La leche sin lactosa estriñe

La leche sin lactosa estriñe

La leche de vaca puede provocar estreñimiento en los adultos

La leche que la mayoría de nosotros compramos se considera un alimento procesado debido a los procesos a los que se somete antes de llegar a los estantes. Puede contener antibióticos y hormonas procedentes de las vacas de las que procede, y casi siempre se pasteuriza para eliminar las bacterias transmitidas por la leche. Sin embargo, el proceso de pasteurización también elimina valiosas enzimas que nos ayudan a digerir la leche, así como otras vitaminas y minerales importantes. Además, a diferencia de los métodos tradicionales de cría, las técnicas de cría intensiva han llevado a alimentar a las vacas con cereales en lugar de con hierba. Esto puede causar más problemas digestivos y provocar estreñimiento, sobre todo en las personas sensibles a los cereales.

Muchos profesionales de la salud consideran que los lácteos forman mucosidad en el cuerpo, y por esta razón puede ser útil evitar los productos lácteos si se sufre un resfriado o la fiebre del heno y se intenta aliviar el goteo nasal. En la Medicina Tradicional China, la leche y otros productos lácteos se consideran alimentos que inducen a la humedad (alimentos que pueden hacer que nuestros sistemas internos se vuelvan lentos), lo que también puede explicar en cierta medida por qué pueden causar estreñimiento y problemas digestivos. Según la Medicina Tradicional China, al meridiano del bazo (el sistema digestivo) no le gustan los alimentos fríos o los llamados húmedos, siendo los helados un claro ejemplo.

La leche provoca estreñimiento

La intolerancia a la lactosa es un trastorno digestivo muy común que afecta a un 65% de la población mundial. Este trastorno se produce cuando el organismo no es capaz de producir una cantidad suficiente de una enzima llamada lactasa, que es esencial para descomponer y digerir el azúcar del cuerpo llamado lactosa. Dado que este trastorno suele ser más incómodo que perjudicial, la mayoría de los casos no son diagnosticados por los profesionales. No obstante, hay algunos signos que pueden ayudarle a determinar si debe limitar su consumo de lácteos. Si experimentas estos síntomas, es posible que tengas que eliminar la lactosa.

Experimentas hinchazón, gases, dolor de estómago o diarrea después de consumir productos lácteosLos síntomas más comunes de la intolerancia a los lácteos son el dolor abdominal, los gases, la hinchazón o la diarrea, que suelen comenzar entre 30 minutos y dos horas después de comer o beber alimentos que contienen lactosa, según la Clínica Mayo. Estos síntomas se producen porque el organismo es incapaz de digerir completamente la lactosa, lo que provoca una acumulación de gases en el colon, según una investigación del Departamento de Gastroenterología del Guy’s and St Thomas’ NHS Foundation Trust de Londres.Te vuelves estreñido después de consumir lactosaComer alimentos que contienen lactosa puede afectar a todo el organismo si no puedes digerirla correctamente. Aunque los síntomas más comunes de los intolerantes a la lactosa son la diarrea, la hinchazón y los gases, el estreñimiento también es una posibilidad.

La leche provoca estreñimiento en los niños pequeños

La leche que la mayoría de nosotros compramos se considera un alimento procesado debido a los procesos a los que se somete antes de llegar a los estantes. Puede contener antibióticos y hormonas procedentes de las vacas de las que procede, y casi siempre se pasteuriza para eliminar las bacterias transmitidas por la leche. Sin embargo, el proceso de pasteurización también elimina valiosas enzimas que nos ayudan a digerir la leche, así como otras vitaminas y minerales importantes. Además, a diferencia de los métodos tradicionales de cría, las técnicas de cría intensiva han llevado a alimentar a las vacas con cereales en lugar de con hierba. Esto puede causar más problemas digestivos y provocar estreñimiento, sobre todo en las personas sensibles a los cereales.

Muchos profesionales de la salud consideran que los lácteos forman mucosidad en el cuerpo, y por esta razón puede ser útil evitar los productos lácteos si se sufre un resfriado o la fiebre del heno y se intenta aliviar el goteo nasal. En la Medicina Tradicional China, la leche y otros productos lácteos se consideran alimentos que inducen a la humedad (alimentos que pueden hacer que nuestros sistemas internos se vuelvan lentos), lo que también puede explicar en cierta medida por qué pueden causar estreñimiento y problemas digestivos. Según la Medicina Tradicional China, al meridiano del bazo (el sistema digestivo) no le gustan los alimentos fríos o los llamados húmedos, siendo los helados un claro ejemplo.

¿puede la leche sin lactosa provocar estreñimiento en los bebés?

ResumenObjetivos:Investigar si la eliminación de la lactosa de la leche retrasa la función intestinal en mujeres tolerantes a la lactosa. También se examinó en qué medida la evaluación subjetiva de las participantes sobre la consistencia de las heces según la escala de forma de las heces de Bristol se correlacionaba con los valores obtenidos mediante el análisis de la materia seca y la penetrometría.Sujetos y métodos:Un ensayo cruzado aleatorio a doble ciego. Treinta y tres mujeres tolerantes a la lactosa consumieron, en orden aleatorio, 800 ml de leche sin lactosa u ordinaria al día durante 2 semanas, con su comida principal, pero por lo demás siguieron una dieta sin lactosa. Los sujetos estimaron la consistencia de las heces según la Escala de Forma de las Heces de Bristol, registraron la frecuencia de las heces y los síntomas gastrointestinales y recogieron muestras de heces.Resultados:La ingesta media de lactosa fue de 3,5 y 38,4 g/día durante los periodos sin lactosa y con leche ordinaria, respectivamente. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre los periodos sin lactosa y con leche normal en cuanto a la frecuencia de las deposiciones, los síntomas gastrointestinales, la dureza de las heces o la materia seca fecal. El pH fecal fue más bajo durante el periodo de leche sin lactosa que en el periodo de leche ordinaria. La estimación subjetiva de la dureza de las heces se correlacionó bien con los valores obtenidos mediante el análisis de la materia seca y la penetrometría.Conclusiones:La leche sin lactosa no retrasa la función intestinal en las mujeres tolerantes a la lactosa. La escala de forma de las heces de Bristol es un método útil para evaluar la dureza de las heces.