Remedios para las ampollas en los pies

Remedios para las ampollas en los pies

Ampolla en la planta del pie al caminar

Aunque a menudo pensamos en las ampollas en los pies, estas dolorosas irritaciones de la piel pueden producirse en cualquier parte del cuerpo en la que las partes del mismo se rocen entre sí o con la ropa. Para prevenir las rozaduras que pueden provocar ampollas, los dermatólogos recomiendan seguir estos consejos.

Aunque a menudo pensamos en las ampollas en los pies, estas dolorosas irritaciones de la piel pueden producirse en cualquier parte del cuerpo donde las partes del cuerpo se rozan o se rozan con la ropa. Afortunadamente, las ampollas pueden prevenirse evitando las rozaduras. Para detenerlas antes de que aparezcan, preste atención a su piel y tome precauciones si sabe que va a realizar muchas caminatas, carreras u otro tipo de actividad física.Para prevenir las rozaduras que pueden provocar ampollas, los dermatólogos recomiendan los siguientes consejos:Si le sale una ampolla, sea paciente y trate de dejarla en paz. La mayoría de las ampollas se curan solas en una o dos semanas. No reanude la actividad que le causó la ampolla hasta que se haya curado.Para tratar una ampolla, los dermatólogos recomiendan lo siguiente:Mientras se cura la ampolla, esté atento a los signos de una infección. Si nota enrojecimiento, pus o un aumento del dolor o la hinchazón, pida cita con su médico o con un dermatólogo certificado.

Remedios caseros para las ampollas en los pies

El aloe vera, la vaselina, el vinagre de sidra de manzana y un vendaje hidrocoloide adecuado son sólo algunas opciones de tratamiento de las ampollas en los pies que pueden ayudar a aliviar y acelerar el proceso de curación de las mismas.

Quien haya dicho que prefiere tener una ampolla que una hermana pequeña, obviamente nunca ha tenido una ampolla. Lidiar con una versión más joven y molesta de uno mismo es mucho más fácil que lidiar con un doloroso saco lleno de líquido en el pie, ¿verdad? Tal vez no, pero en el momento en que tienes una ampolla, seguro que lo parece. Por suerte, hay varios remedios caseros que no sólo alivian el dolor causado por las ampollas, sino que también aceleran su proceso de curación de las ampollas en los pies para que puedas volver a estar libre de ampollas en poco tiempo.  Tratamiento para ampollas #1: Aloe VeraEl aloe vera es un antiinflamatorio natural y calmante que ayuda a reducir el enrojecimiento, la hinchazón y el dolor que causan las ampollas. También es muy hidratante, lo que ayuda a que la piel irritada se cure más rápido.

Con suerte, ahora podrás curar las ampollas que ya tienes y prevenir la aparición de futuras llagas. Sin embargo, no estamos seguros de si alguno de los métodos anteriores es útil para tratar a las hermanitas. Ese es un problema que tendrás que soportar por tu cuenta…

Cómo prevenir las ampollas en los pies

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Cómo eliminar las ampollas sin reventarlas

Una ampolla o vesícula del pie es un saco lleno de líquido que se forma bajo la piel del pie cuando se somete a una presión o fricción excesiva. (1) La acumulación de líquido provoca enrojecimiento, hinchazón y dolor en la zona afectada y hace que la lesión se salga de la superficie.

Estas vesículas suelen ser pequeñas, con un diámetro inferior a 1 mm, pero pueden ser mayores. Las más pequeñas se conocen como vesículas, mientras que las más grandes se denominan bullas. En este artículo se explica cómo puede tratar estas ampollas en casa y evitar que se formen.

No te arranques ni retires el colgajo de piel que cubre la ampolla, que actúa como un escudo contra los irritantes externos, la suciedad y los gérmenes. Lo único que debes hacer es acariciar suavemente el exceso de piel suelta para alisarla.

Evita los productos irritantes, como los jabones y los detergentes, que contienen sustancias químicas fuertes que pueden agravar la piel con ampollas. En su lugar, utiliza limpiadores suaves y sin perfume para lavar tus pies hasta que la ampolla se cure.

Utiliza un calzado bien ajustado que no te roce la piel ni te apriete los dedos. Si el ajuste es flojo, el hueco entre el zapato y el pie provocará fricción. Si el ajuste es demasiado estrecho, los bordes del zapato desgarrarán tu piel.