Cuantos dias de reposo despues de una litotricia

Cuantos dias de reposo despues de una litotricia

Dolor después de la litotricia y el stent

Un cálculo renal es una masa sólida formada por pequeños cristales. Le han realizado un procedimiento médico llamado litotricia para romper los cálculos renales. Este artículo le da consejos sobre qué esperar y cómo cuidarse después del procedimiento.Cuando esté en el hospital

Le han practicado una litotricia, un procedimiento médico que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia (de choque) o un láser para romper los cálculos del riñón, la vejiga o el uréter (el conducto que lleva la orina desde los riñones hasta la vejiga). Las ondas sonoras o el rayo láser rompen los cálculos en trozos diminutos.Qué esperar en casa

Es normal que haya una pequeña cantidad de sangre en la orina durante unos días o unas semanas después de la intervención. Esto puede ocurrir poco después del tratamiento y puede durar de 4 a 8 semanas.Puede tener algunos hematomas en la espalda o en el costado donde se trató el cálculo si se utilizaron ondas de sonido. También puede tener algo de dolor en la zona tratada.Cuidados personales

Pida a alguien que le lleve a casa desde el hospital. Descanse cuando llegue a casa. La mayoría de las personas pueden retomar sus actividades cotidianas 1 o 2 días después de este procedimiento.Beba mucha agua en las semanas posteriores al tratamiento. Esto ayuda a expulsar cualquier trozo de cálculo que aún quede. Su proveedor de atención médica puede darle un medicamento llamado bloqueador alfa para facilitar la expulsión de los trozos de cálculo.Aprenda a prevenir la reaparición de los cálculos renales.Tome el analgésico que le haya indicado su proveedor y beba mucha agua si tiene dolor. Es posible que tenga que tomar antibióticos y antiinflamatorios durante unos días.Probablemente le pidan que cuele su orina en casa para buscar cálculos. Su médico le dirá cómo hacerlo. Los cálculos que encuentre pueden enviarse a un laboratorio médico para que los examinen.Tendrá que acudir a su proveedor para una cita de seguimiento en las semanas posteriores a la litotricia.Es posible que tenga un tubo de drenaje de nefrostomía o un stent permanente. Se le enseñará a cuidarlo.Cuándo llamar al médico

Dolor persistente después de la cirugía de cálculos renales

Hay dos formas de eliminar los cálculos mediante el tratamiento con ondas de choque. En uno de los métodos, se coloca al paciente en una bañera con agua tibia. Utilizando rayos X o ultrasonidos para determinar la ubicación de los cálculos, se coloca el cuerpo de forma que se apunte a los cálculos con precisión. En el segundo método, más habitual, el paciente se tumba encima de un cojín blando o una membrana por la que pasan las ondas. Se necesitan entre 1 y 2 mil ondas de choque para aplastar los cálculos. El tratamiento completo dura entre 45 y 60 minutos.

Una vez finalizado el tratamiento, el paciente puede moverse casi de inmediato. Muchas personas pueden reanudar plenamente sus actividades cotidianas en uno o dos días. No se requieren dietas especiales, pero beber mucha agua ayuda a que pasen los fragmentos de los cálculos. Cuando se expulsan los fragmentos puede producirse algo de dolor, que comienza poco después del tratamiento y puede durar hasta cuatro u ocho semanas. Los analgésicos orales y el consumo de mucha agua ayudan a aliviar los síntomas.

La mayoría de los pacientes tienen algo de sangre en la orina durante unos días. Los fragmentos de los cálculos rotos pueden causar molestias al pasar por el tracto urinario. A veces, el cálculo no se rompe por completo y pueden ser necesarios tratamientos adicionales.

Causas del dolor intenso tras la litotricia

La litotricia por ondas de choque (SWL) se realiza con una máquina que puede romper los cálculos renales desde fuera del cuerpo. Para romper el cálculo, se transmiten ondas de choque focalizadas (pulsos cortos de ondas sonoras de alta energía) al cálculo a través de la piel. El cálculo absorbe la energía de las ondas de choque y se rompe en trozos más pequeños. Los fragmentos del cálculo se eliminan con la orina.

Es importante que su equipo asistencial esté informado de su tratamiento. Esto significa que, además del médico y las enfermeras del hospital, que son los responsables de su tratamiento, su médico de cabecera y otros cuidadores también deben estar informados, incluidos sus familiares y amigos.

Puede ayudarle y hacerle sentir más cómodo si su pareja, sus familiares o amigos han leído la información relativa al procedimiento. Anote todas sus preguntas para recordar cualquier punto importante que deba discutir con su médico o enfermera.

Se le coloca en una mesa de operaciones con el costado y la parte inferior de la espalda colocados hacia el generador de ondas de choque. La ubicación exacta de su cálculo se determina mediante una ecografía o una radiografía. Durante el procedimiento, podrá oír las ondas de choque que se producen; esto suena como pequeños golpes. El médico comenzará con una intensidad baja y aumentará lentamente la fuerza de las ondas. Si tiene un cálculo moderadamente grande, es bastante habitual que necesite varias sesiones.

Cuidados postoperatorios de la litotricia

La litotricia es un procedimiento no invasivo (no se perfora la piel) que se utiliza para tratar los cálculos renales que son demasiado grandes para pasar por las vías urinarias. La litotricia trata los cálculos renales enviando energía ultrasónica focalizada u ondas de choque directamente al cálculo localizado primero con fluoroscopia (un tipo de «película» de rayos X) o

ultrasonidos (ondas sonoras de alta frecuencia). Las ondas de choque rompen un cálculo grande en cálculos más pequeños que pasarán por el sistema urinario. La litotricia permite a las personas con ciertos tipos de cálculos en el sistema urinario evitar un procedimiento quirúrgico invasivo para la eliminación de los mismos. Para poder dirigir las ondas, el médico debe poder ver los cálculos con rayos X o ecografía.

La litotricia consiste en la administración de una serie de ondas de choque a la piedra objetivo. Las ondas de choque, generadas por una máquina llamada litotriptor, se enfocan mediante rayos X hacia el cálculo renal. Las ondas de choque viajan por el cuerpo, a través de la piel y los tejidos, y llegan al cálculo, donde lo rompen en pequeños fragmentos. Durante varias semanas después del tratamiento, esos pequeños fragmentos se eliminan del cuerpo con la orina.