Cubito y radio anatomia

Cubito y radio anatomia

Radio distal

El antebrazo comprende dos huesos, el radio y el cúbito, que se cruzan en el plano frontal cuando se extienden desde la articulación del codo en sentido proximal hasta el carpo en sentido distal (Figura 55-1). Proximalmente, el radio se articula con el cúbito a lo largo de su borde caudal, que descansa dentro de una concavidad correspondiente en el cúbito denominada muesca radial. Distalmente, el cúbito se articula de forma similar con el radio a lo largo de su corteza medial, donde descansa dentro de la muesca cubital. Las prominencias elevadas del cúbito a ambos lados de la escotadura radial constituyen las apófisis coronoides medial y lateral. Mientras que los textos anteriores sugieren que la capacidad de carga de las apófisis coronoides es mínima, las pruebas recientes lo refutan. Los estudios cadavéricos sugieren ahora que el 51% de la fuerza que soporta el miembro anterior es soportada por la superficie articular proximal del radio a nivel del codo; el resto de la fuerza es soportada por el cúbito.33 El cúbito proximal posee otras prominencias de importancia clínica, incluyendo la apófisis ancónea y el olécranon. La apófisis ancónea existe como una proyección ósea en forma de gancho que encaja en la fosa del olécranon del húmero durante la extensión del codo. El olécranon sirve como un importante brazo de palanca al actuar como punto de unión para, entre otros músculos, los componentes del músculo tríceps braquial que son potentes extensores de la articulación del codo.

Tuberosidad radial

El miembro superior se divide en tres regiones. Éstas consisten en el brazo, situado entre las articulaciones del hombro y del codo; el antebrazo, que se encuentra entre las articulaciones del codo y de la muñeca; y la mano, que está situada distalmente a la muñeca. Hay 30 huesos en cada miembro superior. El húmero es el único hueso de la parte superior del brazo, y el cúbito (medialmente) y el radio (lateralmente) son los huesos emparejados del antebrazo. La base de la mano contiene ocho huesos, cada uno de ellos llamado hueso carpiano, y la palma de la mano está formada por cinco huesos, cada uno de ellos llamado hueso metacarpiano. Los dedos y el pulgar contienen un total de 14 huesos, cada uno de los cuales es un hueso de la falange de la mano.

El húmero es el único hueso de la región superior del brazo (figura 6.43). En su extremo proximal se encuentra la cabeza del húmero. Ésta es la región grande, redonda y lisa que se orienta hacia la parte medial. La cabeza se articula con la cavidad glenoidea de la escápula para formar la articulación glenohumeral (hombro). El margen de la zona lisa de la cabeza es el cuello anatómico del húmero. En la cara lateral del húmero proximal se encuentra una zona ósea ampliada denominada tubérculo mayor. El tubérculo menor del húmero, más pequeño, se encuentra en la cara anterior del húmero. Tanto el tubérculo mayor como el menor sirven como puntos de unión para los músculos que actúan en la articulación del hombro. La tuberosidad deltoidea es una región rugosa, en forma de V, situada en la cara lateral, en el centro del eje del húmero. Como su nombre indica, es el lugar de unión del músculo deltoides.

Fractura de radio distal

El radio y el cúbito son dos huesos del antebrazo. Al girar alrededor del eje longitudinal, el radio es esencial para los movimientos de pronación y supinación. Tiene un extremo distal más grueso con una gran superficie de contacto para la articulación de la muñeca.

Ambos huesos del antebrazo tienen tuberosidades cerca de sus extremos proximales. Sin embargo, la tuberosidad del radio suele ser más prominente, ya que se debe a la fijación del flexor principal del antebrazo: el músculo bíceps braquial.

Las dos articulaciones entre el radio y el cúbito se encuentran en sus epífisis. Se han organizado de forma similar: un hueso tiene una superficie parecida a un borde llamada circunferencia articular, y el segundo tiene la muesca congruente. El único punto complicado es recordar que la incisura correspondiente del radio se llama muesca cubital, y la del cúbito, muesca radial.

En el extremo distal, el radio tiene una gran superficie articular de forma cóncava para la articulación con los huesos del carpo (facies articularis carpalis). Obsérvese que el extremo distal del cúbito está separado de los huesos de la muñeca por el disco articular. Por ello, la distancia entre el cúbito y los huesos del carpo es mucho mayor que la del lado radial, y la forma de la cabeza del cúbito no es congruente con los huesos del carpo.

Cúbito etiquetado

Las fracturas del antebrazo pueden producirse a diferentes niveles: cerca de la muñeca, en el extremo más alejado (distal) del hueso, en el centro del antebrazo o cerca del codo, en el extremo superior (proximal) del hueso. Pueden producirse por un golpe directo (una caída sobre el antebrazo o un impacto directo de un objeto) o por una lesión indirecta. Esta última suele ser secundaria a la caída sobre un brazo extendido.

Una fractura estable, simple y aislada del cúbito (secundaria a un golpe directo) puede tratarse con una escayola durante unas cuatro a seis semanas. Su médico seguirá de cerca su evolución con radiografías para asegurarse de que la fractura no se desplaza y de que el hueso cicatriza correctamente. Durante este tiempo, no se permite levantar ni cargar peso.

Tras la retirada de la escayola, comenzará la fisioterapia con ejercicios específicos para recuperar la amplitud de movimiento del codo y la muñeca y la rotación del antebrazo. Su médico le permitirá cada vez más levantar pesos en función de cómo esté curando su fractura.

La cirugía se lleva a cabo en la mayoría de los casos de antebrazo y suele realizarse a través de una o dos incisiones a diferentes niveles y lados del antebrazo. Las fracturas se reducen y se mantienen unidas con placas y tornillos. Después de la cirugía, se le colocará una férula corta en el antebrazo para mayor comodidad y protección. No podrá levantar peso durante las seis semanas siguientes a la intervención.