Perro blanco con manchas marrones

Perro blanco con manchas marrones

raza de perro blanco pequeño con manchas marrones

Este gigante gentil de perro es nativo de los Pirineos aragoneses en España, donde se utiliza para vigilar el ganado. Tiene un cuerpo compacto, musculoso y ligeramente áspero, aunque es sorprendentemente ágil. El Mastín del Pirineo tiene un pelaje grueso y pesado, que le ofrece una protección ideal contra el frío. Es un perro blanco con manchas negras o beige en la cara, los flancos, la espalda o en la base de la cola.

Se trata de un perro de tamaño medio y enérgico, originario de la región de Bretaña, en el noroeste de Francia. Tiene un cuerpo robusto y proporcionado, con una cabeza redonda con orejas rectangulares caídas. El bretón tiene un pelaje corto y liso. Su pelaje suele ser blanco con manchas negras, hígado o naranja.

El Bracco Italiano es un perro grande con manchas, adecuado para la caza. De hecho, fue criado con ese fin en la Edad Media. Su cuerpo es delgado, con proporciones equilibradas. Tiene patas delgadas pero musculosas, perfectas para perseguir a la presa, y sus orejas son largas y finas. Tiene un pelaje corto y denso, generalmente blanco con manchas anaranjadas o castañas. Algunos individuos también tienen pelaje ruano.

pointer alemán de pelo corto

El dálmata es una raza de perro de tamaño medio,[2] que destaca por su singular pelaje blanco marcado con manchas negras o marrones. Aunque nació como perro de caza,[3] también se utilizó como perro de transporte en sus inicios. Los orígenes de esta raza se remontan a la actual Croacia y a su región histórica de Dalmacia[4][5][6] Se cree que los primeros ancestros de la raza fueron ciertas razas de perros de muestra y un gran danés con manchas[7] Hoy en día, es una mascota familiar muy popular y muchos entusiastas de los perros inscriben a los dálmatas en competiciones del club canino.

El dálmata es un perro de tamaño medio,[2] bien definido y musculoso, con una excelente resistencia y vigor. Cuando es completamente adulto, según el estándar de la raza del American Kennel Club (AKC), mide entre 48 y 58 cm de altura. Tanto el AKC como el Kennel Club del Reino Unido permiten una altura de hasta 24 pulgadas (61 cm), pero no es lo ideal[8] El contorno del perro debe ser cuadrado cuando se le ve de lado: el cuerpo es tan largo desde el antepecho hasta las nalgas como la altura de la cruz, los hombros están bien echados hacia atrás, la babilla está bien doblada y los corvejones están bien bajados. Los pies del dálmata son redondos, con los dedos bien arqueados, y las uñas suelen ser blancas o del mismo color que las manchas del perro. Las orejas finas se estrechan hacia la punta y están colocadas bastante altas y cerca de la cabeza. El color de ojos aceptado varía entre el marrón, el ámbar o el azul, y algunos perros tienen un ojo azul y otro marrón[9][cita requerida].

sabueso afgano

El perro tricolor es un perro que tiene tres colores distintos, como marrón, negro y blanco, o azul, negro y gris. Su pelaje es perfectamente hermoso y hace que cada perro sea único, ya que no hay dos cachorros tricolores exactamente iguales. No hay que confundirlos con los atigrados o los merle, los perros tricolores son únicos.  Los atigrados también pueden tener tres colores, pero mezclados o rayados, mientras que el merle es un patrón más jaspeado con manchas oscuras de color sobre un fondo del mismo color. Si está buscando un cachorro con un pelaje muy fino, eche un vistazo a las 11 mejores razas de perros tricolores.

El suizo, uno de los perros de pastoreo más populares, es un perro gentil y feroz al que le encanta complacer, y con su coloración negra, marrón y blanca, es el ejemplo perfecto de una raza tricolor. Criados para el pastoreo y la vigilancia, estos grandes perros también son excelentes para el rastreo, el transporte y la obediencia.

Los perros de montaña lucharon junto a los romanos hace años, lo que los convierte en guerreros y protectores natos. Estos perros también son excelentes mascotas familiares, y les encanta abrazar y jugar con los niños y otros miembros peludos de la familia.

dálmata

El dálmata es una raza de perro de tamaño medio,[2] que destaca por su singular pelaje blanco marcado con manchas negras o marrones. Aunque nació como perro de caza,[3] también se utilizó como perro de transporte en sus inicios. Los orígenes de esta raza se remontan a la actual Croacia y a su región histórica de Dalmacia[4][5][6] Se cree que los primeros ancestros de la raza fueron ciertas razas de perros de muestra y un gran danés con manchas[7] Hoy en día, es una mascota familiar muy popular y muchos entusiastas de los perros inscriben a los dálmatas en competiciones del club canino.

El dálmata es un perro de tamaño medio,[2] bien definido y musculoso, con una excelente resistencia y vigor. Cuando es completamente adulto, según el estándar de la raza del American Kennel Club (AKC), mide entre 48 y 58 cm de altura. Tanto el AKC como el Kennel Club del Reino Unido permiten una altura de hasta 24 pulgadas (61 cm), pero no es lo ideal[8] El contorno del perro debe ser cuadrado cuando se le ve de lado: el cuerpo es tan largo desde el pecho hasta las nalgas como la altura de la cruz, los hombros están bien colocados, la rodilla está bien doblada y los corvejones están bien bajados. Los pies del dálmata son redondos, con los dedos bien arqueados, y las uñas suelen ser blancas o del mismo color que las manchas del perro. Las orejas finas se estrechan hacia la punta y están colocadas bastante altas y cerca de la cabeza. El color de ojos aceptado varía entre el marrón, el ámbar o el azul, y algunos perros tienen un ojo azul y otro marrón[9][cita requerida].