Con prótesis de cadera se puede trabajar

¿qué método de sustitución de cadera es el mejor?

La prótesis de cadera, también llamada artroplastia de cadera, es un procedimiento quirúrgico para tratar el dolor de cadera. La cirugía sustituye partes de la articulación de la cadera por implantes artificiales. La articulación de la cadera consta de una bola (en la parte superior del fémur, también conocida como hueso del muslo) y una cavidad (en la pelvis, también conocida como hueso de la cadera). La cirugía de prótesis de cadera incluye la sustitución de una o ambas partes. El objetivo de la intervención es permitirle reanudar sus actividades diarias y hacer ejercicio con menos dolor.

Al principio, el médico puede recomendar otros tratamientos, como medicamentos para el dolor o la inflamación, ayudas para caminar, inyecciones en la articulación y fisioterapia. Si estas medidas no alivian el dolor y la rigidez, puede ser necesaria una operación de prótesis de cadera para restablecer la función y mejorar la calidad de vida.

La artroplastia de cadera mínimamente invasiva pretende minimizar el impacto de la cirugía en los tejidos sanos, como los músculos y los vasos sanguíneos. Aunque la artroplastia de cadera anterior se ha comercializado como un método mínimamente invasivo, hoy en día los cirujanos ortopédicos utilizan técnicas mínimamente invasivas con todos los enfoques quirúrgicos para acceder a la cadera. Su cirujano le explicará qué enfoque puede ofrecer el mejor resultado.

Dónde sientes dolor si necesitas una prótesis de cadera

Tanto si acaba de empezar a explorar las opciones de tratamiento como si ya ha decidido someterse a una operación de prótesis de cadera, esta información le ayudará a comprender los beneficios y las limitaciones de la prótesis total de cadera. Este artículo describe el funcionamiento de una cadera normal, las causas del dolor de cadera, lo que puede esperar de la operación de prótesis de cadera y los ejercicios y actividades que le ayudarán a recuperar la movilidad y la fuerza, y le permitirán volver a las actividades cotidianas.

Si su cadera está dañada por la artritis, una fractura u otras afecciones, actividades comunes como caminar o sentarse y levantarse de una silla pueden resultar dolorosas y difíciles. La cadera puede estar rígida y puede ser difícil ponerse los zapatos y los calcetines. Incluso puede sentirse incómodo mientras descansa.

Si los medicamentos, los cambios en sus actividades cotidianas y el uso de soportes para caminar no alivian adecuadamente sus síntomas, puede considerar la posibilidad de someterse a una operación de prótesis de cadera. La artroplastia de cadera es un procedimiento seguro y eficaz que puede aliviar el dolor, aumentar el movimiento y ayudarle a volver a disfrutar de sus actividades cotidianas.

Dolor por prótesis de cadera después de 7 años

Los beneficios del ejercicio después de una artroplastia de cadera incluyen la mejora de la aptitud cardiovascular, la satisfacción psicológica, la fuerza muscular, la flexibilidad, la coordinación, el equilibrio y la resistencia. Sin embargo, es natural que tenga algunas preguntas y preocupaciones sobre cómo volver a su nivel de actividad preferido.

Aunque la recuperación de cada persona es única y siempre debe seguir los consejos de su médico y fisioterapeuta, estas directrices le ayudarán a hacerse una idea de lo que puede esperar y de cómo planificar su vuelta a las actividades.

En las primeras seis semanas después de la cirugía, los principales objetivos son el fortalecimiento, el entrenamiento del equilibrio y la progresión hasta la marcha sin el uso de un dispositivo de ayuda. En las siguientes 6 a 12 semanas es importante centrarse en objetivos terapéuticos más avanzados. Estos pueden incluir la recuperación de toda la fuerza, la mejora de la resistencia, la capacidad de funcionar en casa de forma independiente (vestirse, por ejemplo) y subir y bajar las escaleras con seguridad.

Cuando haya alcanzado los objetivos de la fisioterapia, no experimente ningún dolor y las radiografías realizadas por su cirujano tengan un buen aspecto, probablemente estará listo para volver a hacer ejercicio. Su fisioterapeuta y su médico le harán saber cuándo es el momento adecuado, pero la prótesis total de cadera

Qué ocurre si necesita una prótesis de cadera y no se la hacen

La artroplastia de cadera es la extracción y sustitución de partes de la pelvis y el fémur (hueso del muslo) que forman la articulación de la cadera. Se realiza principalmente para aliviar el dolor y la rigidez de la cadera causados por la artritis.

La cadera es una articulación esférica. La bola, situada en la parte superior del fémur, se denomina cabeza femoral. La cavidad, llamada acetábulo, forma parte de la pelvis. La bola se mueve en la cavidad, lo que permite que la pierna gire y se mueva hacia delante, hacia atrás y hacia los lados.

En una cadera sana, un tejido blando llamado cartílago cubre la bola y la cavidad para ayudar a que se deslicen juntas sin problemas. Si este cartílago se desgasta o se daña, los huesos se rozan y se vuelven ásperos. Esta enfermedad, la artrosis, provoca dolor y limita el movimiento. Una cadera artrósica puede hacer que resulte doloroso caminar o incluso sentarse o levantarse de una silla. Si se le ha diagnosticado artritis de cadera, es posible que no necesite cirugía. Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y/o la fisioterapia pueden proporcionarle alivio. Pero, si estos esfuerzos no alivian los síntomas, debe consultar a un cirujano ortopédico.