Remedios caseros para el dolor de garganta y afonia

Remedios caseros para el dolor de garganta y afonia

Medicamentos de venta libre para la laringitis

El dolor de garganta es una afección dolorosa pero común que todo el mundo sufre en alguna ocasión. Puede ser el primer síntoma de un resfriado, el resultado de una tensión en las cuerdas vocales o un síntoma de una afección más grave, como la faringitis estreptocócica. Aunque el dolor de garganta puede hacer que te sientas miserable, en muchos casos los síntomas desaparecen rápidamente y sin tratamiento médico.

Los síntomas del dolor de garganta incluyen dolor, picor, sequedad de garganta, dificultad para tragar, ronquera, inflamación de las glándulas del cuello o la mandíbula y amígdalas hinchadas o inflamadas. También puede tener fiebre, escalofríos, tos, secreción nasal, estornudos, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, náuseas y vómitos.

La mayoría de los dolores de garganta son el resultado de infecciones víricas, a menudo relacionadas con el resfriado común o la gripe. Las infecciones bacterianas también pueden provocar dolores de garganta. Algunas de las más comunes son la faringitis estreptocócica, la amigdalitis, la tos ferina y la difteria.

Otros factores que pueden causar dolor de garganta son las alergias, el reflujo ácido, los irritantes ambientales, el aire seco y la tensión en las cuerdas vocales. En ocasiones, una afección más grave, como un tumor o el VIH, puede causar dolor de garganta.

Voz ronca y mucosidad en la garganta

Pero para aliviar el dolor, hay que saber qué está causando el dolor de garganta en primer lugar: el aire seco, el tabaquismo, el reflujo ácido, las infecciones virales como la gripe o el resfriado común y las infecciones bacterianas como los estreptococos pueden provocar dolor de garganta.

En general, una infección vírica suele ir acompañada de otros síntomas, como dolores musculares y fatiga, junto con el dolor de garganta, dice el Dr. Chester Griffiths, otorrinolaringólogo del Centro de Salud Providence Saint John en Santa Mónica, California. Con una infección bacteriana, en cambio, el dolor suele estar más centrado en la garganta y el dolor tiende a ser bastante intenso, dice el Dr. Griffiths. También puedes tener un dolor intenso al tragar, además de fiebre alta.

La exposición al humo, respirando en el aire seco, y tener el reflujo ácido tiende a sentir «muy diferente» de una infección, dice Jason Abramowitz, MD, un especialista en oído, nariz y garganta en ENT y Alergia Asociados. «Por lo general, los pacientes no se sienten tan enfermos en general [y] el dolor tampoco suele ser tan intenso», dice.

Tratamiento de la laringitis crónica

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

La laringitis, marcada por la ronquera o la pérdida de voz, es una inflamación de la laringe. Situada en la parte superior de las vías respiratorias hacia los pulmones, la laringe contiene las cuerdas vocales. La irritación o la infección pueden desencadenar la inflamación de las cuerdas vocales, lo que a su vez provoca ronquera en la voz.

La laringitis puede ser de corta duración (aguda) o crónica. Si tiene una laringitis persistente (que dura más de dos semanas) o una laringitis que empeora, debe acudir a un otorrinolaringólogo, ya que a veces puede ser un signo de cáncer de laringe o de otro tipo.

En grandes cantidades, se ha demostrado que el regaliz que contiene ácido glicirrícico o glicirricina provoca hipertensión arterial.  Por lo tanto, es importante utilizar sólo el extracto de regaliz deglicirrizado (o DGL), del que se ha eliminado el ácido glicirrícico.

Cómo curar la laringitis en 24 horas

Lo último que querrías es perder la voz antes de una presentación, un discurso o una actuación en una revista. ¿Qué significa perder la voz? Pues bien, cuando se pierde la voz, la mayoría de las veces se debe a una laringitis, una inflamación de la laringe.

La laringitis es una afección que se produce cuando se inflama la laringe. La laringe, también conocida como caja de voz, contiene las cuerdas vocales. Se trata de unos pliegues de tejido que vibran al hablar o cantar, produciendo el sonido.

Cuando se produce una laringitis, estas cuerdas vocales se inflaman, lo que provoca hinchazón, enrojecimiento y rigidez. Las cuerdas vocales dejan de vibrar como deberían, cambiando el sonido de la voz. En casos graves, la inflamación de las cuerdas vocales puede ser tan grave que se pierde la voz por completo.

La laringitis aguda es una afección puntual. Está causada por una infección vírica de las vías respiratorias superiores o por un acontecimiento puntual que ha provocado una tensión en las cuerdas vocales. Con el suficiente descanso y el tratamiento adecuado, la laringitis aguda puede resolverse con bastante rapidez.