Dolor de piernas al dormir de lado

Dolor de piernas al dormir de lado

Tipos de dolor de piernas

Todos sabemos lo importante que es dormir bien. Más que un simple descanso de los retos del día, el sueño ayuda al cuerpo a curarse y a afrontar mejor las tensiones diarias de la vida. Si experimenta dolor en las pantorrillas por la noche, es posible que le resulte difícil conciliar el sueño. He aquí algunas causas comunes del dolor de pantorrillas por la noche, junto con sugerencias para prevenirlo y aliviarlo.

Los calambres en las piernas se producen cuando el músculo gastrocnemio de la pantorrilla sufre un espasmo involuntario. Además del dolor, se siente como si los músculos de la pantorrilla estuvieran tensos o anudados y pueden ser tan intensos que dificultan la flexión de los pies. Alrededor del 60% de las personas experimentan calambres nocturnos en las piernas en algún momento de su vida.

En este caso, el dolor en la parte inferior de la pierna puede ser el resultado de una lesión en otra parte del cuerpo que obliga a la pantorrilla a compensar durante todo el día, lo que provoca dolor por la noche. Por ejemplo, la ciática es una causa común de dolor referido en la pantorrilla por la noche.

El peso adicional de un bebé en crecimiento hace que los arcos de los pies se aplanen un poco, obligando a los músculos de la pantorrilla a trabajar más. Esto puede crear un dolor muscular que se nota por la noche cuando te acuestas a descansar. Muchas mujeres embarazadas también sufren ciática en la parte inferior de las piernas, ya que el bebé crece y comprime el nervio ciático.

Causas del dolor de piernas

No es ningún secreto que las arterias obstruidas pueden causar estragos en el corazón. Pero lo que podría llamarse mala circulación puede ser en realidad una obstrucción potencialmente peligrosa de las grandes arterias de las piernas. Esta enfermedad arterial periférica (EAP) está causada por el mismo tipo de depósitos grasos o placa que puede acumularse en las arterias coronarias que conducen al corazón.

Aunque la enfermedad se suele relacionar con la diabetes, lo cierto es que todos somos propensos a padecer EAP a medida que envejecemos, dice el doctor Mark Lessne, radiólogo intervencionista del Johns Hopkins, y una de cada cinco personas mayores de 65 años la padece.

Para las personas con EAP de moderada a grave que pueden necesitar una revascularización (redireccionamiento de los vasos sanguíneos) para restablecer el flujo sanguíneo en las piernas, la buena noticia es que el Johns Hopkins cuenta con un equipo multidisciplinar de expertos con radiólogos intervencionistas, podólogos y cirujanos que trabajan juntos para determinar las opciones de tratamiento de una persona, incluyendo la radiología intervencionista y la cirugía vascular.

La radiología intervencionista es mínimamente invasiva y requiere una incisión del tamaño de una aguja, explica Lessne. Durante el procedimiento, el médico introduce un catéter en la arteria obstruida, infla un pequeño globo para abrir la obstrucción y coloca un diminuto stent metálico para mantener la arteria abierta. «En la mayoría de los casos, el tiempo de recuperación es más corto y hay menos complicaciones», dice Lessne, quien añade que hay una contrapartida. Dependiendo de la localización de la enfermedad, los efectos de la radiología intervencionista pueden no durar tanto como los de la cirugía vascular.

Tratamiento del dolor de piernas al acostarse

Una queja común de la ciática -dolor agudo y punzante del nervio en la pierna- es que el dolor puede sentirse peor en algunas posiciones, como al acostarse para dormir. A veces, la ciática puede impedirle conciliar el sueño, o puede ser tan intensa que se despierte en mitad de la noche con un dolor punzante.

El dolor del nervio ciático se produce cuando una raíz nerviosa de la parte inferior de la columna vertebral o de la pelvis se pellizca, se irrita o se inflama. Este tipo de dolor en las piernas puede deberse a una serie de afecciones, desde una hernia de disco hasta un espolón óseo o un músculo piriforme tenso. Siga leyendo a continuación para obtener información sobre cómo se produce normalmente el dolor de piernas al estar tumbado y cómo encontrar alivio.

Al estar tumbado sobre la espalda, la curvatura natural de la parte inferior de la columna vertebral (llamada lordosis lumbar) está más acentuada que cuando se está sentado o reclinado. Mantener la columna vertebral en esta posición disminuye el tamaño de los conductos (forámenes) por donde salen las raíces nerviosas de la columna vertebral. Si existe una hernia discal o un espolón óseo, esta posición puede pinzar directamente una raíz nerviosa y provocar dolor ciático en las piernas (lo que se denomina estenosis espinal lumbar).

Dolor de cadera y piernas al dormir de lado

Ese descanso no siempre es fácil de conseguir. Todo parece magnificado una vez que te metes bajo las sábanas. Los ruidos normales de la casa suenan más fuerte y distraen más. Los cosquilleos y picores son más frecuentes y francamente molestos. Los pensamientos se aceleran a pesar de que usted desea desesperadamente que se detengan. Y el dolor aparece para impedir que te relajes por completo.

El dolor de piernas, en particular, es un problema común durante la noche. Los dolores punzantes y los calambres dolorosos pueden durar horas mientras las piernas se relajan después de estar de pie todo el día. Eso hace que sea difícil conciliar el sueño. Sepas o no que las tienes, las varices suelen ser el origen del dolor de piernas y de las noches de insomnio.

Estar sentado y de pie todo el día provoca varices y empeora el dolor de piernas asociado. Una de las mejores maneras de evitar el dolor es moverse a menudo. Pero, a menos que seas un sonámbulo, eso no es una opción por la noche.

Las venas son básicamente bombas de sangre. Las venas varicosas son charcos de sangre dilatados bajo presión que duelen al final del día. Elevarse por la noche alivia la presión de estar de pie. Las piernas dolerán al meterse en la cama, pero el dolor y la hinchazón suelen mejorar por la mañana. Entonces el ciclo se repetirá.