Funcion de las mitocondrias

Funcion de las mitocondrias

Función del cloroplasto

Algunas células de algunos organismos multicelulares carecen de mitocondrias (por ejemplo, los glóbulos rojos maduros de los mamíferos). Un gran número de organismos unicelulares, como los microsporidios, los parabasálidos y las diplomónadas, han reducido o transformado sus mitocondrias en otras estructuras[4] Se sabe que un eucariota, el Monocercomonoides, ha perdido por completo sus mitocondrias[5], y que un organismo multicelular, el Henneguya salminicola, ha conservado orgánulos relacionados con las mitocondrias en asociación con una pérdida completa de su genoma mitocondrial[5][6][7].

Las mitocondrias suelen tener una superficie de entre 0,75 y 3 μm2,[8] pero varían considerablemente en tamaño y estructura. A menos que se tiñan específicamente, no son visibles. Además de suministrar energía celular, las mitocondrias están implicadas en otras tareas, como la señalización, la diferenciación celular y la muerte celular, así como en el mantenimiento del control del ciclo celular y el crecimiento celular[9] La biogénesis mitocondrial está a su vez coordinada temporalmente con estos procesos celulares[10][11] Las mitocondrias han sido implicadas en varios trastornos y condiciones humanas, como las enfermedades mitocondriales[12], la disfunción cardíaca[13], la insuficiencia cardíaca[14] y el autismo[15].

5 función de las mitocondrias

Algunas células de algunos organismos multicelulares carecen de mitocondrias (por ejemplo, los glóbulos rojos maduros de los mamíferos). Un gran número de organismos unicelulares, como los microsporidios, los parabasálidos y las diplomónadas, han reducido o transformado sus mitocondrias en otras estructuras[4] Se sabe que un eucariota, el Monocercomonoides, ha perdido por completo sus mitocondrias[5], y que un organismo pluricelular, el Henneguya salminicola, ha conservado los orgánulos relacionados con las mitocondrias en asociación con una pérdida completa de su genoma mitocondrial[5][6][7].

Las mitocondrias suelen tener una superficie de entre 0,75 y 3 μm2,[8] pero varían considerablemente en tamaño y estructura. A menos que se tiñan específicamente, no son visibles. Además de suministrar energía celular, las mitocondrias están implicadas en otras tareas, como la señalización, la diferenciación celular y la muerte celular, así como en el mantenimiento del control del ciclo celular y el crecimiento celular[9] La biogénesis mitocondrial está a su vez coordinada temporalmente con estos procesos celulares[10][11] Las mitocondrias se han visto implicadas en varios trastornos y condiciones humanas, como las enfermedades mitocondriales[12], la disfunción cardíaca[13], la insuficiencia cardíaca[14] y el autismo[15].

Mitocondrias…

aInstituto de Farmacia y Ciencias Biomédicas de Strathclyde, Universidad de Strathclyde, y bDepartamento de Ingeniería Biomédica, Centro Wolfson de la Universidad de Strathclyde, Glasgow, y cCentro de Instrumentación Avanzada, Departamento de Física, Universidad de Durham, Durham, Reino Unido

La diversidad de las disposiciones mitocondriales, que surgen cuando el orgánulo es estático o está en movimiento, o se fusiona y divide en una red que se remodela dinámicamente, sólo está empezando a apreciarse. Aunque se ha avanzado mucho en la comprensión de las proteínas que reorganizan las mitocondrias, no se conoce bien la importancia fisiológica de las distintas disposiciones. Este desconocimiento puede deberse, en parte, a que la morfología mitocondrial se estudia sobre todo en células de cultivo. La sencilla anatomía de las células cultivadas constituye un modelo atractivo para visualizar el comportamiento mitocondrial, pero contrasta con la complejidad de las células nativas, en las que pueden no producirse elaborados movimientos y morfologías mitocondriales. Los cambios mitocondriales pueden tener lugar en las células nativas (en respuesta al estrés y a la proliferación), pero a lo largo de un curso temporal lento y la función celular a la que contribuyen no está clara. Para determinar el papel que desempeñan las disposiciones mitocondriales en la función celular, un primer paso crucial es la caracterización de las interacciones entre los componentes mitocondriales. En esta revisión se describen tres aspectos del comportamiento mitocondrial: (1) la morfología, (2) el movimiento y (3) los cambios rápidos de forma. También se exponen las funciones fisiológicas propuestas a las que contribuyen las distintas disposiciones mitocondriales y las dificultades para interpretar algunas de las conclusiones fisiológicas.

Endoplasma… retículo

Algunas células de algunos organismos multicelulares carecen de mitocondrias (por ejemplo, los glóbulos rojos maduros de los mamíferos). Un gran número de organismos unicelulares, como los microsporidios, los parabasálidos y las diplomónadas, han reducido o transformado sus mitocondrias en otras estructuras[4] Se sabe que un eucariota, el Monocercomonoides, ha perdido por completo sus mitocondrias,[5] y que un organismo multicelular, el Henneguya salminicola, ha conservado orgánulos relacionados con las mitocondrias en asociación con una pérdida completa de su genoma mitocondrial[5][6][7].

Las mitocondrias suelen tener una superficie de entre 0,75 y 3 μm2,[8] pero varían considerablemente en tamaño y estructura. A menos que se tiñan específicamente, no son visibles. Además de suministrar energía celular, las mitocondrias están implicadas en otras tareas, como la señalización, la diferenciación celular y la muerte celular, así como en el mantenimiento del control del ciclo celular y el crecimiento celular[9] La biogénesis mitocondrial está a su vez coordinada temporalmente con estos procesos celulares[10][11] Las mitocondrias han sido implicadas en varios trastornos y condiciones humanas, como las enfermedades mitocondriales[12], la disfunción cardíaca[13], la insuficiencia cardíaca[14] y el autismo[15].