Forma del craneo e inteligencia

Forma del craneo e inteligencia

quién inventó la frenología

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Craniometría» – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (marzo de 2011) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La craneometría es la medición del cráneo (la parte principal del cráneo), generalmente el cráneo humano. Es un subconjunto de la cefalometría, la medición de la cabeza, que en los seres humanos es un subconjunto de la antropometría, la medición del cuerpo humano. Es distinta de la frenología, la pseudociencia que intentaba relacionar la personalidad y el carácter con la forma de la cabeza, y de la fisiognomía, que intentaba lo mismo con los rasgos faciales. Sin embargo, todos estos campos han reivindicado la capacidad de predecir los rasgos o la inteligencia.

Las mediciones más directas consisten en examinar los cerebros de los cadáveres o, más recientemente, en técnicas de imagen como la resonancia magnética, que pueden utilizarse en personas vivas. Estas mediciones se utilizan en la investigación sobre neurociencia e inteligencia.

el estudio del cráneo se llama

Estoy teniendo un debate con alguien que ha leído sobre psicología y cosas relacionadas. Y dijo que alguien en una foto parece «primitivo». Y eso me pareció muy grosero, y me explicó diciendo que la forma de su frente/cráneo lo revela. ¿Es esto cierto? ¿Puedo tener algún estudio científico que lo respalde? Edición: Puede que no haya querido decir «no inteligente» sino «primitivo». A mí me suena a lo mismo, sólo para aclararlo.5 comentarioscompartirinformar78% UpvotedEste hilo está archivadoNo se pueden publicar nuevos comentarios ni emitir votosOrdenar por: mejor

frenología

La frenología es hoy reconocida como pseudociencia[1][2][7][8][9][10] El rigor metodológico de la frenología era dudoso incluso para los estándares de su época, pues muchos autores ya consideraban la frenología como pseudociencia en el siglo XIX[11][12][13][14] El pensamiento frenológico fue influyente en la psiquiatría y la psicología del siglo XIX. La suposición de Gall de que el carácter, los pensamientos y las emociones se localizan en áreas específicas del cerebro se considera un importante avance histórico hacia la neuropsicología[15][16].

Aunque la frenología en sí está desacreditada desde hace tiempo, el estudio de la superficie interna de los cráneos de especies humanas arcaicas permite a los investigadores modernos obtener información sobre el desarrollo de diversas áreas del cerebro de esas especies, y así inferir algo sobre sus capacidades cognitivas y comunicativas,[17] y posiblemente incluso algo sobre su vida social[18]. Debido a sus limitaciones, esta técnica es a veces criticada como «paleofrenología»[18].

Los frenólogos creen que la mente humana tiene un conjunto de varias facultades mentales, cada una representada en una zona diferente del cerebro. Por ejemplo, la facultad de la «filoprogenitividad», del griego «amor a la descendencia», se localizaba en la parte central de la parte posterior de la cabeza (véase la ilustración del gráfico del diccionario académico Webster).

diseño toscano francés con…

La frenología es hoy reconocida como pseudociencia[1][2][7][8][9][10] El rigor metodológico de la frenología era dudoso incluso para los estándares de su época, ya que muchos autores ya consideraban la frenología como pseudociencia en el siglo XIX[11][12][13][14] El pensamiento frenológico fue influyente en la psiquiatría y la psicología del siglo XIX. La suposición de Gall de que el carácter, los pensamientos y las emociones se localizan en áreas específicas del cerebro se considera un importante avance histórico hacia la neuropsicología[15][16].

Aunque la frenología en sí está desacreditada desde hace tiempo, el estudio de la superficie interna de los cráneos de especies humanas arcaicas permite a los investigadores modernos obtener información sobre el desarrollo de diversas áreas del cerebro de esas especies, y así inferir algo sobre sus capacidades cognitivas y comunicativas,[17] y posiblemente incluso algo sobre su vida social[18]. Debido a sus limitaciones, esta técnica es a veces criticada como «paleofrenología»[18].

Los frenólogos creen que la mente humana tiene un conjunto de varias facultades mentales, cada una representada en una zona diferente del cerebro. Por ejemplo, la facultad de la «filoprogenitividad», del griego «amor a la descendencia», se localizaba en la parte central de la parte posterior de la cabeza (véase la ilustración del gráfico del diccionario académico Webster).