Pueden comer frutos secos los perros

¿pueden los perros comer nueces de brasil?

Los frutos secos están repletos de nutrientes, por lo que es natural que los dueños de mascotas quieran compartir todo lo bueno con sus perros. Pero hay que saber algunas cosas para asegurarse de que pueden disfrutar de ellos como un tentempié seguro.

¿Quiere compartir su tentempié favorito de frutos secos con su perro? Los frutos secos son una gran fuente de proteínas y nutrientes, pero también se sabe que están relacionados con graves alergias en los humanos. ¿Es éste también el caso de nuestros caninos? ¿Debemos manipular los frutos secos con cuidado cerca de nuestros perros? Si te preguntas si los perros pueden comer frutos secos, te explicamos lo básico para compartir este popular aperitivo con el miembro de cuatro patas de la familia. Como siempre, si le preocupa que su perro coma frutos secos, asegúrese de consultar primero con su veterinario.

Depende. Los frutos secos son uno de los aperitivos más nutritivos, ricos en proteínas y fibra, pero también tienen muchas calorías y grasas. A menudo tienen sal y aromas añadidos, lo que los hace menos adecuados como golosina para perros.

La mayoría de las variedades de frutos secos sin sabor pueden darse como golosina ocasional. Sin embargo, debido a su alto contenido en grasa, si se dan en grandes cantidades pueden provocar enfermedades como la pancreatitis y la obesidad. Es importante retirar siempre la cáscara exterior para reducir el riesgo de asfixia u obstrucción abdominal.

¿pueden los perros comer nueces?

¿Pueden los perros comer nueces y mantequillas de frutos secos? La respuesta es un poco más complicada de lo que se cree. Nunca hemos conocido a un perro al que no le gustara una cucharada de mantequilla de cacahuete y, en la mayoría de los casos, esto es seguro. Además, hay ciertos tipos de frutos secos que no suponen ningún problema para los cachorros, mientras que otros pueden causar graves daños.

Muchos dueños de perros utilizan la mantequilla de cacahuete como herramienta de adiestramiento o golosina, lo cual está bien con moderación. Pero los frutos secos deben considerarse sólo eso: una golosina, y no deben representar más del 10 por ciento de las calorías totales del perro.

Los frutos secos contienen ácidos grasos omega-3, que pueden ser beneficiosos para los perros, pero un exceso de grasa en la dieta de un perro puede provocar problemas gastrointestinales como vómitos y diarrea. A largo plazo, una dieta grasa puede causar pancreatitis, una peligrosa inflamación del páncreas.

Los cacahuetes y la mantequilla de cacahuete pueden ser consumidos por su perro. Pero cuando compre mantequilla de cacahuete, elija una marca baja en azúcar y sal. Y lo que es más importante, lea la etiqueta y asegúrese de que la mantequilla de cacahuete no contiene xilitol. Este sustituto del azúcar es venenoso para los perros.

¿pueden los perros comer nueces?

Aunque los frutos secos son un tentempié rico en nutrientes para los seres humanos, esta legumbre repleta de proteínas no es necesariamente la golosina más segura para los perros. Aunque es difícil ignorar los ojos anhelantes de su amigo de cuatro patas mientras usted mastica frutos secos como las nueces, es mejor que se guarde este particular tentempié para usted; los peligros de consumir nueces para los perros van desde obstrucciones intestinales y malestar gastrointestinal hasta afecciones graves como la pancreatitis. Las nueces pueden ser especialmente peligrosas para nuestras mascotas porque consumir demasiadas nueces puede ser tan tóxico para ellas como comer una barra de chocolate.

Si su perro roba una nuez que se ha caído de la encimera de la cocina, probablemente no le hará daño. Pero la razón por la que no debe ofrecerle nueces a su perro es que son susceptibles a un tipo particular de moho negro que puede resultar extremadamente tóxico para los caninos. Aunque no es probable que aparezca en las nueces de alta calidad que puede encontrar en la tienda de comestibles, las nueces que se han recogido al aire libre de los árboles no son seguras para las mascotas.

Mi perro ha comido frutos secos, ¿qué debo hacer?

¿Pueden los perros comer frutos secos? La mayoría de los frutos secos siguen siendo una mala elección para los perros, y algunos son muy tóxicos.  A los humanos, en cambio, les encanta comer frutos secos. Los frutos secos contienen proteínas y otras grasas saludables.  Sin embargo, se considera que los frutos secos contienen grasas demasiado densas, por lo que no deben formar parte de la dieta habitual del perro.

En general, algunos frutos secos son venenosos. Como la mayoría de ellos son ricos en grasa, pueden causar problemas de páncreas. Además, alimentar a su mascota con frutos secos salados puede aumentar otras complicaciones y también provocar retención de líquidos.

Asimismo, los frutos secos grandes, como las nueces y las pacanas, debido a su gran tamaño, pueden causar molestias intestinales. Además, los dueños de perros deben evitar alimentar a sus mascotas con frutos secos enmohecidos y evitar que los frutos secos permanezcan demasiado tiempo a la intemperie, ya que pueden provocar convulsiones en algunos casos.

Incluso las semillas de algunas frutas, como las de melón, melaza y sandía, son inofensivas. Sin embargo, los huesos de las frutas no se consideran seguros y es mejor evitar los huesos de albaricoque, ciruela, nectarina, melocotón y cereza.

Los amantes de los perros pueden alimentar a sus mascotas con semillas de girasol después de quitarles la cáscara. Puede dar de comer ocasionalmente semillas de girasol sin sal ni cáscara, ya que las vitaminas y minerales mantienen a sus perros sanos y los ácidos grasos presentes ayudan a tener un pelaje y una piel sanos. Pero tenga en cuenta que su perro puede obtener la nutrición necesaria de otros alimentos para perros y que las pipas de girasol pueden darse sólo como una golosina ocasional.