Protusion discal l5 s1 sintomas

Protusion discal l5 s1 sintomas

Protrusión discal l5-s1

La protrusión discal es un tipo de hernia discal espinal. La hernia discal es una forma común de daño de los discos intervertebrales causada por la edad, el desgaste natural, los accidentes traumáticos (caídas, accidentes de coche, colisiones deportivas), el uso excesivo o las lesiones por uso repetitivo, la obesidad y la genética.

Los cambios degenerativos pueden hacer que los discos intervertebrales se debiliten, ofrezcan menos apoyo y se salgan de su sitio entre las vértebras. El movimiento de los discos puede afectar a las estructuras circundantes y provocar síntomas de lumbalgia, dolor de cuello, debilidad y pérdida de movilidad en la espalda. Siga leyendo para saber más sobre la protrusión discal, las complicaciones que puede provocar y las opciones de tratamiento.

Los discos vertebrales están formados por dos partes: un anillo exterior resistente de fibras ligamentosas llamado anillo fibroso y un núcleo interior blando y gelatinoso llamado núcleo pulposo. Los discos intervertebrales proporcionan amortiguación, absorción de impactos y flexibilidad a la columna vertebral.

Pero con el desgaste natural, los discos vertebrales comienzan a degenerarse a medida que envejecemos. Los discos se vuelven más débiles, más secos y menos flexibles. Estos cambios degenerativos aumentan el riesgo de daños, lesiones o desgarros.

Tiempo de recuperación de la protuberancia discal l5-s1

La navegación del sitio utiliza los comandos de las teclas de flecha, enter, escape y barra espaciadora. Las flechas izquierda y derecha se mueven a través de los enlaces de nivel superior y amplían/cierran los menús de los subniveles. Las flechas hacia arriba y hacia abajo abren los menús de nivel principal y se desplazan por los enlaces de los subniveles. Enter y space abren los menús y escape los cierra también. El tabulador pasará a la siguiente parte del sitio en lugar de recorrer los elementos del menú.

Los huesos (vértebras) que forman la columna vertebral en la espalda están amortiguados por discos. Estos discos son redondos, como pequeñas almohadas, con una capa exterior resistente (anillo) que rodea el núcleo. Situados entre cada una de las vértebras de la columna vertebral, los discos actúan como amortiguadores de los huesos de la columna.

Una hernia discal (también llamada abultamiento, deslizamiento o rotura) es un fragmento del núcleo del disco que es empujado fuera del anillo, hacia el canal espinal a través de un desgarro o rotura en el anillo. Los discos que se hernian suelen estar en una fase temprana de degeneración. El canal espinal tiene un espacio limitado, que es inadecuado para el nervio espinal y el fragmento de disco herniado desplazado. Debido a este desplazamiento, el disco presiona los nervios espinales, produciendo a menudo dolor, que puede ser intenso.

Síntomas de la hernia discal s1-s2

Los síntomas de la hernia discal que experimentarás en la parte baja de la espalda pueden ser terriblemente dolorosos, como mínimo. Caminar, sentarse, estar de pie… Todos tus movimientos pueden verse afectados. Los discos abultados en la parte baja de la espalda son los más comunes porque los discos tienen que soportar la tensión y el peso del resto del cuerpo. ¿Qué nervio está presionando su disco abultado (disco deslizado)? Los síntomas que experimente variarán en función de la raíz nerviosa que esté comprimida por el disco abultado (también conocido como hernia discal). Estos se conocen como L1 – L5 (L es la abreviatura de Lumbar) Además de obtener los síntomas de dolor de espalda baja, los lugares más comunes para obtener los síntomas de un disco lumbar son: L3/L4 Se refiere al disco que está situado entre los huesos lumbares 3 y 4. Dolor: Puede sentir un dolor punzante en la parte interior de la pierna, normalmente desde debajo de la rodilla hasta la parte superior del dedo gordo del pie. Debilidad: Experimentará debilidad al enderezar la pierna desde una posición dobladaPérdida de sensibilidad: Puede experimentar una alteración o pérdida de sensibilidad en la zona justo por encima de la rodilla L4/L5

Síntomas de la compresión de la raíz nerviosa s1

Las hernias discales van desde la ausencia de síntomas hasta la aparición de síntomas graves e incapacitantes. Los síntomas se basan en la región de la columna vertebral, la proximidad del nervio y el tamaño de la hernia. Lo más frecuente es que se produzcan en las regiones espinales lumbar, cervical y torácica, por este orden.

Los nervios espinales que salen de la columna cervical controlan la función de las extremidades superiores (hombros, brazos y manos). Por lo tanto, una hernia discal en esta región que comprima un nervio producirá síntomas en la extremidad superior, como un dolor punzante o palpitante, entumecimiento u hormigueo y disminución de la sensibilidad. Estos síntomas suelen producirse de forma unilateral, es decir, sólo en un lado del cuerpo, y la localización específica del síntoma variará en función del nervio que se comprima. Por ejemplo, la debilidad en el músculo deltoides al levantar los brazos desde los lados podría indicar una hernia discal en el nivel C4-5. Otros músculos potencialmente afectados son el bíceps, el tríceps, la muñeca y los músculos de la mano.

Hernia C4-C5: La raíz nerviosa C5 es responsable del músculo deltoide que se encuentra en la parte superior del hombro, fuera de la parte superior del brazo. Una hernia en el nivel C4-5 causaría dolor en el hombro y posiblemente debilidad del músculo deltoides.