Perros abandonados en la calle

Perros abandonados en la calle

Historias de perros abandonados

Usted está aquí: Inicio / Vida en el hogar / Finanzas / Cómo sufren los animales cuando son abandonadosMuchas veces, cuando una familia pasa por momentos estresantes como una mudanza, un traslado por trabajo o la pérdida de una casa por ejecución hipotecaria, se piensa poco en los animales de compañía del hogar. Esto no suele ser culpa de los dueños de las mascotas. Perder una casa supone un gran coste emocional y físico para las familias, especialmente en un proceso tan polémico y estresante como una ejecución hipotecaria. La carga financiera que soportan las familias, unida a la incertidumbre sobre la situación de la vivienda, puede hacer que los animales domésticos se queden atrás, se entreguen a los refugios o se abandonen.

El problema tiene matices y es complejo, y estamos aquí para ayudar a resolverlo. Aunque no hay respuestas fáciles, sólo podemos dar pasos hacia la solución del dilema mediante el conocimiento y una mayor comprensión. Si quiere saber más sobre las razones por las que se abandonan animales de compañía y el impacto que esta acción puede tener tanto en las familias humanas como en las animales implicadas, siga leyendo.

Fundación del perro soi

En el vídeo se ve un coche blanco aparcado al lado de la carretera antes de que la conductora abra la puerta trasera y salgan dos perros. Se ve a la mujer animando al perro oscuro a saltar de nuevo al asiento trasero antes de empujar bruscamente al perro discapacitado. A continuación, la mujer se aleja con el coche y Tintín parece cojear tras ella. Según los medios de comunicación locales, el perro fue abandonado dos veces en el mismo día después de ser devuelto a la familia y el marido de la mujer lo llevó a otro lugar donde lo dejó solo horas después.

Leyes sobre perros abandonados por sus dueños

Este es un problema mundial. No ocurre sólo en los países pobres y muchos países occidentalizados son los peores. Por ejemplo, el año pasado en Francia hubo más de 8000 animales abandonados durante las vacaciones de verano. Esto es en un periodo de 2 a 3 meses. Julio, agosto y septiembre.

Cada año, aproximadamente 2,7 millones de perros y gatos son sacrificados porque los refugios están demasiado llenos y no hay suficientes hogares adoptivos. Actúa como publicista de tu refugio local para que las mascotas puedan encontrar un hogar. Inscríbete en Shelter Pet PR[3].

Sólo el 10% de los animales que reciben los refugios han sido esterilizados. La superpoblación, debida a que los propietarios dejan que sus mascotas se reproduzcan accidental o intencionadamente, hace que se maten millones de estos animales «sobrantes» cada año.

Aunque existen algunas excepciones, quienes venden animales de compañía no suelen dedicar tiempo a investigar a sus clientes.  No hacen preguntas sobre los lugares donde van a vivir, ni se interesan por saber si los compradores interesados tienen suficiente tiempo para cuidar realmente de una mascota. No les preocupa si sus clientes serán capaces o no de proporcionar los cuidados y la atención que necesita un animal.

Los perros confían en

No cabe duda de que Bengaluru es una de las ciudades más respetuosas con las mascotas del país. A lo largo de los años, ha visto cómo un gran número de personas se han unido para hablar de los animales, especialmente de los perros, y cuidar de ellos más allá de sus capacidades.

Durante la pandemia se produjo una nueva tendencia. Más familias acogieron a nuevos cachorros en sus casas durante el cierre. Esto les dio la oportunidad de pasar tiempo con los cachorros y entrenarlos para que formaran parte de sus familias. Esta tendencia también supuso un aumento de los cachorros con pedigrí, ya que a la mayoría de la gente le gustaban los perros con tan buen aspecto como los que aparecen en las redes sociales.

Todo iba bien hasta que duró el cierre. Cuando la gente tuvo que volver a su vida anterior a la pandemia, muchos se dieron cuenta de que tener un perro no era tan fácil como parecía. La solución más fácil que encontraron fue devolverlos a un refugio o, en algunos casos, dejarlos en la calle a su suerte.

Sanjana Madappa, de CUPA, dice: «Los llamamos los cachorros de encierro. Nos anticipamos el año pasado, cuando varias personas compraron mascotas a criadores». Sanjana vio muchos cachorros de entre seis y ocho meses de edad, abandonados por sus nuevos padres. Dice que fue más frecuente a partir de enero, cuando la situación empezó a abrirse.