Lista de alimentos que no pueden comer las embarazadas

Lista de alimentos que no pueden comer las embarazadas

Cosas que hay que evitar al principio del embarazo

Es posible que tú y otras personas embarazadas empecéis vuestro viaje por el embarazo buscando en Internet o preguntando a amigos o familiares sobre los alimentos que hay que evitar durante el embarazo. Más que por ti misma, te preocupa el bienestar de tu bebé, por lo que quieres ser cuidadosa con tu dieta.

Aunque las fuentes de información más populares pueden ayudar, ninguna de ellas puede sustituir la orientación de un nutricionista prenatal certificado. ¿Por qué? Recuerda que cuando concibes, ahora comes por dos, y tu salud y la de tu bebé deben ser la máxima prioridad.

No cabe duda de que los alimentos saludables proporcionarán a tu bebé una nutrición adecuada, pero una dieta apropiada para una persona embarazada suele basarse en sus condiciones de salud, sus síntomas y su estilo de vida. Para estar segura de que lo que comes beneficiará a tu descendencia y te hará pasar el periodo de embarazo con tranquilidad, un nutricionista prenatal o un dietista serán tu fuente y aliado más fiable.

Este artículo contiene consejos dietéticos directamente de nuestra nutricionista prenatal certificada y es una fuente de información de confianza. Podrá determinar los aspectos básicos de los alimentos que debe evitar durante el embarazo y obtener explicaciones sobre cómo puede sacar, en general, el máximo partido a su plan de alimentación.

Qué no comer durante el primer trimestre de embarazo

Aunque las frutas son saludables y se recomiendan en la mayoría de los casos, algunas no son aptas para las mujeres embarazadas. Si no se toman precauciones al consumirlas, pueden provocar una hemorragia vaginal y, en el peor de los casos, también un aborto.

Estas son algunas de las frutas que se pueden consumir durante la dieta del embarazo. Lo ideal es consumir cada fruta en cantidad moderada, una vez al día. Esto proporcionará el tipo adecuado de nutrientes a tu bebé en crecimiento y mantendrá su salud bajo control. Intenta incluir más frutas en tu dieta. También puedes consumir unas cuantas con cada comida si no te gustan mucho los platos grandes de fruta.

Cosas que hay que evitar durante el embarazo para evitar el aborto

Aunque las frutas son saludables y se recomiendan en la mayoría de los casos, algunas no son aptas para las mujeres embarazadas. Si no se toman precauciones al consumirlas, pueden provocar una hemorragia vaginal y, en el peor de los casos, también un aborto.

Estas son algunas de las frutas que se pueden consumir durante la dieta del embarazo. Lo ideal es consumir cada fruta en cantidad moderada, una vez al día. Esto proporcionará el tipo adecuado de nutrientes a tu bebé en crecimiento y mantendrá su salud bajo control. Intenta incluir más frutas en tu dieta. También puedes consumir unas cuantas con cada comida si no te gustan mucho los platos grandes de fruta.

Qué evitar durante el embarazo

Además de ingerir calorías adicionales, tomar las vitaminas prenatales para obtener nutrientes como el ácido fólico y el hierro y seguir una dieta equilibrada, también está el tema de lo que no se debe comer durante el embarazo.

Tu sistema inmunitario se debilita durante el embarazo, por lo que eres más susceptible a las bacterias, los virus y otras cosas que pueden causar enfermedades transmitidas por los alimentos, como la E. coli, la salmonela y la toxoplasmosis. No sólo pueden enfermarte, sino que los casos graves pueden provocar un parto prematuro o un aborto.

El resumen: evita los alimentos crudos, como el pescado, el marisco, la carne y los huevos. Aléjate del pescado con alto contenido en mercurio, como el atún y el tiburón. No comas quesos, leche o zumos no pasteurizados, ni embutidos fríos o salmón. Algo de cafeína está bien, pero probablemente deberías evitar el consumo de alcohol durante el embarazo.

¿Deben las embarazadas tomar cafeína? Las recomendaciones más conservadoras son de 200 miligramos de cafeína al día. Eso equivale a una taza de café de 12 onzas o a dos tragos y medio de café expreso, y hay pruebas de que incluso más que eso no aumenta el riesgo de aborto. Así que no dejes de tomar ese café con leche: también obtendrás un poco de calcio extra.