Que significa gritar mientras duermes

Que significa gritar mientras duermes

peligros de los terrores nocturnos

Los terrores nocturnos o terrores del sueño son episodios nocturnos que se repiten en una persona cuando está durmiendo. Se producen debido al miedo y a la agitación que se siente en un sueño. Los gritos en la noche pueden despertar a la persona de un sueño profundo. Incluso después de despertarse, la persona puede sentir miedo durante varios minutos hasta no volver a dormir. Los terrores nocturnos son comunes en los niños. Sin embargo, los adultos también pueden tenerlos. A continuación se exponen las razones por las que una persona puede gritar por la noche.

Las personas que no duermen bien todas las noches y permanecen cansadas todo el día pueden tener de vez en cuando un terror nocturno. También puede ocurrir si una persona se enfrenta a algún tipo de enfermedad como una fiebre alta. El estrés y los viajes continuos contribuyen al problema del terror nocturno. Se produce cuando una persona tiene realmente muchas horas al día. Por lo tanto, un adulto debe tratar de obtener ocho horas de sueño cada día para salvarse de este terror. Hay que saber que ninguna privación del sueño evita que una persona grite por la noche.

En los adultos, el terror nocturno se produce sobre todo cuando consumen mucho alcohol por la noche antes de dormir. La apnea obstructiva del sueño también puede ser responsable del terror nocturno resultante. Se trata de un trastorno en el que el patrón de respiración de una persona cambia durante el sueño. Si una persona sufre trastornos mentales como la depresión y la ansiedad, puede ser presa del terror nocturno.

gritos en el sueño

La mayoría de los padres han consolado a su hijo después de alguna que otra pesadilla. Pero si su hijo ha tenido alguna vez lo que se conoce como terror nocturno (o terror del sueño), es probable que su miedo fuera inconsolable, sin importar lo que usted intentara.

Un terror nocturno es una interrupción del sueño que parece similar a una pesadilla, pero es mucho más dramática. Aunque los terrores nocturnos pueden ser alarmantes para los padres que los presencian, no suelen ser motivo de preocupación ni un signo de un problema médico más profundo.

El sueño se desarrolla en varias etapas. Tenemos sueños -incluidas las pesadillas- durante la fase de movimientos oculares rápidos (REM). Los terrores nocturnos se producen durante el sueño profundo no REM. Un terror nocturno no es técnicamente un sueño, sino más bien una reacción repentina de miedo que ocurre durante la transición de una etapa del sueño a otra.

Los terrores nocturnos suelen ocurrir unas dos o tres horas después de que el niño se duerma, cuando el sueño pasa de la fase más profunda del sueño no REM a la fase más ligera del sueño REM. Por lo general, esta transición es suave. Pero a veces, el niño se altera y se asusta, y esa reacción de miedo es un terror nocturno.

qué causa los terrores nocturnos en los adultos

La mayoría de nosotros experimentamos sueños, pero gracias a la supresión de la actividad muscular en la fase REM, no tenemos reacciones físicas persistentes a ellos. Durante la fase REM, nuestro cerebro trabaja intensamente, más o menos lo que haría si diéramos un paseo. La mayoría de las personas entran en un estado de parálisis muscular temporal durante este tiempo, lo que permite a nuestro cerebro trabajar duro pero a nuestro cuerpo descansar.

En el caso de las personas con RBD, la fase REM sí se produce y les hace soñar. Pero la parálisis no lo hace. Mientras una persona con este trastorno duerme (y sueña), tiene una respuesta física a lo que ocurre en su cerebro. Esto va desde lo mundano -el sonambulismo benigno o el hablar dormido- hasta lo violento y agresivo.

Esto no quiere decir que todos los que experimentan esto tengan RBD. Los investigadores creen que el trastorno es muy raro y afecta a menos del 1% de la población. Los niños y adultos que sufren otros trastornos psicológicos son propensos a padecer terrores nocturnos, que se producen en el ciclo de sueño sin movimientos oculares rápidos (NREM). Otras actividades del sueño sin parálisis pueden explicarse por una variedad de cosas: medicación, privación del sueño, enfermedad, etc.

despertarse gritando por una pesadilla

Los terrores nocturnos, también conocidos como terrores del sueño, pueden hacer que experimentes un miedo profundo mientras duermes. Estos terrores son más comunes en los niños, pero también aparecen en los adultos. Conozca las diferencias entre los terrores nocturnos y las pesadillas, las causas de los terrores nocturnos y cómo tratarlos.

Los terrores nocturnos son un trastorno parasomníaco en el que el sujeto reacciona ante una sensación premonitoria de miedo o terror gritando, dando vueltas o llorando mientras está dormido. También pueden salir de la cama y caminar o correr, y los adultos corren el riesgo de realizar actos violentos durante este tiempo. El sujeto sigue en un estado similar al del sueño durante estos arrebatos y sólo puede ser despertado con cierta dificultad.

Un episodio puede durar hasta 20 minutos, tras los cuales el sujeto volverá directamente a la fase REM o al sueño profundo sin salir de su estado de sueño, o puede despertarse con una confusión extrema. Las personas que se despiertan de un terror de sueño pueden experimentar amnesia durante un breve periodo de tiempo tras el episodio, en el que no pueden recordar su nombre, ubicación o cualquier otro rasgo distintivo de sí mismos. Esto suele pasar en un par de minutos.