Trompa de eustaquio obstruida sintomas

Trompa de eustaquio obstruida sintomas

Trompa de eustaquio obstruida barrida con el dedo

Los problemas de la trompa de Eustaquio suelen estar asociados a las infecciones de oído. De hecho, si no tiene problemas de infecciones de oído, es posible que nunca haya oído hablar de la trompa de Eustaquio. Sin embargo, si tienes infecciones de oído, estarás familiarizado con la frase. La trompa de Eustaquio puede bloquearse por diversas razones. Esta trompa ventila el espacio del oído medio y garantiza que la presión se mantenga normal en la zona. También drena las secreciones que se encuentran en el espacio del oído medio. Se puede entender por qué una obstrucción de ese tubo sería un problema para la función del oído. Cuando la función está bloqueada, los sonidos se amortiguan y el oído se siente lleno.

La causa más común de una obstrucción es el resfriado común o una infección respiratoria superior. Las infecciones de los senos paranasales y las alergias también pueden hacer que se inflame el tejido del revestimiento del tubo. La congestión nasal conduce a la congestión de los oídos. Los niños sufren estas obstrucciones con más frecuencia porque sus trompas son más estrechas y horizontales. Algunos adultos tienen trompas de Eustaquio más pequeñas y eso puede provocar más problemas de obstrucción. El tabaquismo también se asocia a dañar la trompa de Eustaquio en la zona posterior de la nariz, lo que puede provocar más obstrucciones.

Cómo curé mi disfunción de la trompa de eustaquio

Esta trompa contiene una válvula que se abre y se cierra. Una apertura inadecuada de esta trompa puede causar una acumulación de líquido en los oídos, lo que puede provocar una sensación de dolor y presión en el oído. Una trompa demasiado abierta también puede causar una sensación persistente de presión, así como oír sonidos inusuales, como la propia respiración o la propia voz en voz demasiado alta. Los trastornos de la trompa de Eustaquio son frecuentes y una de las principales causas de las infecciones de oído (otitis media).

La disfunción de la trompa de Eustaquio es un trastorno de la válvula de la trompa de Eustaquio que hace que ésta permanezca abierta. Cuando esta válvula permanece abierta, el sonido puede pasar de la cavidad nasal-sinusal a los oídos, lo que permite oír la propia voz o la propia respiración demasiado fuerte, o incluso el sonido del bombeo de la sangre. La disfunción de la trompa de Eustaquio patológica también puede alternarse con la disfunción de la trompa de Eustaquio obstructiva.

Su médico puede utilizar diversas técnicas para diagnosticar la disfunción patológica de la trompa de Eustaquio mientras observa el tímpano (membrana timpánica). Su médico puede pedirle que respire profundamente y trague para ver cómo responde el tímpano. Su médico también puede medir la presión dentro de su oído utilizando herramientas especializadas.

Cómo se eliminan las trompas de eustaquio obstruidas

Normalmente, al bostezar, masticar, estornudar o tragar, las trompas de Eustaquio -pequeños conductos que discurren entre el oído medio y la parte superior de la garganta- se abren para evitar que se acumule presión y líquido. Si la trompa de Eustaquio está obstruida -también conocida como disfunción de la trompa de Eustaquio-, los oídos pueden estar llenos o doler, y la audición puede parecer amortiguada.2

Si las trompas de Eustaquio se inflaman, normalmente a causa de una enfermedad o una alergia, puede acumularse mucosidad o líquido.3 Este drenaje inadecuado provoca la presión, la sensación de plenitud, el dolor y/o los cambios auditivos que caracterizan esta afección.

Los resfriados, las gripes, las infecciones de los senos paranasales o las alergias pueden provocar la inflamación de la trompa de Eustaquio en uno o ambos oídos, impidiendo el correcto drenaje de la mucosidad y provocando los síntomas. Los cambios de altitud también pueden causar problemas en las trompas de Eustaquio o agravar la inflamación existente. Actividades como el senderismo, volar en avión o incluso subir a un ascensor pueden provocar síntomas.3

Las personas que fuman corren un mayor riesgo porque el tabaco daña los cilios, pequeños pelos que recubren el oído medio y ayudan a barrer la mucosidad hacia la garganta. Las personas obesas también corren un mayor riesgo porque pueden formarse depósitos de grasa alrededor de las trompas de Eustaquio, lo que provoca una disfunción.

Trompas de eustaquio

La disfunción de las trompas de Eustaquio es una afección que puede provocar una presión crónica en los oídos y dolor o molestias con los cambios barométricos.(1) Normalmente, cuando bosteza, mastica, estornuda o traga, las trompas de Eustaquio -pequeños conductos que discurren entre el oído medio y la parte superior de la garganta- se abren para evitar que se acumule presión y líquido. Si la trompa de Eustaquio está obstruida -también conocida como disfunción de la trompa de Eustaquio-, los oídos pueden estar llenos o doler, y la audición puede parecer amortiguada.(2)

Si las trompas de Eustaquio se inflaman, normalmente a causa de una enfermedad o una alergia, puede acumularse mucosidad o líquido(3). Este drenaje inadecuado provoca la presión, la plenitud, el dolor y/o los cambios auditivos que caracterizan a esta afección.

Los resfriados, las gripes, las infecciones de los senos paranasales o las alergias pueden hacer que la trompa de Eustaquio de uno o ambos oídos se inflame, impidiendo el correcto drenaje de la mucosidad y provocando los síntomas. Los cambios de altitud también pueden causar problemas en las trompas de Eustaquio o agravar la inflamación existente. Actividades como el senderismo, volar en avión o incluso subir a un ascensor pueden provocar síntomas.(3)