Que no puede comer un gato

Que no puede comer un gato

sandía

salud del gato salud del gato nutriciónLa guía definitiva de lo que los gatos no pueden comersalud del gato salud del gato nutriciónLa guía definitiva de lo que los gatos no pueden comerHay alimentos humanos que son completamente seguros para los gatos, mientras que otros alimentos son peligrosos e incluso potencialmente mortales si se ingieren. Por desgracia, los propietarios de mascotas suelen enterarse de la existencia de alimentos tóxicos después de que su gato haya ingerido algo y empiece a tener síntomas anormales.

Los gatos son curiosos por naturaleza y tienen un increíble sentido del olfato. Esta combinación puede llevar a los gatos a levantarse y robar la comida de los mostradores, coger la comida de las parrillas, meterse en los cubos de la basura y coger a escondidas la comida de los platos. Otras veces, los amantes de los gatos bienintencionados les ofrecen restos de mesa o alimentos humanos sin comprender el peligro potencial.

Hay muchos alimentos humanos que son «seguros» para los gatos. Sin embargo, no hay alimentos humanos que los gatos necesiten en su dieta habitual. Lo que los gatos necesitan es un alimento de alta calidad formulado para la edad, el nivel de actividad, los problemas de salud subyacentes y el metabolismo individual. Aprenda más sobre la nutrición felina aquí.

cosas que pueden comer los gatos

Al igual que nosotros, los humanos, los gatos también tienen opciones alimentarias, y no les gustan ciertos alimentos, o muchos son tóxicos para ellos. En este artículo, hablaremos de 11 alimentos que los gatos no pueden comer y la razón que hay detrás de ellos.

A menudo habrás visto que un grupo de gatos se reúne alrededor del plato de leche, o habrás visto la imagen de un gato bebiendo leche. Pero, sinceramente, hay otra historia que sucede después de eso. Los gatos que comen productos lácteos tienen malestar estomacal y sufren diarrea.

Básicamente, los gatos no tienen la enzima necesaria para digerir la lactosa del producto lácteo. Así que si le das a tus gatos cualquier producto lácteo de oveja, vaca o cabra, sufrirán graves problemas digestivos.

Como sabes, los gatos son carnívoros obligados, y definitivamente necesitan carne en su dieta. Pero el pescado y la carne crudos contienen bacterias nocivas que pueden provocar una intoxicación alimentaria. Si alimentas a tu gatito con pescado crudo, hay una enzima presente que puede destruir la vitamina B. Una disminución del nivel de vitamina B en el cuerpo del gato puede provocar problemas neurológicos como convulsiones y coma.

¿los gatos pueden comer fruta?

Cuando se trata de su gato, debe asegurarse de que tiene el mejor tipo de comida para sus necesidades nutricionales. De vez en cuando, puede tener la tentación de darle restos de mesa y golosinas especiales, pero tenga en cuenta que ciertos alimentos pueden ser venenosos para él. He aquí algunos de los alimentos más tóxicos para los gatos.

Las cebollas, el ajo, las chalotas y las cebolletas pueden dañar los glóbulos rojos de su gato y provocar anemia. Estos alimentos suelen ser tóxicos cuando se consumen en grandes cantidades, pero la exposición a formas concentradas de cebolla o ajo, como la mezcla de sopa de cebolla o el ajo en polvo, también puede ser tóxica. Los gatos que presenten síntomas de letargo, debilidad, disminución del apetito, encías pálidas y orina de color naranja a rojo oscuro deben ser llevados al veterinario inmediatamente.

Al igual que en el caso de los humanos, el consumo de huevos o carne crudos puede provocar una intoxicación por salmonela o E. coli en los gatos. Los síntomas de la enfermedad varían, pero pueden incluir vómitos, diarrea y letargo. La salmonela y la E. coli también pueden transmitirse a los humanos, por lo que hay que tener cuidado de lavarse bien las manos después de cocinar y mantener al gato alejado de estos alimentos crudos. Los huevos crudos también contienen una enzima que puede provocar problemas en la piel y el pelaje. Evite también que su gato coma huesos crudos, ya que podría atragantarse con ellos, lesionarse el tracto digestivo o dañarse los dientes.

¿pueden los gatos comer plátanos?

Es habitual que un gato decida repentinamente que no quiere seguir comiendo un determinado alimento o golosina. Pero a veces un gato deja de comer por una razón más seria. Debe conocer las posibles causas y preocupaciones de la aversión a la comida de un gato. Hay cosas que puede hacer en casa para ayudar a su gato a recuperar el apetito, pero a veces es necesaria la intervención del veterinario.

Si su gato no se encuentra bien, puede dejar de comer porque tiene algo atascado en el estómago o los intestinos. O puede que a su gato no le guste la comida que le ofrece. La falta de alimentación de su gato también puede ser síntoma de una enfermedad o problema que le cause dolor o malestar. Sea cual sea el motivo, es muy preocupante que su gato deje de comer.

Si tiene un gato obeso que ha dejado de comer, puede desarrollar rápidamente una lipidosis hepática al pasar unos días sin comer. Esta enfermedad suele denominarse enfermedad del hígado graso o síndrome del hígado graso y puede ser mortal si no se trata.  Esta es la razón principal por la que es tan importante asegurarse de que su gato, especialmente si tiene sobrepeso, siga comiendo. Con la enfermedad del hígado graso, el hígado se ve desbordado al intentar convertir la grasa en energía. El exceso de grasa que se almacena alrededor del hígado de su gato agrava la situación. El hígado es un órgano crítico y, si no funciona eficazmente, su gato puede sufrir si no recibe un tratamiento inmediato de su veterinario.