Hipotonia muscular adultos tratamiento

Síntomas de bajo tono muscular

La hipotonía describe una disminución anormal del tono muscular. El tono muscular es la resistencia del músculo al estiramiento. El tono muscular normal está controlado por el sistema nervioso central y es lo suficientemente alto como para resistir los efectos de la gravedad, pero lo suficientemente bajo como para permitir una total libertad de movimiento. Un tono muscular correcto es esencial para que una persona pueda ponerse de pie, sentarse y funcionar correctamente. Si un niño tiene un tono muscular bajo, es incapaz de mantener una contracción muscular estática y normal. Como sus músculos no pueden contraerse completamente, permanecen flojos y sueltos, lo que provoca el característico aspecto “flácido”. La hipotonía puede afectar a la coordinación motora gruesa y fina, a los problemas de equilibrio al sentarse y a las dificultades para participar en las actividades cotidianas.

La hipotonía está causada por la interrupción de las vías nerviosas del sistema nervioso central que son responsables de activar o desactivar la actividad muscular. Estas vías nerviosas llevan la información del sistema nervioso central al cuerpo para controlar el tono muscular y la postura. Los daños en estas vías provocan una alteración de los mensajes del cerebro al cuerpo, lo que provoca una disminución del tono. Los daños pueden ser causados por factores ambientales, trastornos musculares, genéticos o del sistema nervioso central, así como por traumatismos. Sin embargo, a veces no es posible determinar la causa de la hipotonía.

Ejercicios para bebés con bajo tono muscular

La hipotonía también puede producirse en la parálisis cerebral, donde una serie de problemas neurológicos (relacionados con el cerebro) afectan al movimiento y la coordinación del niño, y después de infecciones graves, como la meningitis.

Para funcionar normalmente, los músculos dependen de las señales de los nervios motores. Estas señales pueden interrumpirse a nivel del cerebro y la médula espinal (hipotonía central), o como resultado de un daño nervioso entre la médula espinal y el músculo (hipotonía periférica).

El médico suele ser un pediatra (especialista en el tratamiento de niños) con experiencia en trastornos de los nervios y el sistema nervioso, o un neurólogo (especialista en trastornos de los nervios y el sistema nervioso).

La terapia ocupacional le enseña las habilidades necesarias para realizar las actividades cotidianas. Por ejemplo, el terapeuta ocupacional puede centrarse en mejorar las habilidades de las manos y los dedos necesarias para vestirse y alimentarse.

Tono muscular bajo en adultos

La hipotonía es una condición de tono muscular anormalmente bajo (la cantidad de tensión o resistencia al movimiento en un músculo), que a menudo implica una fuerza muscular reducida. La hipotonía no es un trastorno médico específico, sino una manifestación potencial de muchas enfermedades y trastornos diferentes que afectan al control de los nervios motores por parte del cerebro o a la fuerza muscular. Reconocer la hipotonía, incluso en la primera infancia, suele ser relativamente sencillo, pero diagnosticar la causa subyacente puede ser difícil y a menudo infructuoso. Los efectos a largo plazo de la hipotonía en el desarrollo del niño y en su vida posterior dependen principalmente de la gravedad de la debilidad muscular y de la naturaleza de la causa. Algunos trastornos tienen un tratamiento específico, pero el principal tratamiento para la mayoría de las hipotonías de causa idiopática o neurológica es la fisioterapia para ayudar a la persona a compensar la discapacidad neuromuscular.

Los pacientes hipotónicos pueden mostrar una variedad de manifestaciones objetivas que indican una disminución del tono muscular. A menudo se observa un retraso en las habilidades motoras, junto con articulaciones hipermóviles o hiperflexibles, babeo y dificultades en el habla, reflejos deficientes, disminución de la fuerza, disminución de la tolerancia a la actividad, postura redondeada de los hombros, con inclinación sobre los apoyos, y poca atención y motivación. El alcance y la aparición de manifestaciones objetivas específicas dependen de la edad del paciente, la gravedad de la hipotonía, los músculos específicos afectados y, a veces, la causa subyacente. Por ejemplo, algunos hipotónicos pueden sufrir estreñimiento, mientras que otros no tienen problemas intestinales.

Bebé con bajo tono muscular

Hipotonía significa disminución del tono muscular. Puede ser una afección en sí misma, llamada hipotonía congénita benigna, o puede ser indicativa de otro problema en el que hay una pérdida progresiva del tono muscular, como la distrofia muscular o la parálisis cerebral. Suele detectarse durante la infancia.

La hipotonía puede estar causada por una serie de afecciones, como las que afectan al sistema nervioso central, los trastornos musculares y los trastornos genéticos. Algunas causas comunes pueden ser, entre otras, las siguientes:

La debilidad muscular de su hijo puede estar causada por varias enfermedades diferentes, y el tratamiento no puede comenzar sin averiguar la causa real. En el Boston Children’s, los médicos disponen de varias pruebas para diagnosticar la causa de la debilidad de su hijo. Una vez que se ha establecido el diagnóstico, existen varios programas de tratamiento, incluidos los programas de fisioterapia, para ayudar a su hijo a llevar una vida normal.

El compromiso y la compasión con los que atendemos a todos los niños y a sus familias sólo es comparable con el espíritu pionero de descubrimiento e innovación que nos impulsa a pensar de forma diferente, a encontrar respuestas y a construir un futuro mejor para los niños de todo el mundo.