puede causarles lesiones y dónde pueden sentir dolor en sus patas es importante para su cuidado, y por esa razón, ¡siempre es bueno aprender un par de cosas sobre la estructura ósea de las patas del perro o la anatomía de las rodillas del perro!

La anatomía de los huesos de las patas del perro y la anatomía de los músculos de las patas del perro son muy diferentes de la anatomía humana, por supuesto, y cada raza diferente tiene también su propia disposición muscular y ósea. Sin embargo, los fundamentos se mantienen firmes en todos los perros, y es esa anatomía fundamental de las patas del perro la que vamos a analizar en este artículo.

Los perros son criaturas de cuatro patas, lo que significa que pasan casi toda su vida sobre cuatro patas (¡aparte de cuando saltan para saludar!). Si tu perro cojea, es bueno que sepas qué parte de la pata puede estar afectada para que estés más cómodo.

Huesos de la anatomía de la pata del perro

La anatomía del perro comprende los estudios anatómicos de las partes visibles del cuerpo de un perro doméstico. Los detalles de las estructuras varían enormemente de una raza a otra, más que en cualquier otra especie animal, salvaje o domesticada,[1] ya que los perros son muy variables en altura y peso. El perro adulto más pequeño que se conoce era un Yorkshire Terrier que medía sólo 6,3 cm en el hombro, 9,5 cm de longitud a lo largo de la cabeza y el cuerpo, y pesaba sólo 113 gramos. El perro más pesado era un Mastín Inglés llamado Zorba que pesaba 314 libras (142 kg)[2] El perro adulto más alto conocido es un Gran Danés que mide 106,7 cm (42,0 in) en el hombro[3].

Anatomía externa (topografía) de un perro típico: 1. Parada 2. Hocico 3. Papada (garganta, piel del cuello) 4. Hombro 5. Codo 6. Pies delanteros 7. Grupa (grupa) 8. Pierna (muslo y cadera) 9. Corvejón 10. Pies traseros 11. Cruz 12. Rodilla 13. Patas 14. Cola

Pectoral superficial descendente: se origina en la primera esterebra y se inserta en el tubérculo mayor del húmero. Aduce la extremidad y también impide su abducción durante la carga de peso. Está inervado por los nervios pectorales craneales.

Anatomía del corvejón del perro

Este texto está dirigido a personas que ya poseen conocimientos de anatomía veterinaria o humana. Para facilitar la comunicación entre los colegas veterinarios y de rehabilitación humana, algunos términos anatómicos utilizados para los perros aparecen en letra normal con la terminología análoga para los humanos entre paréntesis a continuación del término canino. Estas comparaciones se han minimizado, ya que este es un capítulo sobre anatomía canina y no un capítulo sobre anatomía comparada. La anatomía comparativa entre perros y humanos se ha descrito en otras fuentes.1-3

Hemos optado por utilizar algunos términos de forma coherente a lo largo del capítulo, en lugar de utilizar sinónimos igualmente aceptables. El miembro anterior canino se conoce también como miembro torácico y miembro pectoral, pero nosotros utilizamos el término miembro anterior. El miembro posterior canino se conoce también como miembro pélvico o miembro posterior, pero nosotros utilizamos el término miembro posterior. Dado que el término pie puede interpretarse como pie delantero o pie trasero, este término se aclara cuando se utiliza o se especifica como pata delantera o manus, o pata trasera o pes. Los términos tronco, cuello y cabeza se refieren a los mismos segmentos corporales en perros y humanos. La palabra canino es un adjetivo y la palabra perro es un sustantivo; estos términos se utilizan en esta forma gramatical coherente a lo largo del capítulo.