Trastornos del sueño en la infancia

Trastornos del sueño en la infancia

Lista de trastornos del sueño

Un equipo de investigación del Hospital Infantil C.S. Mott de la Universidad de Michigan y de Michigan Medicine está estudiando a los bebés con mayor riesgo de sufrir trastornos del sueño, incluidos los que padecen enfermedades crónicas. La última investigación del equipo se centra en los recién nacidos con espina bífida, que es el defecto congénito con discapacidad permanente más común en los Estados Unidos.

Los 20 bebés del estudio tenían mielomeningocele, la forma más grave de espina bífida, y a cada uno se le diagnosticó un trastorno de la respiración durante el sueño (SDB, por sus siglas en inglés) justo después de nacer, según los resultados del equipo publicados en la revista Journal of Pediatrics. Los trastornos respiratorios del sueño, que incluyen afecciones como la apnea del sueño, pueden impedir que los niños tengan un sueño saludable, fundamental para su crecimiento, aprendizaje y comportamiento.

«En nuestro pequeño estudio de recién nacidos con la forma más grave de espina bífida, todos los bebés presentaban trastornos respiratorios del sueño en los primeros días de vida. Esto significa que podemos tener oportunidades tempranas e importantes para proporcionar intervenciones de sueño que pueden tener un impacto real en la salud general de estos niños y su desarrollo.»

Test de trastornos del sueño infantil

Los trastornos del sueño en los bebés y los niños son comunes y a menudo tienen un origen conductual. Los problemas incluyen dificultades para conciliar el sueño y/o mantenerlo. La anamnesis debe centrarse en la rutina a la hora de acostarse, la coherencia del enfoque del cuidador para el asentamiento, las señales de sueño y la exclusión de problemas médicos como la atopia y la apnea obstructiva del sueño. El tratamiento incluye la determinación de los objetivos de los padres, asegurándose de que son realistas y ofreciendo a los padres una selección de estrategias basadas en la evidencia, adaptadas a las necesidades y la capacidad de la familia. La consulta se complementa con diarios de sueño y materiales educativos para los padres procedentes de sitios web basados en la evidencia.

Trastornos del sueño en niños pequeños con autismo

Todos los niños tienen ocasionalmente problemas para conciliar el sueño o permanecer dormidos. A menudo puede solucionarlo asegurándose de que tienen una buena rutina para dormir y un buen entorno de sueño, con una alimentación saludable, o asegurándose de que hacen suficiente actividad física. Es posible que tenga que ajustar sus expectativas sobre lo que es normal para su hijo.

El insomnio en los niños no suele ser un problema grave. Sin embargo, puede causar dificultades al niño si está cansado e irritable al día siguiente. Para los padres, el insomnio puede causar problemas si su hijo se levanta mucho por la noche.

Asegúrese de que su hijo se siente seguro por la noche y compruebe que no hay demasiado ruido ni luz en su habitación (aunque debe recibir mucha luz natural durante el día). Evita cualquier bebida que contenga cafeína.

Algunos niños sólo tienen episodios leves y pueden sentarse en la cama, mientras que otros se levantan de la cama, suben y bajan las escaleras o incluso intentan salir de casa. Otros niños pueden intentar comer, beber o ir al baño mientras duermen.

Los niños que padecen terrores nocturnos suelen despertarse en las primeras horas de haberse dormido y gritar o gritar. El terror puede durar varios minutos, o a veces hasta media hora o más. Por lo general, los ojos del niño están muy abiertos, pero con la mirada fija y sin concentrarse. Los terrores nocturnos pueden asustar a los padres, pero son inofensivos para el niño y forman parte normal del sueño.

¿tiene mi hijo un trastorno del sueño?

El sueño es uno de los temas que más se tratan en las visitas de control del niño.1 Es importante que los médicos de atención primaria estén familiarizados con los patrones de sueño normales de la infancia y con los trastornos del sueño más comunes. Los estudios epidemiológicos indican que hasta el 50% de los niños experimentan un problema de sueño,2-4 y alrededor del 4% tienen un diagnóstico formal de trastorno del sueño.5 Ampliar

Desarrollo del ciclo de sueño-vigiliaFigura 1.Generalización de los patrones del ciclo de sueño-vigilia en diferentes etapas durante el desarrollo del patrón de sueño. Los recién nacidos tienen un patrón de sueño-vigilia fragmentado sin una consolidación significativa del sueño. Con el tiempo, las siestas diurnas disminuyen y se produce la consolidación del sueño nocturno.Desarrollo del ciclo de sueño-vigiliaFigura 1.Generalización de los patrones del ciclo de sueño-vigilia en diferentes etapas durante el desarrollo del patrón de sueño. Los recién nacidos tienen un patrón de sueño-vigilia fragmentado sin una consolidación significativa del sueño. Con el tiempo, las siestas diurnas disminuyen y se produce la consolidación del sueño nocturno.La gran variación en el comportamiento del sueño entre los niños puede ser secundaria a las diferencias culturales o genéticas; sin embargo, existen algunas tendencias generales (Tabla 1).10,11 En última instancia, conocer las etapas normales del desarrollo del sueño ayudará a diferenciar entre el sueño normal y los trastornos comunes del sueño, como la apnea obstructiva del sueño (AOS), las parasomnias, el insomnio conductual de la infancia, el trastorno de la fase de sueño retardado y el síndrome de las piernas inquietas. Estos trastornos se resumen en la Tabla 2.7,12-50 Ampliar