Mucosidad constante en la garganta

Mucosidad constante en la garganta

flema constante en la parte posterior de la garganta

Lo que sabemos de las personas que padecen catarro es que experimentan esta sensación la mayor parte del tiempo y a menudo durante muchos años. La mayoría de las personas tienen cierto grado de catarro cuando tienen un resfriado o una gripe, pero suele desaparecer rápidamente. Las personas con catarro crónico o de larga duración suelen describir la sensación de tener un resfriado constante pero sin ninguno de los otros síntomas de un resfriado.

Las investigaciones sugieren que el catarro no está relacionado con la alergia, ni se debe a ninguna anomalía en el transporte de la mucosidad dentro de la nariz. Es posible que el catarro se deba más bien a una anomalía de la sensación en el revestimiento de la parte posterior de la nariz y la garganta. Esto puede explicar por qué a muchos pacientes les resulta difícil escupir la mucosidad que perciben en la parte posterior de la garganta.

El catarro está asociado a un gran número de otros síntomas. Además de la sensación de mucosidad en la parte posterior de la nariz o la garganta, o de un deseo persistente de aclarar la garganta, los pacientes también pueden notar otros síntomas. Estos incluyen:

la mucosidad en la garganta no desaparece

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

El exceso de mucosidad, a veces denominado hipersecreción crónica de moco o producción crónica de esputo, puede estar causado por una gran variedad de factores, desde alergias a una infección, pasando por la exposición al humo del tabaco o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Además de ser un síntoma incómodo e irritante, puede provocar tos, sibilancias y otros síntomas, dependiendo de la causa y la gravedad.

La duración y la gravedad del exceso de mucosidad son muy variables. Algunos pueden experimentar el exceso de producción de mucosidad como bronquitis crónica, que se define como la presencia de una tos crónica y productiva, que produce esputo (flema o moco), durante al menos tres meses consecutivos en dos años consecutivos. Otros pueden experimentar simplemente un aumento de la mucosidad de forma temporal, como ocurre con las alergias o una infección vírica.

cáncer de garganta constante

En este artículo, descubrimos el importante propósito de esta sustancia viscosa. Y si aclararse la garganta continuamente no es suficiente, tal vez le interesen nuestros prácticos consejos sobre cómo deshacerse de las flemas.

¿Cuánta agua debo beber al día? Todos hemos oído que debemos beber ocho vasos de agua al día, pero ¿hay algo de cierto en ello? Hemos analizado la cuestión para separar los mitos de los hechos.

Por ejemplo, nuestros pulmones producen unos 100 mililitros de mucosidad al día, lo que equivale a algo menos de un tercio de una lata de refresco10 .

Beber mucho de cualquiera de estas bebidas puede provocar deshidratación. Esto provocará una disminución de los niveles de hidratación en todo el cuerpo. Si tienes problemas de mucosidad, opta por bebidas calientes y sin cafeína.

Como regla general, trata de no piratear. Resiste también el impulso de carraspear constantemente como forma de eliminar la mucosidad de la garganta. En su lugar, pruebe la siguiente técnica de tos para ayudar a eliminar las flemas.

catarro crónico

La mucosidad es fundamental para la protección de los tejidos corporales y permite una respiración segura y cómoda. Permite la lubricación de las vías respiratorias y filtra las impurezas e irritantes que entran potencialmente causando infecciones o lesiones. Nuestro cuerpo produce entre 1 y 1½ litros de moco al día y se produce a partir de los tejidos que se extienden desde la nariz hasta los pulmones. La mayor parte de esta mucosidad es empujada hacia la parte posterior de la nariz y hacia la garganta, lo que la mayoría de la gente denomina goteo postnasal. Algunos pacientes se vuelven más sensibles al moco que gotea inofensivamente desde la nariz, a través de la garganta y hacia el estómago.

El moco tiene componentes acuosos (serosos) y pegajosos (mucinosos). El espesor de la mucosidad está relacionado con la salud general y la hidratación (la cantidad de agua que hay en el cuerpo). Ciertas afecciones, como las alergias, la deshidratación, la irritación (tabaquismo, ambientes secos) y las infecciones pueden espesar el moco o aumentar su producción, haciéndolo menos manejable.

La mucosidad en la garganta también es necesaria para la producción de voz y la deglución adecuadas. La percepción de demasiada mucosidad en la garganta puede deberse a una producción excesiva de mucosidad, a una mucosidad demasiado espesa o a una inflamación localizada en la garganta.