Que comen las salamandras

Que comen las salamandras

Sirenas

Las salamandras son un grupo de anfibios que se caracterizan por su aspecto de lagarto, con cuerpos delgados, hocicos romos, extremidades cortas que se proyectan en ángulo recto con el cuerpo y la presencia de una cola tanto en las larvas como en los adultos. Las diez familias de salamandras existentes se agrupan en el orden Urodela. La diversidad de salamandras es mayor en el hemisferio norte y la mayoría de las especies se encuentran en el ámbito holártico, con algunas especies presentes en el ámbito neotropical.

Las salamandras rara vez tienen más de cuatro dedos en las patas delanteras y cinco en las traseras, pero algunas especies tienen menos dígitos y otras carecen de extremidades traseras. Su piel permeable les hace depender de hábitats en o cerca del agua u otros lugares frescos y húmedos. Algunas especies de salamandras son totalmente acuáticas durante toda su vida, otras se meten en el agua de forma intermitente y otras son totalmente terrestres cuando son adultas. Son capaces de regenerar las extremidades perdidas y otras partes dañadas de su cuerpo. Los investigadores esperan poder aplicar la ingeniería inversa a estos extraordinarios procesos regenerativos para posibles aplicaciones médicas en el ser humano, como el tratamiento de lesiones cerebrales y de la médula espinal o la prevención de cicatrices perjudiciales durante la recuperación de una operación de corazón[2].

Salamandra moteada

La respuesta corta: Aunque depende de su edad, especie y hábitat (acuático, semiacuático o terrestre), las salamandras comen cualquier cosa que se mueva y que sea lo suficientemente pequeña como para caber en su boca. Cuando se tienen como mascotas, las salamandras terrestres se alimentan principalmente de insectos y gusanos, y las acuáticas, de gambas de salmuera.

A menudo se las confunde con los lagartos, pero las salamandras no están relacionadas con ellos. Son anfibios (como las ranas y los sapos), lo que significa que son vertebrados de sangre fría (tienen columna vertebral) que no tienen escamas. Pertenecen a la clase Amphibia.

Aunque las salamandras y los lagartos no están relacionados, las salamandras tienen un aspecto similar al de los lagartos. Tienen cuerpos delgados, hocicos romos y colas. Las salamandras son conocidas por su brillante coloración y su capacidad para regenerar los miembros perdidos en cuestión de días. ¡Ojalá los humanos pudieran hacer eso también!

Otra diferencia es que los lagartos tienen aberturas externas para las orejas y las salamandras no. Además, ambas especies producen huevos, pero las salamandras suelen ponerlos en el agua y los reptiles en la tierra.

¿qué alimentos humanos pueden comer las salamandras?

La dieta de las salamandras cambia con la edad.    Las salamandras jóvenes suelen comer pequeñas dafnias o cíclopes (pequeños microorganismos del agua del estanque). Al cabo de unas semanas comerán dafnias más grandes.    Unas semanas más tarde comerán gusanos tubiflex o larvas de mosquito.    Cuando tengan casi dos meses comerán el mismo alimento que una salamandra adulta.

El alimento más fácil de encontrar para alimentar a las salamandras larvarias en cautividad o a las salamandras neotónicas (las que permanecen acuáticas) son las gambas de salmuera y los gusanos negros. Corta los gusanos negros para las salamandras muy pequeñas ya que es difícil alimentarlas con gusanos enteros. Cuando crezcan, introduzca los gusanos tubiflex, las lombrices de tierra, los peces pequeños, las gambas fantasma, los cangrejos de río y otros animales pequeños.

Las salamandras adultas son extremadamente carnívoras y comen casi todo lo que se mueve. Comerán fácilmente gusanos, mysis, colémbolos, gusanos búfalo, moscas de la fruta o grillos. A menudo les ofrezco larvas de mosquito rojo en un pañuelo húmedo.

A los adultos se les puede alimentar con una selección de insectos alimentadores como grillos, lombrices de tierra, gusanos de cera, una selección de insectos capturados en la naturaleza (asegúrese de que la zona de la que se recogen no está rociada con pesticidas) y se les puede ofrecer el ocasional ratón rosado. Asegúrese de que estas salamandras no están en el tanque con salamandras más pequeñas porque pueden acabar formando parte de su dieta también.

Salamandra tigre

Las salamandras son en su mayoría carnívoras y se alimentan de una serie de pequeños animales que incluyen, entre otros, gusanos de búfalo (en los lagos), insectos (grillos, gusanos, moscas de la fruta) e incluso arañas. Las salamandras también son caníbales a veces y se alimentan de miembros de su especie.

Los científicos han identificado unas 500 especies de salamandras y casi todos los años se descubren más especies. Existen tres grandes tipos de salamandras: acuáticas, semiacuáticas y terrestres.

Las especies clasificadas en la familia de las salamandras acuáticas viven en su totalidad en el agua, especialmente en masas de agua con alto contenido de oxígeno. Un excelente ejemplo de una especie de salamandra de esta categoría es la salamandra de barro común.

Las especies clasificadas en esta categoría necesitan agua para reproducirse. Un buen ejemplo de especies consideradas bajo este tipo de salamandras son la salamandra roja, la salamandra tigre y la salamandra de rayas doradas.

Las salamandras tienden a ser más activas durante los periodos frescos del día, y la mayoría de ellas son nocturnas. Durante el día pueden encontrarse bajo las rocas y en los árboles. Suelen salir por la noche para comer.